Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 septiembre 2010

Flash en Linux: 4 alternativas

En Muy Linux se publica un artículo sobre 4 alternativas para reemplazar a Flash en Linux, es un interesante análisis de lo que hay y de lo que podría venir.

Leer más

Read Full Post »

Fuente: Barrapunto

La comunidad de desarrolladores independientes de OpenOffice.org (se entiende que independientes de Oracle, claro) anuncia hoy que, tras diez años de trabajar con Sun como socio fundador y principal financiador del desarrollo, se inicia una nueva etapa bajo el nombre de “The Document Foundation“. Oracle está invitada a participar y a donar la marca OpenOffice.org, pero por si esto último no sucede ya han escogido la marca “LibreOffice” para distribuir el código (por ahora el enlace a libreoffice.org redirige a documentfoundation.org). Actualización: h-online publica un largo artículo explicando muy bien el origen de la Fundación y el por qué de su creación en este momento.
Visto desde fuera, esto parece un fork en toda regla, una especie de ataque preventivo antes de que al proyecto le pase lo que a Java y a Open Solaris. Visto desde dentro, no sé, pero sí que sé que en la nota de prensa, además de citar a desarrolladores del proyecto, también tienen declaraciones de gente de Google, Novell, RedHat, Ubuntu, la FSF y la OSI.Más información en su sitio web, en twitter, en identi.ca y en sus listas de correo (anuncios, discusión). Y si quieres ayudar con el desarrollo, tienen una guía para desarrolladores. Buena suerte!

Read Full Post »

Fuente: Espacio Linux

Python Entre Todos (PET) es una nueva revista que ha iniciado la comunidad Python Argentina que después de un largo proceso de organización ha dado como resultado el primer número con un claro enfoque de difundir y compartir conocimiento en torno de este lenguaje.

Python es un lenguaje de programación con una licencia de software libre compatible con la popular GNU GPL.

Desde la lista de la comunidad PyAr (Python Argentina) comenzó la idea sobre la creación de una revista sobre Python, lo que origino un cumulo de opiniones que ha dado como resultado el nombre de la revista y el inicio de la misma con el número 1, en donde se da a conocer como ha surgido y la historia detrás de la comunidad que la está impulsando.

En este número podemos encontrar temas como:

  • from gc import commonsense – Finish Him!
  • Concurrencia Indolora: el módulo processing.
  • Introducción a Unit Testing con Python.
  • Taint Mode en Python.
  • Dinamismo Aplicado.
  • Decorando código (Parte 1).
  • Web2Py para todos.
  • Desafío Python.

El contenido completo del número 1 puede ser visualizado directamente desde la Web en un sola página, con la opción de publicar comentarios:

http://revista.python.org.ar/1/html/revista.html

Así también está disponible para descargar en PDF en varias versiones ya sea para imprimir o visualizar en pantalla:

pdf.gifDescargar Python Entre Todos número 1 – A4 apaisado, 2 columnas
Fácil de imprimir, bueno para ver en pantallas anchas, 36 páginas
7,2 MiB

pdf.gifDescargar Python Entre Todos número 1 – A5 vertical
Bueno para ver en pantallas “cuadradas”, 73 páginas
7,3 MiB

pdf.gifDescargar Python Entre Todos número 1 – Booklet A4/A5
Imposible de leer en pantalla. Esta versión está pensada para imprimir doble faz en hojas A4, doblar las hojas por la mitad y abrochar al medio, produciendo un librito tamaño A5.
7,3 MiB

Para otras versiones, por ejemplo, en blanco y negro se puede acceder a la pagina de descargas del número 1.

Portada Python Entre Todos número 1Portada Python Entre Todos número 1


Enlaces de interés:

Página oficial de la revista PET | revista.python.org.ar
Página oficial de la comunidad PyAr | python.org.ar/pyar/

Read Full Post »

Fuente: MuyLinux

Vía OMG! Ubuntu!, nos enteramos de la existencia de LinApp, un sitio que busca reunir en un solo lugar todo el Software Comercial que existe para Linux, desde aplicaciones profesionales hasta juegos.

