Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘LibreOffice’

Fuente: Desde Linux

El siguiente es un artículo de opinión de Charles-F. Schulz, fundador y ex-director de la Document Foundation, sobre una hipotética fusión entre LibreOffice y Apache OpenOffice.

Mientras nos acercamos al 4º aniversario del proyecto LibreOffice en pocos días, un viejo tema estuvo reapareciendo en el Internet: Apache OpenOffice y LibreOffice deberían reunirse. Me gustaría compartir mis percepciones sobre este tema, aunque creo que no es importante, menos aún mientras los desarrolladores de LibreOffice y Apache OpenOffice no estén pensando realmente en fusionarse. Antes de comenzar, déjenme recordarles a todos que lo que sigue es mi opinión personal y no la de la Document Foundation, ni la del Partido Demócrata, ni la de mi Gobierno. Soy, obviamente, parcial en mi juicio; soy incluso una parte involucrada. Pero también estoy relativamente bien informado en estas cuestiones, y calculo que ustedes querrán leer también este post de Leif Lodahl para contextualizar mis comentarios. Déjenme aclarar primero que reunir los dos proyectos es un concepto inherentemente político que cubre varias preguntas. Entre ellas, las siguientes:

1. ¿Cómo nos reuniríamos?

Cuando el proyecto LibreOffice fue anunciado, el proyecto le pidió a Oracle que se uniera y que transfiriera la propiedad de la marca al nuevo proyecto. No dio buenos resultados. Oracle esperó un buen tiempo antes de decidir licenció la marca a la Apache Software Foundation, junto con el código de OpenOffice.org. Hay una punto importante aquí: Oracle licenció esos bienes.

No se los dio ni se los vendió a la ASF. La capacidad de desechar la marca “OpenOffice” sería algo incierta desde el comienzo, y LibreOffice sería la marca usada. Incluso si ese no fuese el caso, ¿cómo funcionaría? ¿Lanzaríamos el mismo software bajo dos marcas? ¿Dos lanzamientos distintos bajo dos nombres distintos?

2. ¿Qué estaríamos reuniendo?

Aquí es donde viene la parte de las licencias: la elección de las licencias es quizás una de las vallas técnicas más grandes para una reunificación. Por un lado la base de código de LibreOffice puede, gracias a sus licencias (LGPL y MPL), aceptar parches licenciados bajo la licencia Apache, pero lo opuesto es más difícil (aunque quizás no sea absolutamente imposible). Este flujo restringido de código sería decisivo, en el escenario de una reunificación, porque llevaría a detener el licenciamiento de cualquier nuevo parche bajo la licencia Apache mientras dejemos intacto el presente esquema de licenciamiento de la Document Foundation. Mi suposición es que la Apache Software Foundation no va a permitir que eso ocurra.

3. ¿Dónde nos reuniríamos?

En otras palabras: ¿En qué repositorio? ¿Dónde? ¿Usaríamos el repositorio SVN de la ASF o la propia infraestructura de la Document Foundation con Git como sistema elegido para control de versiones? Quizás un tercero (existente o creado ad-hoc) sería otra opción.

4. ¿Quiénes?

Quiénes serían las partes decisivas es otra cuestión delicada. Por un lado, la Document Foundation sería una de las partes. Dependiendo de la clase de reunificación (más abajo), algunas áreas de discusión no estarían contempladas en los estatutos de la Document Foundation, lo cual complica el asunto. Además de la Document Foundation y la Apache Software Foundation, Oracle probablemente sería al menos otra de las partes involucradas; y obviamente, IBM. Habiendo dicho esto, no está enteramente claro cuál sería la voz de la comunidad en el asunto: así las cosas, la Document Foundation sería la única entidad que representaría directamente a sus miembros, contribuyentes individuales al proyecto LibreOffice. La ASF hace lo mismo, pero Apache OpenOffice es sólo una pequeña fracción de toda la comunidad de la ASF.

5. ¿Qué clase de reunificación quisiéramos?

