Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Uncategorized’ Category

Dolor inmenso

Nestor Kirchner nos ha dejado hace ya dos días y aún me siento atrapado en el dolor de la pérdida y por momentos libero unas lágrimas. No soy militante kirchnerista ni hace falta serlo para reconocer a un brillante político que no llegó al mundo para contemplarlo, sino para transformarlo. El primero en más de cincuenta años en Argentina. Casi nada. Entre ráfagas de recuerdos y emociones, puedo decir que admiraré para siempre su irreverencia con las formalidades y el poder (recordando el dia que juró como Presidente), su trabajo por los Derechos Humanos, la Memoria y la Justicia, y sobre todo, por trabajar por la dignidad de todos los argentinos, de lo que me siento personalmente beneficiado y agradecido.

¡Gracias Néstor!

Read Full Post »

Ayer, 18 de agosto de 2010, nos despedimos de Susi y Adrián.

María Susana Leiva y Adrián Claudio Bogliano fueron secuestrados el 12 de agosto de 1977 en su casa de Villa Elisa, estuvieron detenidos en el centro clandestino de detención “La Cacha” (cárcel de Olmos) y el 22 de setiembre fueron fusilados en el Parque Pereyra y enterrados como NN en el cementerio de La Plata. El equipo de antropología forense (EAAF) los identificó y, en la mañana de ayer, la Cámara Federal de La Plata entregó sus restos a sus hijas Laura y Verónica Bogliano.

Numerosos familiares, amigos y compañeros esperamos pacientemente el acto judicial, y luego tuve la fortuna de ingresar a la sala, cuya capacidad resultó insuficiente ante la cantidad de personas presentes. El acto consistió en la lectura de documentos, mientras los asistentes nos veíamos sumergidos en una densa emoción, que culminó con las conmovedoras palabras del juez Schiffrin “para una digna sepultura”.

Luego, afuera del edificio se realizó un acto donde hablaron familiares de tres generaciones, amigos y compañeros de Susi y Adrián. Habiendo compartido muchos momentos con ellos entre los años 1973 y 1975, cada testimonio aportó una visión diferente y a veces desconocida para mí, y así pude conectar mis recuerdos con otras personas a quienes no conocí en su oportunidad. Sin dudas, la memoria la construimos entre todos.

No es fácil testimoniar la calidez y afecto que percibo de este gran grupo humano, que siento armoniza perfectamente con lo que Susi y Adrián fueron en vida. Laura y Verónica me los recuerdan por su forma de ser: habilidad para manejarse en las interacciones sociales, convicciones firmes y perseverancia, y también porque se les parecen físicamente. Cada vez que hablo de ellas, me siento orgulloso como si yo fuera su tio o algo así.

Cuando volvíamos del cementerio, le dije a Silvana: “sólo me faltó hablar con ellos”. Volví a recordar las voces de Susi y Adrián y un montón de sus gestos personales, irrepetibles, cargados de calidad humana, es decir amor, en el sentido amplio de mutua aceptación y disposición a compartir espacio y tiempo con quienes nos amamos. Quienes hemos quedado como testigos de su vida sabemos que eran de esas personas a las que les importa lo que les pasa a los demás, y que actúan cuando alguien los necesita.

Me siento orgulloso de haber compartido algo de mi vida con ellos.

Read Full Post »

Autor: Ricardo Pluss

Su nombre completo era Santiago Bernardo Villanueva, y desde la infancia tuvo por sobrenombre “el chino”.
Nos conocimos en 1974, trabajando en el Centro de Cálculo de la Universidad Tecnológica Nacional, en la calle Medrano (Buenos Aires).
A partir de allí desarrollamos una sólida y sincera amistad, que mantuvimos sin altibajos. Compartíamos muchos valores e inquietudes políticas, y también buenos momentos, como las inolvidables vacaciones en carpa con nuestras compañeras Silvana y Norma, en el remoto lago Ruca Choroi.
Ya en el ’78 era para mí un amigo en el sentido mas extremo de esa palabra, alguien en quien podía confiar cualquier problema, habíamos construído esa confianza tácita que funciona en ambos sentidos.
Un aciago dia, cuya fecha extravié en las nebulosas de mi memoria, Santiago nos citó en un bar lácteo ubicado en Leandro Alem y Corrientes, para decirnos que él podía llegar a “desaparecer”. Luego de despedirnos, salímos con Silvana agobiados por una angustia infinita, con los pies de plomo, invadidos por la desesperanza y la impotencia.
Esa era su enorme dignidad, esa capacidad de pensar en los demás aún en las peores circunstancias, inimaginables. Ese era Santiago.
Lo ví por última vez el sábado 15 de julio de 1978, en mi cumpleaños.
Una patota de la dictadura militar lo secuestró el 26 de julio en su casa al regresar del Banco Ganadero, donde trabajaba. Estuvo detenido en el campo de concentración el Banco y luego en el Olimpo. Se cree que fue “transladado” el 6 de diciembre y su cuerpo fue hallado en la costa de Villa Gesell el 16 de diciembre de 1978 y enterrado como NN. En el año 2007, se informa a los medios que el Equipo Argentino de Antropología Forense identificó los restos de 9 personas, entre ellos los de Santiago, estableciendo que fueron asesinados en uno de los “vuelos de la muerte”. Eran militantes, estudiantes y trabajadores, todos secuestrados en 1978.

En la mañana de ayer, 14 de abril de 2008, familiares, compañeros y amigos de Santiago despedimos sus restos en el Cementerio de La Chacarita. Pasaron apenas 29 años.

Nota de Clarín

Nota de La Floresta

Read Full Post »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 102 seguidores