La iniciativa pretende crear un amplio catalogo de programas comerciales para Linux, las cuales quizás hayan existido desde siempre, pero que tal vez desconozcamos. Uno de los colaboradores del sitio (y que comunicó la existencia del proyecto) destaca lo siguiente:

“Uno de los problemas que tuvimos fue encontrar aplicaciones profesionales (comerciales) para Linux. No me malinterpreten. Hay un montón de aplicaciones gratuitas de aspecto profesional pero a veces sólo necesitamos más. Encontrar esas aplicaciones es realmente difícil, ya que eran pocos, casi ninguno, los sitios web que lista las aplicaciones comerciales para Linux. Así que hemos decidido crear página web que promuevan las aplicaciones comerciales de Linux, así que hicimos lin-app.com.

Nuestro lema: Más aplicaciones Linux = Más usuarios de Linux = Aún más aplicaciones Linux = Mejor soporte para Linux.”

Si bien hasta ahora las aplicaciones libres y gratis de las que hablamos frecuentemente satisfacen bastante bien nuestras necesidades, considero importante que haya más alternativas y en este punto concuerdo con el razonamiento que plantea Marko, ya que a veces la “falta de alternativas” de software se convierte en un factor importante para la “falta de adopción” de Linux por parte de algunas personas.

Así que si necesitas una mayor variedad de programas, aun no encuentras una aplicación entre las ofertas gratuitas o solo deseas explorar nuevas alternativas por parte del software comercial, ¡ya sabes donde buscar!

El sitio cuenta en este momento con más de 100 aplicaciones que están distribuidas por toda la red, y por cada una de ellas nos presentan una imagen, una breve descripción, el tamaño del archivo, el precio y un link hacia la página oficial del producto y de su respectiva empresa, donde finalmente puedes conseguir la aplicación.

Me parece bastante interesante esta iniciativa, ya que uno difícilmente se toparía (o buscaría siquiera) aplicaciones comerciales para nuestro sistema que, sin embargo, con esfuerzo han portado algunas empresas para que funcionen nativamente en Linux.

Read Full Post »

Fuente: Barrapunto

JavaScript es ese lenguaje que no es Java y que al principio parecía de juguete, sólo útil para manipular elementos en páginas web. Sin embargo, en los últimos años ha pasado a ser para algunos “el lenguaje del futuro“, tanto en el servidor y en el escritorio). Otros lo llaman “el nuevo código de máquina“, por la cantidad de lenguajes y proyectos que usan otro lenguaje y compilan a JavaScript, como el GWT de Google, que usa Java y el proyecto Pyjamas, que usa Python. Un lenguaje nuevo que sigue esta tendencia de usar JavaScript como objetivo de su compilación es CoffeeScript, que su autor Jeremy Ashkenas define como una forma mejor de escribir la semántica de las partes buenas de JavaScript con una sintaxis más cómoda, inspirada en Python, una semántica refinada (todo es una expresión que devuelve un valor, no hay statements o sentencias) y la adición de elementos útiles como las comprensiones. InfoQ le dedica un artículo titulado, como no, “CoffeeScript, JavaScript the Good Parts“, y también se puede ver un video de la presentación de Jeremy en jsConf 2010: “A Cup of CoffeeScript“. Se me olvidaba antes poner que lo he leído via Hacker News.

Read Full Post »

Fuente: Barrapunto

Un tribunal de apelaciones argentino ha resuelto que los buscadores Google y Yahoo no son responsables de contenidos generados por terceros e incluídos en sus índices. La Virginia Da Cunha los había acusado de violar su intimidad y las leyes de derechos de autor del país al utilizar su imagen, que aparece vinculada a sitios con contenido sexual. La sentencia ahora revocada hacía responsables a Google y a Yahoo de difamación al enlazar a estos contenidos. El responsable de Google dice en su nota de prensa: “creemos que la adopción de criterios de limitación de responsabilidad aceptados internacionalmente es un gran avance en pos de la seguridad jurídica”. La noticia de redusers termina enlazando a la noticia de Arstechnica: «los problemas de Google y Yahoo! están lejos de haber terminado. Según el New York Times, hay por lo menos 130 casos más que se remontan a 2006 en el que alguien quiere que su información personal sea retirada de los motores de búsqueda.
Una nota al pie: los editores no podemos seguir las noticias de todos los países de habla hispana: si quieres que tu país esté mejor cubierto, puedes ayudarnos mandándonos tus sugerencias de noticias.