Más allá de las preguntas específicas preguntadas arriba, esta pregunta tiene implicaciones más amplias, porque es la que señala la razón actual y el significado de una unificación hipotética de dos proyectos. ¿Queremos una mezcla de partes iguales en una nueva estructura? ¿Es eso posible? He resaltado unos pocos puntos arriba que sugieren que este escenario sería técnicamente difícil. ¿Queremos que LibreOffice se funda en la ASF y AOO? Obviamente yo no, pero la pregunta ya ha sido planteada antes. ¿Por qué lo haríamos? ¿Es posible? Las diferencias de licencias sugieren que las contribuciones específicas de LibreOffice necesitarían ser desechadas. Acabaría significando que LibreOffice se disolvería en AOO y desaparecería con todo el trabajo hecho por nada, y dada la diferencia en tamaño entre los dos proyectos sería como un elefante intentando atravesar un cerrojo. ¿Queremos que AOO se funda en LibreOffice? Con respecto a las licencias sería posible. ¿La ASF querría eso? No lo sé. La Document Foundation creo que puede acomodarse. Hemos visto olas de migración masiva antes. Podemos desde luego integrar al equipo de AOO. Básicamente, los contribuyentes de cada proyecto serían los jueces votando con sus pies. Y eso es algo que no lo podrá controlar ni la Document Foundation, ni Apache, ni Oracle ni IBM.

6. ¿Qué es lo que lograríamos?

Cuando los miembros del viejo proyecto OpenOffice.org solían discutir el futuro del proyecto con la gente de Sun Microsystems, a menudo escuchaban la misma pregunta: “¿Dinos por qué una fundación para OpenOffice.org ayudaría a arreglar los problemas del proyecto?”. Invariablemente, cualquier punto lanzado a favor de una fundación era echada de lado trayendo cualquier otra solución que no involucrara la existencia de una fundación independiente. Solía ilustrar perfectamente la diferencia entre resultados reales y resultados predichos basados en un argumento racional: los dos no son complementarios necesariamente. Con un extraño giro de ironía, ahora debo preguntar la misma pregunta: “¿Por qué la reunificación ayudaría a arreglar los problemas de alguno de los proyectos?” Listaré rápidamente las áreas de preocupación y los temas que suelen ser señalados como razones para unir las dos suites de oficina:

  • marca común / mayor valor de marca
  • todos pueden contribuir a la misma base de código (yeaah!)
  • no tiene sentido tener dos suites de oficina similares
  • no más problemas de interoperabilidad

El mayor valor de marca solía ser un muy buen argumento, quizás el mejor, en el 2010 y 2011. Comencé este post señalando que los fundadores del proyecto LibreOffice han buscado activamente el consentimiento de Oracle para usar OpenOffice para el nuevo proyecto. Ahora, estamos a pocas horas del cuarto aniversario del proyecto LibreOffice. El proyecto va bien. Aún hay mucho que hacer, pero ha superado lo que muchos solían imaginar que era posible. Aunque la marca LibreOffice empezó de cero en el 2010 y 2011, las cosas cambiaron. Obviamente, OpenOffice tiene una marca más conocida, puesto que aprovecha los 10 años de existencia de su viejo proyecto; Lamento decir que Apache OpenOffice tiene poco mérito en este logro además de su existencia. Pero LibreOffice como marca está establecida y su valor de marca está creciendo mucho en todos lados. Destruir a cualquiera de estas marcas llevaría algunas consecuencias dolorosas. ¿Realmente queremos esto? ¿Alguien tiene un plan sustentable y factible para una transición de marcas? No he oído nada de eso.

El hecho de que un proyecto común pudiera contribuir a la misma base de código, haciéndolo de este modo una suite de oficina “mejor y más fuerte” es algo discutible. LibreOffice tomó lo que quería de Apache OpenOffice a través de las especificaciones de las licencias de ambas suites; pero en contribuciones puras, Apache OpenOffice tiene muy poco que ofrecer a LibreOffice. Además, los dos equipos de contribuyentes son tan diferentes en tamaño que la incorporación de los desarrolladores de AOO no sería muy significativa a LibreOffice mientras que si fuera lo opuesto, las cosas serían interesantes. Sin embargo, significaría que de nuevo pretendemos jugar con los contribuyentes como si midiéramos regimientos. Los miembros de la comunidad van y vienen según ellos quieren, y una reunificación no es algo que todos estemos buscando necesariamente.

