Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Política’

Fuente: Telam

La Cámara de Diputados de Brasil aprobó en la noche del martes el “Marco Civil de Internet”, el proyecto presentado por el gobierno de Dilma Rousseff para establecer principios, derechos y obligaciones de usuarios y proveedores, que ahora deberá ser aprobado por el Senado para convertirse en ley.

La iniciativa fue aprobada por el voto simbólico (cuando no se contabilizan los votos de todos los diputados) de todos los partidos con representación parlamentaria, con la excepción del opositor Partido Popular Socialista (PPS).

Antes de la votación, un grupo de manifestantes le entregó al presidente de la Cámara baja, Henrique Eduardo Alves, una petición con más e 340 mil firmas a favor del Marco Civil.

En las primeras horas de la tarde, los líderes de los bloques parlamentarios ya habían anunciado su apoyo a los principales puntos del texto, aunque mantenían objeciones al Artículo 20, que establecía que los proveedores de Internet serán responsables de los contenidos de terceros sólo en el caso en que ignoren una decisión judicial -y no una mera notificación- para retirar el material de la web.

Diputados del PMDB presionaban para que se mantuviera la situación actual, que les permite a los proveedores eliminar contenidos con una simple notificación de que el mismo puede infringir alguna normativa, y de esa forma prevenirse ante problemas judiciales.

Finalmente, el texto original fue alterado, dejando en claro que la notificación de un representante legal o del participante será suficiente para que el contenido sea bajado, según informó el diario Folha de Sao Paulo.

Por otro lado, el oficialismo accedió a flexibilizar reglamentación de la llamada “neutralidad en la red” -concepto que será detallado por un decreto presidencial- para atender los reclamos del PMDB y garantizar la aprobación.

La idea de “neutralidad en la red”, popular entre los usuarios pero resistida por las telefónicas, implica que los prestadores de conexión a Internet deben garantizar a sus clientes la velocidad contratada, independientemente del contenido al que estos accedan.

La propuesta también obliga las empresas extranjeras de servicios de Internet, como Google o Facebook, a obedecer a las normas de la legislación brasileña, aun cuando no estén instaladas en el país.

Asimismo, con el fin de garantizar la privacidad de los usuarios, el Marco Civil prohíbe a los proveedores de servicios ofrecer a terceros información sobre sus clientes, excepto que exista el consentimiento de los internautas.

Finalmente, las empresas podrán almacenar información como el historial de búsquedas, los correos electrónicos y otros datos por un máximo de seis meses, mientras que los proveedores de conexión deberán guardar datos como las IPs de sus clientes por un año.

La semana pasada, con el objetivo de garantizarel tratamiento del proyecto en el plenario, el oficialismo cedió ante los reclamos de la oposición y eliminó el Artículo 12, que obligaba a las compañías -como Facebook o Google- a almacenar los datos de los brasileños dentro del territorio de Brasil.

Ese punto era una respuesta directa al espionaje masivo practicado por el gobierno de los Estados Unidos, pero la oposición logró imponer si visión de que replicar en Brasil estructuras -datacenters- semejantes a las que tienen en sus países de origen generaría altos costos para los usuarios.

La sanción de esta norma es una prioridad para el gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, sobre todo después de que documentos filtrados por el ex técnico de inteligencia Edward Snowden revelaran que la Agencia Nacional de Seguridad de los Estados Unidos (NSA) espió correos electrónicos de la mandataria y le pinchó el teléfono.

Read Full Post »

Fuente: MinCyT 13-nov-2013

El Senado de la Nación aprobó por unanimidad la norma que obliga a las instituciones científicas del país a facilitar el acceso abierto a las investigaciones.

El Senado de la Nación aprobó esta tarde por unanimidad, la ley que establece que las instituciones del Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología y que reciban financiamiento del Estado Nacional, deben crear repositorios digitales institucionales de acceso abierto y gratuito en los que se depositará la producción científico tecnológica nacional.