Read Full Post »

Fuente: Martin Olivera

En los últimos días ha tomado relevancia en Argentina la idea del Software Público, proyecto nacido hace unos años en Brasil y luego internacionalizado, cuya adhesión ha firmado recientemente Argentina junto a otros 13 países latinoamericanos, a través del Jefe de Gabinete Aníbal Fernandez (@fernandezanibal en twitter) y a su vez mencionado el tema del Software Libre en una videoentrevista en su blog, tomando el tema un vuelo político inusitado con la convocatoria a una Mesa Federal del Software Libre/Público por parte del PJ Digital, convocatoria a la cual tuve el honor y el placer de asistir el pasado viernes.

Sobre el Software Publico

Más allá del original brasileño www.softwarepublico.gov.br y su historia; más allá de la forma que tome su adopción aún no explicitada, en Argentina; más allá de las diferencias coyunturales con el movimiento del Software Libre, que debate sobre si aquella denominación es o no la adecuada (pienso que muchas veces hay reticencias por ambos lados siguiendo la lógica de “el que domina, denomina” y su pseudo-corolario “el que denomina, domina” como dice Pisani en la nota sobre el genocidio de Hiroshima), está bueno fortalecer y repensar – como comentó en ese encuentro Ariel Vercelli de la asociación Bienes Comunes y lider de Creative Commons en Argentina – el sentido de lo Público, y que desarrolla más en su blog.

Si asimilamos a ‘lo Público’, lo de todos y todas, la Cosa Pública (Res Publica), a otros derechos como la Educación Pública o la Salud Pública, el concepto de Software Público puede tornarse incluso superador y constructivo. Del mismo modo que el Estado se hace cargo y sostiene las escuelas y maestros, los hospitales, médicos y enfermeras, para garantizar los derechos de educación y salud para toda la población, de manera igualitaria y abarcativa, pensemos en un Software Público donde los dineros del Estado se aplican de la mejor manera para garantizar los derechos de la población. Y no creo que el Estado tenga que gastar más que ahora para esto, si tan solo el software que desarrolla internamente, o el que contrata a terceros, o el que compra para sus actividades, contara con las particularidades del Software Libre (poder usarse, copiarse, modificarse y distribuirse libremente para tod@s, legalmente y sin costos adicionales), la ecuación económica de ahorro, independencia, interoperabilidad, innovación y desarrollo, no podría ser más favorable.

Por cierto he escuchado otras definiciones “sui-generis” de Software Público, que nada se parecen a esto, por ejemplo que “es software hecho por el estado para compartir entre organismos del estado” (como si la salud pública fuera solamente para tratar las enfermedades de los empleados estatales… ) pero apuesto a que la construcción colaborativa del concepto correcto de Software Público, se sustentará en los documentos del proyecto de Software Público Internacional que son claros al respecto, y respetará las premisas de que se pueda usar, copiar, modificar y distribuir por y para todos. Así, cuando concordemos y reconozcamos que el Software Público tiene cuatro patas, una cola y ladra, pues, entonces será un perro con software libre ;)

Sobre el Software Libre

Tampoco hay que temer hablar de Software Libre; posiblemente sea por desconocimiento, pero al evitar la palabra Libertad se reniega de la lucha y la militancia de décadas en nuestro movimiento, y es entonces razonable que surjan incertidumbres, inquietudes y desconfianzas en nuestras filas a la hora de consolidar un espacio de encuentro y construcción colaborativa. Y estas desconfianzas se abonan en que no es la primera vez que se nos convoca para construir con el Estado un ámbito de cooperación, con diversos resultados, mayormente frustrantes por diferir en objetivos y en procedimientos.

