Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘General’ Category

Ayer a mediodía se inauguraron las 43º JAIIO (Jornadas Argentinas de Informática), bajo la consigna “en la senda de Sadosky”, en el Aula Magna de la Universidad de Palermo, contando con la presencia de la presidente de SADIO, Rosita Wachenchauzer, los coordinadores generales Flavia Bonomo y Uriel Cukierman, y el Ing. Esteban Di Tada, quién dictó una conferencia sobre “La Investigación Operativa y la Inteligencia Computacional”.

Las JAIIO están co-organizadas por SADIO, la UP y FCEN-UBA, se extenderán entre el 1 y el 5 de septiembre en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Palermo, Mario Bravo 1050, C.A.B.A.

En mi caso particular, asistiré a los simposios SIE (Simposio Argentino de Informática en el Estado) del miércoles 3 al viernes 5 y STS (Simposio Argentino sobre Tecnología y Sociedad) del jueves 4 al viernes 5).

Pueden descargar aquí el programa completo de las JAIIO (PDF).

 

 

Read Full Post »

Fuente: La Nacion

El servicio nació en 2004 en Inglaterra; los primeros mapas se hicieron con una bicicleta y un GPS; hoy tiene 1,7 millones de usuarios que aportan su información para crear los mapas.

El proyecto de mapas colaborativos OpenStreetMap cumplió diez años el sábado último. Fue un 9 de agosto, pero de 2004, cuando Steve Coast puso en marcha el proyecto para crear mapas digitales gratis, apelando a la colaboración de voluntarios de todo el mundo.

Nació en Inglaterra con una bicicleta y un GPS para para ir marcando el trazado de las calles; Coast buscaba una alternativa de libre acceso a los mapas oficiales de su país (y mucho antes de que el acceso a los mapas por la Web y los smartphones fuera algo sencillo). Google Maps fue presentado en 2005; Nokia compró Navteq en 2007.

OpenStreeMap tiene hoy 1,7 millones de usuarios registrados, con 3000 miembros editando los mapas cada día, que a diferencia de otros sistemas cartográficos (como los de Nokia, Google, TomTom, etcétera) se ofrecen sin costo y con una licencia abierta que permite su reutilización tanto por la comunidad para proyectos propios como en servicios comerciales.

Foursquare, Moovit, Flickr y la Wikipedia, entre otros servicios, usan OpenStreetMap en combinación con otras fuentes cartográficas.

Una herramienta online permite comparar los mapas de 2007 con los actuales; en el caso de nuestro país, la diferencia es enorme; en 2007 no había casi información registrada.

En la Argentina, el Proyecto Mapear generó una cartografía nacional similar, aunque no está publicada con la misma intención (ni la misma licencia) sino que fue creada para suplir las falencias de la cartografía en el país de los equipos de Garmin y TomTom.

Read Full Post »

Fuente: Desde Linux

A veces es útil conocer en detalle qué componentes de hardware utiliza nuestra computadora. Para ello, ya hemos visto que existen herramientas gráficas como HardInfo aunque también es posible echar un vistazo al mensaje de arranque del sistema o utilizar utilizar algunos comandos de terminal, como lsusb, lspci, lshw o dmidecode.

No obstante, ayer descubrí una nueva opción, que viene instalada por defecto en algunas distribuciones populares: inxi.

inxi es un script muy completo que permite desplegar la información del hardware del sistema. Está escrito en bash así que se puede utilizar directamente desde un terminal.

inxi viene pre-instalado con SolusOS, Crunchbang, Epidemia, Linux Mint, AntiX y Arch Linux, pero ya que es un script bash funciona en muchas otras distribuciones. Si bien está diseñado para su uso con aplicaciones de chat como IRC, también funciona desde un shell y proporciona una enorme cantidad de información. Es un fork del script infobash, muy útil pero que ha recibido poco mantenimiento en los últimos tiempos.

inxi es compatible con Konversation, Xchat, irssi, Quassel; así como en la mayoría de los clientes de IRC.

Utilización

Simplemente hay que abrir un terminal y ejecutar el script:

inxi

Es posible limitar la información a mostrar en base a los siguientes parámetros:

-A Mostrar información de la tarjeta de sonido.
-C Mostrar información del CPU, incluyendo la velocidad de reloj del CPU.
-D Mostrar información del disco duro, no sólo el modelo.
-F Mostrar salida completa para inxi. Incluye todas las letras en mayúscula, además de -s y -n.
-G Mostrar información de la tarjeta gráfica (tarjeta, tipo, resolución, procesador glx, versión, etc.).
-I Información general: procesos activos, tiempo de actividad, memoria, cliente de IRC, versión inxi.
-l Mostrar etiquetas de las particiones.
-n Mostrar información avanzada de la tarjeta de red. Igual que -Nn. Muestra la interfaz, velocidad, dirección MAC, estado, etc.
N Mostrar información de la tarjeta de red. Con -x, muestra PCI BusID, número de puerto.

Para ver un listado completo de las opciones disponibles, sugiero leer la página oficial del proyecto.