Sin duda hay poco valor en tener dos suites ofimáticas similares, aunque es una expresión fundamental de la libertad del software, y sólo eso debería ser suficiente. También tenemos como 150 distribuciones de Linux y si miramos alrededor y aplicamos esa forma de pensar, querremos mezclarnos con Calligra, Abiword y Gnumeric. Eso tampoco tiene sentido alguno. Recuerden, sin embargo, que ni AOO ni LibreOffice buscan ser “similares”, y a pesar de la percepción popular, están creciendo en sentidos bien diferentes cada trimestre. Lo mismo se puede decir de Calligra, un proyecto que se desarrolla con una base de código muy diferente. En resumen, los clones pueden no tener mucho sentido, pero la elección es buena especialmente si la elección involucra diferencias reales. Ahora hay diferencias reales entre AOO y LibreOffice, en términos de características, de soporte de formatos de archivo, en términos de ecosistema y procesos de ingeniería también. La elección entre esas dos suites se vuelve más clara mientras pasa el tiempo. No deberíamos olvidar que cuando imaginamos una competencia entre software libre y propietario no estamos implicando que debe haber sólo una opción de cada lado.

Por último pero no menos importante, los problemas de interoperabilidad han sido mencionados por varias partes bien informadas como un problema y básicamente son un obstáculo para la adopción de Estándares Abiertos como ODF. Aunque es un problema complejo, tampoco es un problema cegadoramente crítico, en el sentido de que los problemas que pueden encontrarse tienden a surgir en entornos específicos. Estos usualmente involucran una base de usuarios usando OpenOffice.org o AOO junto con LibreOffice y documentos que ya habían sido migrados a ODF. Las crecientes diferencias en las implementaciones conducen invariablemente a diferencias visuales en las presentaciones de los documentos (aunque no hay pérdida de datos) y por lo tanto generan frustración e incomodidad de los usuarios. La única solución posible para esos obstáculos (además de un experto de migración cuidadoso y laborioso llevando la pelota) es tener a AOO y LibreOffice cooperando en problemas específicos de interoperabilidad. Pero no cometan errores: cualquiera que utilice Microsoft Office o Calligra con documentos ODF básicamente crearía sus propias incompatibilidades. El alcance actual del problema es por lo tanto más amplio y se ha esperado por varios años; no es sólo un mero problema de AOO-LibreOffice. Una mezcla resolvería esto a largo plazo, pero aún forzaría a algunos usuarios a abandonar una implementación por otra.

Antes de terminar este largo post, déjenme señalar que cuando se ha dicho y hecho todo en este tema, todo se reduce a la voluntad actual y las metas de las partes involucradas. Puede parecer desagradable para mí señalarlo, pero hasta hoy aún no encontré una verdadera razón para que Apache OpenOffice exista siquiera. No significa que considere a los miembros del proyecto como idiotas o incompetentes, todo lo contrario. Pero si hablamos de reunificación, resurge la pregunta de por qué fueron creados LibreOffice y la Document Foundation. No sabemos exactamente por qué fue creado Apache OpenOffice, más allá de ser una voluntad corporativa (de Oracle) de licenciar un bien a un tercero (Apache). Así que si los dos proyectos fueran a reunirse, uno debe prestar mucha atención al verdadero significado de este movimiento y escuchar a los contribuyentes actuales de los proyectos. Cuando la libertad del software está involucrada no tiene sentido esquivar a la comunidad.

 

Read Full Post »

Fuente: bitelia

Uno de los aspectos más interesantes que tienen aplicaciones como Thunderbird o Firefox es que podemos ampliar las opciones y funcionalidades que nos ofrecen gracias al buen número de extensiones disponibles con las que personalizarlas y adaptarlas a nuestras necesidades. Esta flexibilidad también la podemos encontrar en LibreOffice, la suite ofimática libre, que también nos permite ampliar sus funcionalidades mediante una interesante colección de extensiones.

Si bien los estándares abiertos, como el ODF definido en la ISO/IEC 26300:2006/Amd 1:2012 – Open Document Format for Office Applications (OpenDocument) v1.1, tienen cada vez más peso y, por ejemplo, las Administraciones Públicas comienzan a usarlo dentro de sus esquemas de interoperabilidad e intercambio de datos, los formatos de Microsoft Office siguen estando muy extendidos y para muchos usuarios y empresas sigue siendo su estándar habitual a la hora de intercambiar documentos. En el caso que trabajemos con LibreOffice, a la hora de guardar un documento siempre tenemos la posibilidad de usar la opción “Guardar como” y elegir el formato que más nos interese (por ejemplo el Doc de Microsoft Office) o, en otra opción de la aplicación, exportar el documento en formato PDF pero, si queremos realizar estas acciones de manera unificada tenemos la posibilidad de hacerlo gracias a la extensión MultiSave.