La producción científica que será publicada en los repositorios digitales abarca trabajos técnico-científicos, tesis académicas, artículos de revistas, entre otros; que sean resultado de la realización de actividades de investigación financiadas con fondos públicos ya sea, a través de sus investigadores, tecnólogos, docentes, becarios postdoctorales y estudiantes de maestría y doctorado. La Ley establece además la obligatoriedad de publicar los datos de investigación primarios luego de 5 años de su recolección para que puedan ser utilizados por otros investigadores.

Según el secretario de Articulación Científico Tecnológica del Ministerio, Alejandro Ceccatto, “la sanción de la ley es una respuesta a la posición monopólica de las grandes editoriales internacionales que concentran la publicación de investigaciones científicas” y agregó que “el objetivo es que la producción científica financiada por la sociedad sea accesible. Es inaceptable que si el Estado Nacional financia la investigación de una persona después no pueda la sociedad toda acceder a ese conocimiento”.

Tras la media sanción en la Cámara de Diputados, durante mayo de 2012, la prestigiosa revista Nature publicó que “este tipo de legislaciones nacionales no son comunes en el resto del mundo aunque algunos países están comenzando a delinear políticas tendientes al acceso abierto de las investigaciones financiadas por el Estado”. Además la revista resaltó que “Argentina está nacionalizando su producción científica” y que esto podría “beneficiar a la comunidad internacional”.

En la región, solo Perú posee una ley de Acceso Abierto sancionada el año pasado, que convirtió al país en el segundo de América Latina, después de Argentina, en elevar una legislación nacional al respecto. En el caso de Estados Unidos, la obligatoriedad de publicar las investigaciones solo alcanza a aquellas financiadas con fondos públicos a través de sus Institutos Nacionales de Salud (NIH). Finalmente la Comisión Europea promueve el acceso abierto pero todavía con iniciativas aisladas.

Según los fundamentos de la ley, el modelo de acceso abierto a la producción científico – tecnológica implica que los usuarios de este tipo de material pueden, en forma gratuita, leer, descargar, copiar, distribuir, imprimir, buscar o enlazar los textos completos de los artículos científicos, y usarlos con propósitos legítimos ligados a la investigación científica, a la educación o a la gestión de políticas públicas, sin otras barreras económicas, legales o técnicas que las que suponga Internet en sí misma.

Red de repositorios institucionales

El 29 de noviembre de 2012, las máximas autoridades científicas del continente acordaron en Buenos Aires la creación de “LaReferencia”, un proyecto para el desarrollo de una red federada de repositorios institucionales de publicaciones científicas. La misma está destinada a almacenar, compartir y dar visibilidad a la producción científica de América Latina.

El proyecto consiste en la creación y puesta en funcionamiento de manera interoperable de repositorios de publicaciones científicas de Argentina, Brasil, Colombia, México, Chile, Ecuador, Perú, Venezuela y El Salvador. Los miembros firmantes se comprometen a: que los investigadores y beneficiarios de fondos públicos publiquen los resultados de investigación de acuerdo con los principios de acceso público; a desarrollar herramientas y mecanismos para evaluar las contribuciones en materia de acceso abierto y a generar instrumentos que permitan medir la producción científica de los repositorios de la región. De esta manera apoyarán y facilitarán el acceso equitativo a la producción científica de América Latina como un bien público regional, apoyando su circulación a través de internet.

Según estimaciones del Banco Interamericano de Desarrollo, institución que financia el proyecto, las estrategias regionales para el Acceso Abierto podrían beneficiar a más de 700.000 docentes, 70.000 investigadores y 15.000.000 de estudiantes en América Latina.

Read Full Post »

Hoy encuentro este comentario en barrapunto, referido a una manifestación de informáticos convocada para el 20-sep en Madrid.

Sigo investigando y encuentro el blog Informática 20S cuya consigna es “Hacia la huelga informática” y que aparentemente se corresponde con la Coordinadora Informática de la CGT.

Si bien estaba enterado de la crisis española, no dejan de sorprenderme los planteos contenidos en estos documentos por su similitud con lo que ocurre en Argentina. Entiendo que la actual revolución tecnológica es el escenario donde los trabajadores informáticos, quienes obviamente juegan un papel clave en el desarrollo de esta revolución, resultan agredidos a través de condiciones de trabajo extremas, bajísimos salarios y precariedad laboral.