Read Full Post »

Fuente: Página/12

Academia e industria

Universidades y pymes de todo el país aunaron esfuerzos para desarrollar una computadora industrial local. Lograron así un producto fruto de ese matrimonio entre academia e industria.

Por Esteban Magnani

Uno de los mayores desafíos para los países que buscan desarrollarse es ver cómo reducir la brecha tecnológica respecto de las potencias. El grueso del desarrollo técnico reside en un puñado de países que venden su conocimiento en paquetes cerrados y así logran apropiarse de parte de las ganancias que generan para, a su vez, financiar las nuevas investigaciones que les permitirán mantener el liderazgo y así retroalimentar el círculo vicioso (o virtuoso, según desde dónde se mire). Así las cosas, el desarrollo económico parece condenado a comprar conocimiento y así reforzar la sangría económica, la dependencia tecnológica y, por lo tanto, favorecer el fracaso del impulso inicial. ¿Cómo sortear estos obstáculos que parecen imbatibles? ¿Existen modelos capaces de revertir ese sino tecnológico? Cada vez son más quienes visualizan en el conocimiento libre las bases de una matriz productiva que no solo permita desarrollo independiente sino que también, socialice la tecnología para evitar una apropiación que reproduce la desigualdad.

Esta problemática fue visualizada por un equipo multidisciplinario que involucra a universidades y pymes de todo el país, cuyo objetivo era diseñar una computadora industrial que se fabricara en Argentina. El diagnóstico era claro: numerosas empresas podían beneficiarse de la automatización de procesos industriales o de la incorporación de tecnología electrónica en sus productos, pero carecían del dinero para adquirir tecnología propietaria o el conocimiento para implementarla. Así idearon una respuesta que fuera más allá de producir una herramienta y ofrecerla. El coordinador general del proyecto, Ariel Lutenberg, investigador del Conicet y director del Laboratorio de Sistemas Embebidos de la Facultad de Ingeniería (UBA), explicó a Cash que “cuando pensamos en desarrollar una computadora industrial calculamos que el proyecto costaría cerca de 500.000 pesos y necesitaríamos al menos seis personas muy especializadas de tiempo completo”. Esta forma de investigación implicaba encontrar un subsidio, gente adecuada decidida a dejar su trabajo para encarar el proyecto, además de difundir el resultado para garantizarle éxito en el mercado. Así fue que decidieron cambiar el formato del proyecto y armar un equipo más amplio, federal, formado por universidades, instituciones del Estado y pymes de todo el país, donde cada uno aportara su mejor conocimiento especializado.

“El resultado fue impresionante. Teníamos a gente que sabía mucho de cada uno de los aspectos que implica el desarrollo de una computadora industrial y de esta manera siempre se lograba una propuesta superadora, de la que surgían otras propuestas.” Lo más interesante de este desarrollo es que, a contrapelo de lo que ocurre habitualmente con los equipos de investigación que buscan patentar y cercar su investigación para obtener una renta futura de él, en este caso se optó por utilizar una licencia abierta que permite a empresas nacionales utilizar, fabricar o modificar la computadora casi sin restricciones.

Así fue que se avanzó en la Computadora Industrial Abierta Argentina. La forma en la que se desarrolló tiene no pocos impactos. El más importante es probablemente que un usuario de este sistema no queda atado a un solo proveedor, como suele ocurrir al comprar tecnología en el mercado. Gracias a que los planos y detalles técnicos están publicados en la web en http://www.proyecto-ciaa.com.ar, como ocurre con los desarrollos de hardware libre, se puede contratar a cualquier equipo con conocimiento para implementarlo, adaptarlo o modificarlo, algo facilitado también por la participación de universidades de todo el país en el desarrollo. Existe además una lista de correo donde la comunidad de investigadores intercambia opiniones. Es decir que el know-how ya está instalado en instituciones de todo el país y quien desee utilizar la CIAA podrá asociarse para aprovechar ese recurso sin tener que capacitar gente desde cero o contratar el servicio a un tercero privado.

La placa base se fabrica en Argentina, pero los circuitos integrados y los componentes electrónicos son importados. “Decidimos que la CIAA debía andar con cualquier tipo de partes para que uno no quedara atado a un solo proveedor. Hay empresas que tenían problemas por depender de uno solo y de esta manera pueden tener mucha más libertad respecto de extranjeros, lo que implica también mejores condiciones de negociación para el productor”, explica Lutenberg. La computadora en sí es muy versátil y permite conectar sensores, actuadores y todo tipo de controladores en general para manejar sistemas industriales automáticos, desde dosaje de semillas en el campo hasta el manejo de inyectoras en la industria metalúrgica o plástica. Para quienes conocen otras experiencias de hardware libre, esta placa es notablemente más potente, resistente y robusta que un Arduino. El software y el firmware que utiliza también son abiertos y libres. “Las primeras placas ya se están fabricando en Assisi SRL, pero hay más empresas listas para iniciar la producción. Son bastante económicas, cerca de unos 400 dólares la unidad, aunque si se compran por cantidad el precio baja. Además va a haber una opción económica de unos 50 dólares para estudiantes que quieran participar y encontrarle más utilidades”, se entusiasma Lutenberg.