No es raro trabajar en un documento de texto en formato abierto, es decir, un documento ODT, y que a la hora de enviarlo a alguien para su revisión o, directamente, enviárselo a uno de nuestros clientes como parte de un entregable, tengamos que guardarlo en PDF y en formato DOC para que nadie tenga problemas en abrirlo y visualizarlo. Con esta idea, la extensión MultiSave nos permitirá guardar un documento, directamente, en todos los formatos que indiquemos y, por tanto, podremos guardar un documento en formato ODT y automáticamente generar un documento PDF y/o un documento en formato doc sin necesidad de tener que repetir el proceso de guardado varias veces.

Además, la extensión no funciona únicamente en Writer (procesador de texto) sino que también funciona en Calc (permitiendo guardar las hojas de cálculo ODS en XLS y PDF) y con Impress (guardando las presentaciones ODP en PPT y PDF). Tras instalar la extensión lo único que tendremos que hacer es usar la nueva entrada Multisave en el menú “Archivo” de la aplicación y seleccionar los formatos destino (entre las tres opciones disponibles), así de simple.

Una extensión muy interesante con la que podremos ahorrar algo de esfuerzo cuando estemos trabajando con LibreOffice.

Read Full Post »

Fuente: DiarioTI

The Document Foundation publicó la tercera -y hasta ahora mayor- actualización del paquete ofimático LibreOffice.

Diario Ti: La versión 3.5 de LibreOffice incorpora una serie de mejoras y nuevas funciones. Entre otras cosas, el interfaz del procesador de textos ha sido mejorado, en particular las herramientas tipográficas que facilitan la creación de documentos con aspecto profesional.

El corrector ortográfico ha sido acelerado, y la ventana de diálogo para contar palabras es actualizada en tiempo real. Asimismo, LibreOffice incorpora nuevos filtros para la importación de bases de datos PosgreSQL, como asimismo ilustraciones de Microsoft Visio.

El programa introduce además control automático de actualizaciones, de forma que los usuarios serán notificados cuando haya una nueva versión disponible para descarga. El paquete ofimático puede ser descargado desde ésta página.

LibreOffice es una escisión de OpenOffice.org. La fragmentación se produjo durante el otoño de 2010 como resultado de descontento por el rumbo que tomó el proyecto luego que Oracle adquiriera Sun Microsystems. La primera versión estable de LibreOffice fue lanzada en enero de 2011, compartiendo el número de versión con OpenOffice.org 3.3.

Los desarrolladores de LibreOffice han eliminado además grandes porciones de código innecesario, además de suprimir funciones no utilizadas. Se ha logrado además una aceleración de todos los procesos, escribe LibreOffice.

Según DocumentFoundation, LibreOffice es el paquete ofimático preferido por el 80% de los usuarios de Linux.

LibreOffice new features and fixes

Read Full Post »

Fuente: barrapunto

pobrecito hablador nos cuent que la Document Foundation anuncia la versión 3.4.2 de LibreOffice, y que la rama 3.4.x ya se puede usar en entornos de producción. Más información en las Notas de la versión y de nuevas características. Como curiosidad: «LibreOffice 3.4.2 es el resultado de la actividad combianda de 300 contribuyenes, que han hecho más de 23.000 commits de código, añadiendo, borrando o modificando unos cinco millones de líneas de código. SUSE y Oracle han proporcionado un 25% del total de contribuciones cada uno [ sea, la mitad del total]. Los voluntarios independientes contribuyeron otro 25%. El 20% vino de Red Hat, y el resto de Canonical y otras compañías.»

Read Full Post »

Fuente: lapastillaroja (Sergio Montoro)

En una nota de prensa emitida a través de marketwire y que aún no ha salido ni siquiera publicada en su web, Oracle anunció que “regalará” OpenOffice a la Apache Software Foundation.

La decisión tendrá dos efectos importantes sobre OpenOffice: primero podría facilitar que los forks como LibreOffice se reunificasen, y segundo la licencia de las siguientes versiones de OpenOffice cambiará de LGPL 3 a Apache 2.