También encontré una interesante polémica en España sobre la profesión informática y la existencia o ausencia de profesionales de buen nivel (leer en orden de presentación):

Tomando a la revolución tecnológica como eje para interpretar lo que ocurre hoy en día, son muy interesantes las observaciones de Ramirez sobre la emocionalidad, uno de los rasgos emergentes del nuevo paradigma (informática y comunicaciones), que viene a reemplazar al viejo paradigma (industria masiva).

Read Full Post »

Fuente: página/12

JULIAN ASSANGE HABLA DE INTERNET, DE COMERCIO, CENSURA Y POLITICA, Y EXPLICA SU SITUACION LEGAL
“Hemos revelado la corrupción en los medios y la hipocresía de Occidente”

Por primera vez desde que se refugió en la Embajada de Ecuador en Londres, el fundador de Wikileaks aceptó hablar con un medio. Sus duras críticas a Obama, su repudio a Facebook y sus ideas sobre las estructuras de poder mundial.
Por Santiago O’Donnell
Desde Londres

Julian Assange es muy blanco. Pelo blanco, piel blanca, ojos chiquitos, manos suaves, dedos de pianista. Tiene muchos blancos que persigue a través de su sitio Wikileaks: gobiernos, bancos, ejércitos, agencias de espionaje. A su vez, es blanco de procesos judiciales en Suecia, Gran Bretaña y Estados Unidos. Lleva casi cien días encerrado en la Embajada de Ecuador en esta ciudad y desde entonces se ha asomado al balcón para ver la luz del sol una sola vez, el 19 de agosto, cuando pronunció un discurso para agradecerle a Ecuador por darle asilo y a América latina por defender a Ecuador. No volvió a asomarse, dice que porque no quiere ser blanco de los paparazzi. Saluda con la mano izquierda porque se lastimó la derecha practicando boxeo. Hace poco empezó a tomar lecciones de castellano una vez por semana, pero todavía no se anima a pronunciar palabras en ese idioma delante de las visitas. Recibe a Página/12, con su laptop HP cerrada, en un cuarto de tres por cuatro metros que funciona como su oficina. Afuera la policía británica vigila y un grupito de manifestantes despliega algunos carteles pidiendo su libertad. Acepta preguntas durante poco más de tres horas sin mirar su computadora y sin que su celular suene ni una sola vez.

–Usted ha visitado todo el mundo, con excepción de América latina. La última vez que hablamos, le dije que en Europa lo amaban, en Estados Unidos lo odiaban y en América latina no lo conocían. Cada vez que hablo de Wikileaks me preguntan quién es Julian Assange y qué es Wikileaks. Sé que suena estúpido, pero me gustaría trasladarle esas dos preguntas.

–No estoy seguro de que acepte completamente la premisa. Estados Unidos es muy interesante porque allí mucha gente me apoya a pesar de los ataques despiadados en los medios de EE.UU. Siento un afecto especial por la habilidad de la gente de ver más allá de la mierda. Así que aún en un medio ambiente como EE.UU. donde hay ataques de Obama, Biden y todos los demás, apoyados por los medios –la cadena Fox de un lado, el New York Times del otro–, todavía hay 30-40 por ciento de la gente, según la encuesta que elijas, que apoya a Wikileaks o me apoya a mí, y también apoya la publicación de documentos clasificados del gobierno de Estados Unidos sobre Afganistán y otras guerras, aun cuando en los medios de EE.UU., estas publicaciones son consideradas un acto de traición. Eso me hace bastante optimista, porque muestra que dentro de un mar de mentiras hay un reservorio de gente que, aun cuando no pueden ver a través de la mentira, sienten que hay una agenda para influenciarlos y la resisten.

–Teniendo eso en cuenta, ¿cómo se definiría, cómo definiría a Wikileaks y cómo le explicaría a un no iniciado lo que está haciendo?

–No creo que sea interesante definirme, pero fundé y dirijo Wikileaks.

–Entonces hablemos de Wikileaks.