La CIAA se presentará el 13 de agosto en el Simposio Argentino de Sistemas Embebidos, en la Facultad de Ingeniería de la UBA. Allí estarán representantes del Ministerio de Industria, la Cámara de Industrias Electrónicas, Electromecánicas y Luminotécnicas (Cadieel), la UBA, la UTN-FRBA, la UNER, la UNS, el INTI, y muchos más actores que contribuyeron para lograr un producto de ese matrimonio entre academia e industria.

Read Full Post »

Fuente: SourceForge

La comunidad SourceForge eligió como proyecto del mes de julio 2014 a eXo, una plataforma empresarial de colaboración social altamente personalizable con características tales como wikis, foros, documentos, Q & A, calendarios, y gestión de contenidos en torno a un estrato social compuesto por flujos de actividad, perfiles, y las redes sociales.

Por otro lado, el staff de SourceForge eligió a Freeplane (que también fue elegido por la comunidad en junio). Freeplane es una aplicación que soporte la cartografía mental y análisis de la información contenida en los mapas mentales.

Preguntas y respuestas sobre eXo en el blog de SourceForge

Read Full Post »

Fuente: postgresql.org.es

@pgbackman Estoy orgulloso de anunciar la primera versión disponible para el público de PgBackMan – PostgreSQL backup manager.

La idea de este software surgio en la última conferencia europea de PostgreSQL en Dublin y después de varios meses de desarrollo aqui tenemos la primera versión.

PgBackMan es una herramienta para la gestión de copias de seguridad lógicas de PostgreSQL creadas con pg_dump y pg_dumpall.

Está diseñada para gestionar las copias de seguridad de miles de bases de datos distribuidas en múltiples servidores de PostgreSQL, y soporta una topología de multiples servidores de backup activos.

El código de PgBackMan se distribuye bajo la GNU General Public License 3 y está escrito en Python y PL/pgSQL. Se ha desarrollado y probado por los miembros del Grupo de Operaciones de Bases de datos del Centro de Tecnología de la Información en la Universidad de Oslo.

Características principales

  • Base de datos central con información de metadatos.
  • Shell PgBackMan para la interacción con el sistema.
  • Gestión de múltiples servidores de backup.
  • Gestión de múltiples servidores PostgreSQL.
  • Gestión de miles de copias de seguridad a través de un catálogo.
  • Copias de seguridad manuales y programadas.
  • Gestión de políticas de retención para las copias de seguridad.
  • Informes detallados de las copias de seguridad.
  • Múltiples tipos de copias de seguridad predefinidos, CLUSTER,FULL,SCHEMA,DATA.
  • Copia de seguridad completa de los datos asociados a los usuarios necesarios en el proceso de recuperacion de un backup.
  • Copia de seguridad completa de los datos de coonfiguracion asociados a una base de datos y necesarios en el proceso de recuperacion de un backup.
  • Definiciones automáticas de copias de seguridad de todas las bases de datos disponibles en un servidor PostgreSQL.
  • Restauración automática de backups.
  • Programa pgbackman_dump autónomo que funciona incluso si la base de datos central con información de metadatos no está disponible.
  • Manejo de situaciones de error

Que lo disfruteis, espero que os sirva de ayuda. Al departamento de bases de datos de la Universidad de Oslo ya le está haciendo la vida más sencilla, más de 1000 bases de datos, 50 servidores PostgreSQL, 10.000 backups logicos activos y más de 1TB de datos comprimidos se están administrando con PgBackMan en estos momentos.

Un saludo

Rafael Martinez Guerrero
PostgreSQL-es

 

 

Read Full Post »

Fuente: Gizmologia

Muchos han hecho el experimento de desaparecer del Internet durante mucho tiempo y luego regresar a contar su experiencia. Sí se puede hacer, aunque parezca que estás sobreviviendo en vez de disfrutar tu vida.

A principios de este año leí un artículo muy interesante escrito por Paul Miller, uno de los escritores de The Verge, donde cuenta cómo se sometió a una existencia sin Internet durante un año entero. Su vida cambió completamente y su finalidad era saber cómo estar conectado siempre lo había afectado. Se volvió mucho más productivo e hizo todas esas cosas que tenía en una lista de to-do desde hacía mucho tiempo.

Por supuesto, esto es muy extremo y no sería fácil de llevar por muchas personas, así que la siguiente opción es dejar de usar un smartphone. Este experimento también ha sido llevado a cabo por varias personas, como por ejemplo Amanda Scherker del Huffington Post, que cuenta que tenía mejor sentido de dirección, pasaba más tiempo hablando con personas de frente a frente y no se tomaba tantos selfiess.

Sugiero ver el artículo completo: Por qué no deberías comprar un smartphone o deshacerte del que ya tienes

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 102 seguidores