Read Full Post »

Fuente: Muy Linux

El pasado 28 de septiembre de 2010 se anunció la creación de The Document Foundation, un organismo que surgió a raíz de la compra de Sun por parte de Oracle y del incierto futuro que a partir de entonces tendría OpenOffice.org, la suite ofimática Open Source que había sido referente en este segmento.

TheDocumentFoundation The Document Foundation cumple seis meses de vida

Estos seis meses han confirmado la buena salud de un proyecto que ha tenido su cara visible en LibreOffice, la suite ofimática que ya ha lanzado tres versiones en tres meses -en MuyLinux tenéis una amplia cobertura de todos los detalles-  y que continúa su proceso de desarrollo mientras leéis esto.

El balance de The Document Foundation es realmente positivo, como revela un mensaje en las listas de correo que se publicó hace un par de días y que indica que por ejemplo ya existe una versión “portable” de LibreOffice y que ya se ha organizado la LibreOffice Conference que tendrá lugar en octubre de 2011.

“La gente nos sigue en Twitter, Identi.ca, XING, LinkedIn y Facebook, debaten en las listas de correo con más de 6.000 suscriptores, colaboran en nuestro wiki, obtienen detalles sobre nuestro trabajo diario en nuestro blog, y publican en sus propios blogs. Desde el primer día la apertura, transparencia y meritocracia han definido el marco del trabajo en el que queremos movernos. Nuestras discusiones y decisiones tienen lugar en una lista de correo pública, y mantenemos conferencias telefónicas de forma regular para los comités de administración y de marketing, conferencias a las que todos estáis invitados”.

Y lo cierto es que todo es prometedor en The Document Foundation y en LibreOffice: lograron los 50.000 € que pedían para formar una sociedad legal en menos tiempo del que preveían, y de hecho ya hay donaciones por un valor cercano a los 100.000 euros.

LibreOffice se ha descargado ya más de 1,3 millones de veces desde sus servidores -no cuentan los paquetes instalados desde las distribuciones Linux que lo incluyen, y otros medios de descarga-, y desde luego es uno de los proyectos con más recorrido del panorama actual.

Felicidades por ese medio año de vida. Que todos sean igual de fructíferos.

Read Full Post »

Fuente: Muy Linux

Me ha salido un pareado con el título de este entrada, pero creo que con el ritmo que llevan en The Document Foundation desarrollando LibreOffice, bien se lo merecen. Y es que ya está aquí su nueva versión.

Si recordamos el roadmap de LibreOffice, su versión anterior llegó con algo de retraso (en medio de su captación de fondos que no solo concluyó de forma excelente, ahora llega a los 100.000 € recaudados con los que seguir financiando el proyecto). Pero ya se ha recuperado la regularidad planteada entonces, con un mes de espacio entre versiones menores.

Los plazos se mantienen, tal y como informan en el anuncio oficial, gracias al incremento de desarrolladores que ha recibido esta aplicación: algunos de los que comenzaron con pequeños parches, ya están contribuyendo sustancialmente al código. Todo un ejemplo de entusiasmo, la verdad.

LibreOffice 3.3.2 aparece sin muchas novedades, con corrección de errores y mejora en las traducciones principalmente, aunque en Ubuntizando el planeta se citan mejoras en la integración con KDE 4 o la posibilidad de importar macros desde docxm, las cuales no he encontrado ni en las notas de lanzamiento, ni en la caótica presentación de nuevas características y correcciones, donde solo se refieren a la 3.3.1.

Lo que si que se dice es que LibreOffice 3.3.2 es exactamente igual a su versión candidata previa, la RC2, por lo que para aquellos que ya la tuviesen instalada, no es necesario actualizar.

Para todos los demás están disponibles los paquetes en la página de descargas del proyecto, aunque lo más adecuado -a la par que cómodo- sería esperar a que sean añadidos a los repositorios de la distribución que utilicemos, bien para una actualización normal, bien mediante algún backport o similar (y no creo que tarde mucho).

Otro punto destacado de LibreOffice 3.3.2 es que sirve de base para su próxima versión, la 3.4.0, prevista para mediados de mayo.

¿Alguien se acuerda de OpenOffice?

Read Full Post »

Older Posts »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 102 seguidores