–Wikileaks es una organización y una publicación. La organización tiene una tarea, que consiste en ser una serie de cosas. Una es ser la publicación de última instancia, así que en vez de protestar contra la censura, la deshacemos. La atacamos y publicamos. Otra función es alentar a gente que tiene conocimientos de planes o actos injustos que hayan ocurrido en el pasado a que nos den la información, así la publicamos. Luchamos por esos derechos en general porque creemos en ellos y como organización son necesarios para nuestra existencia. Y hacemos todo esto no solo porque alguna gente lo aprueba, no solo porque es divertido, y lo es, sino porque vemos que lleva a actos individuales de justicia a partir de las publicaciones que producimos, y también marca una tendencia general que altera el ambiente político en la dirección correcta.

–¿Cómo evalúa el impacto que ha tenido Wikileaks?

–Hay tres áreas de impacto. Primero están los casos individuales. Publicamos en promedio un millón de documentos por año de todo el mundo que han afectado elecciones, han afectado revoluciones, han sido usados en casos judiciales importantes, con respecto a la guerra de Irak, a los vuelos secretos de prisioneros de la CIA, corrupción, asesinatos. (En segundo lugar) hemos empujado las fronteras de lo que es aceptable publicar en Internet. Eso es muy importante porque ahora se acepta a cualquier organización que publique documentos de gobiernos que son menos controvertidos que lo que hace Wikileaks. De esa manera hemos agrandado el abanico, lo que sirve para proteger a todos los demás que vienen detrás nuestro. Por último, en la reacción hacia Wikileaks, hemos revelado algo importante acerca de la hipocresía de Occidente, de cómo la censura moderna ocurre en Occidente y también en sus países aliados; hemos revelado la corrupción en los medios y, quizás nuestro mayor éxito, hemos radicalizado y educado políticamente a la juventud de Internet y la juventud de Internet es ahora la mayoría de la juventud. La mayoría de la juventud hoy recibe su educación política de Internet.

Cuestión de valores

–Quisiera preguntarle por una anécdota de su niñez, usted me dirá si es cierta, que me llamó la atención porque habla de sus valores éticos. La historia se refiere a que, siendo niño usted se robó unos tomates de la huerta de una familia adinerada. Y que después se enojó mucho cuando esa familia le reclamó. ¿Cree que en algunas situaciones está bien robar?

–No sé de dónde salió eso. Me suena que de esa biografía no autorizada que se publicó….

–Sí, de la biografía no autorizada. Sé que usted dice que ese libro contiene muchas falsedades, por eso pregunto, para entender si usted cree que bajo algunas circunstancias…

–La mitad de los problemas que Wikileaks enfrenta como organización, así como muchas otras organizaciones de activistas y periodistas en general, es la deformación del lenguaje. El intento de hacer trampa con el lenguaje para sacar de contexto un tema…

–Por eso quiero ser claro. Estoy hablando de robar.

–Entonces es un abuso del lenguaje usar la palabra “robar” en lugar de la palabra “copiar”. Porque “robar” es quitarle un ítem a su dueño original. Wikileaks, cuando recoge información de gobiernos y grandes corporaciones, está copiando esa información. Cuando le pasás un dato a un amigo, por ejemplo, ¿sabías que Suecia es el principal fabricante de armas per cápita en el mundo? Yo no perdí ese dato por pasárselo a alguien. Entonces, si la pregunta es si creo que copiar información y diseminar información está mal…

–No, ya conozco esa respuesta. Por eso le pregunto si robar tomates siempre está mal o a veces se justifica. Ya sé que usted era solo un niño y ya sé que usted le da mucha importancia a la ética. Lo que quiero entender es si, dentro de sus parámetros éticos, en ciertas circunstancias se puede justificar el robo.

–Me está preguntando por mis parámetros éticos de cuando tenía cinco años.

–No, quiero saber lo que piensa ahora.

–Tendría que ver… en general está mal, pero habría que ver la circunstancia específica. Cobrar impuestos es robar, por ejemplo.

–¿Entonces en un punto está bien robar, si le robás a una persona muy mala, por ejemplo?

–Creo que nunca está bien, pero puede ser el mal menor entre dos males. Cobrar impuestos es un ejemplo en el que puede o no ser el mal menor, pero parece que los países que no recaudan no sobreviven mucho tiempo.