Reconocemos que en el movimiento de Software Libre hay muchas voces disruptivas, precisamente por lo ecléctico, y siempre pero siempre es difícil de “encuadrar” o encolumnar a todos tras una misma bandera; es importante saberlo e identificarlo como una característica propia del anarquismo auto-organizado que nos conforma como movimiento socio-técnico, previendo discordancias que pueden desatarse en los vaivenes por venir. Pero aunque la diversidad del movimiento pueda mostrarlo incoherente en apariencia, hay un conjunto suficiente de acuerdos básicos en los que concordamos todos los defendemos el SL, y es también un movimiento constructivo que lo demuestra fabricando sus propias herramientas y vigilando todo el tiempo que los proyectos no se alejen de la libertad para todos los usuarios; un movimiento sin dudas político, pero con su propia dinámica y reglas, que ayudaremos a comunicar lo más eficazmente que podamos, con la expectativa de que el Software Público y Libre sea un éxito en Argentina, y un ejemplo para otros países de la región, un esfuerzo colaborativo entre el mundo de la política y el del software libre.

Sobre la gratuidad del software y el valor del trabajo

La gratuidad no es una condición para el Software Libre, incluso hay quienes refuerzan la idea de “libre pero no gratuito” puesto que el producto puede ser gratuito pero no el trabajo necesario para producirlo. Además, cuando el discurso pone sólo el foco en que el software libre “sale gratis” sentimos que se minimizan otros valores, los más importantes: la soberanía tecnológica, la apropiación social, la innovación y el desarrollo local, la igualdad para todos, y en definitiva, la libertad.

Hecha esta aclaración, debo decir que a muchos trabajadores del software libre nos gusta que el software producido sea gratuito. Estamos orgullosos de que el producto de nuestro esfuerzo – el código fuente, como en la educacion es el aprendizaje del alumno, y en la salud la curación del enfermo – sea gratuito e igualmente accesible para todos. En definitiva la libertad de distribuir copias que tiene todo usuario de Software Libre, ayuda a que la mayoría del buen Software Libre sea también gratuito.

El riesgo en este punto es que algunos se apresuren y pretendan que la gente trabaje gratis, como cuando un ministro de educación nos pidió que organizaramos una red de voluntarios en todo el país para enseñar GNU/Linux en las escuelas, o en otro proyecto que hace algunos años me hicieron ver donde se proponía una migración de una enormidad de máquinas con un presupuesto de $0 (cero pesos) asumiendo que la comunidad iba a colaborar – colaboración que celebro que suceda, pero que no se puede presuponer como condición en ningún proyecto serio.

Conclusiones

Si el opuesto del Software Libre es el Privativo, y el antónimo de Público es Privado, no pueden ser distancias irreconciliables…

Este momento puede ser un punto de inflexión, celebro que el Software Público haya despertado el interés del gobierno argentino al más alto nivel, y lo que considero mucho más importante, también el apoyo de agrupaciones políticas en el movimiento que lo sustenta – el peronismo – sintonizándose así el impulso al Software Público/Libre con otras tendencias de apropiación social de la cultura y la tecnología que este gobierno nos ha demostrado, como la recuperación de la televisión pública, la liberación del fútbol para todos, el enorme proyecto de la televisión digital abierta y gratuita con un activo despliegue de tecnología impulsado por la compra de conversores-receptores con Software Libre Ginga – dicho sea de paso, Ginga es un proyecto enmarcado en el Software Público Brasileño – y la inclusión cultural que representa entregarlos gratuitamente a los sectores más desprotegidos, y el naciente Plan Conectar Igualdad – que más me gustaría que fuera Conectar Libertad ;)… En este momento, decía, me siento comprometido con la convocatoria de la Mesa Federal de Software Público/Libre/Cómo-Se-Llame, para aportar mi granito de arena, o como decimos en el SL, mis dos centavos.

Y porque descreo de los intelectuales y filósofos que analizan desde afuera la sociedad sin comprometerse, o de los periodistas “independientes” cuya opinión depende de quién le paga, y como no creo en la neutralidad de la tecnología, no quiero ser otro técnico/tecnólogo que sólo le venda al mejor postor sus horas de trabajo, sino que prefiero construir desde mi conocimiento y experiencia, en sintonía con un proyecto político inclusivo, de desarrollo nacional y en ciertos aspectos, revolucionario. Por eso, me enorgullezco de participar en este encuentro del movimiento del software libre con el movimiento justicialista, que en Argentina se ha dado en llamar Software Público, con la esperanza de aportar en un movimiento social abarcativo que mejore la vida del pueblo, demostrando en la práctica que “otro mundo es posible: haciéndolo”.

escrito por olix

Read Full Post »

Older Posts »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 102 seguidores