El papel de América latina

–¿Cuál es su opinión sobre la importancia de Wikileaks en América latina?

–Mi conocimiento sobre la interacción de cualquier país latinoamericano con Wikileaks es limitado, pero tengo una perspectiva sobre la región en general porque establecimos acuerdos de publicación en casi todos los países de la región. Así que es posible establecer algunas conclusiones. La más obvia, y no es sorpresa para los latinoamericanos, es el rol de Estados Unidos en América latina. Las acusaciones históricas de las interferencias de Estados Unidos aún se sostienen, aunque por suerte la mayoría de los países en Latinoamérica no están en una situación de poder tener dictaduras agresivas. Esa influencia ahora se expresa en la financiación de ciertas ONG y grupos por parte de Usaid (la agencia de asistencia del Departamento de Estado estadounidense) y en mantener a otros grupos dentro de la órbita de Estados Unidos, ya sea a través de la OEA (Organización de Estados Americanos), la SIP (Sociedad Interamericana de Prensa) o por medio de otros arreglos. La progresión en América latina en relación con Estados Unidos es muy positiva, pero hay un aspecto que me preocupa y que América latina debe resolver, y es que todas la comunicaciones de América latina a Europa, a Asia, se hacen a través de Estados Unidos, donde son interceptadas por la agencia de seguridad nacional. Aun un porcentaje importante de las comunicaciones entre países latinoamericanos rebotan en Estados Unidos y vuelven a la región. Esto abarca a las grandes empresas telefónicas, a los grandes proveedores de Internet, a las transferencias en dólares. Es un tema serio de soberanía para América latina. También vemos problemas serios con los medios en América latina. Esa caricatura de los medios latinoamericanos que son muy cercanos a una familia, o a un partido político, en general es correcta. La interferencia en la última elección en Perú fue muy seria (Ollanta Humala ganó a pesar de una fuerte campaña negativa del diario El Comercio). Como región, América latina fue la más exitosa en la difusión de los cable diplomáticos, con la posible excepción de Medio Oriente, que vivía una situación especial. Mejor que Europa, y mucho mejor que Africa, Asia y también Estados Unidos. Creo que eso habla bien de América latina. Europa se vio afectada por sus relaciones con la OTAN, obviamente Estados Unidos también. En Africa la infraestructura era demasiado pobre y quizás estos países también se preocupaban por su relación con Estados Unidos, no porque fueran fuertes aliados como los países de la OTAN, sino porque eran países pequeños y no tenían organismos regionales fuertes que los protegieran, mientras que en América latina, si bien los países pueden ser pequeños, están insertos en organismos regionales que los protegen. China suprimió los cables completamente y en las ex repúblicas soviéticas la reacción fue mixta.

–Volviendo a la región…

–Ecuador fue especial. El gobierno ecuatoriano nos pidió que publiquemos todos los cables sobre Ecuador. Nos pidieron, querían que publiquemos todo. Hubo otro país caribeño, creo que Jamaica, que también nos pidió que publiquemos todos los cables.

–¿Y Argentina? ¿Qué sabe de Argentina?

–La embajadora argentina (Alicia Castro) vino acá para apoyarme.

–Alguna gente en la Argentina se puso contenta cuando usted, en el discurso que dio en el balcón, mencionó al país dos veces.

–Sí, la repetí por un error en el cortado y pegado de ese párrafo de mi discurso, así que dejé afuera a otros países que pensaba mencionar, pero obviamente Argentina estaba cerca de mi corazón en ese momento, por eso la mencioné dos veces, lo cual no es sorprendente porque en este tema del asilo, Argentina me ha apoyado mucho y la embajadora argentina en Londres, que es una mujer muy carismática, vino a demostrarme su apoyo. Quiero decir, estoy al tanto de algunas cosas que han pasado con Cristina y el gobierno de Argentina, pero no tengo opiniones particulares sobre el país. Pero sí aprecio su independencia en el tema del asilo. Hay una cosa (de la) que nosotros, en Wikileaks, hemos recibido varias quejas, y tiene que ver con el programa biométrico (de impresión de documentos) en Argentina.

–¿Tiene que ver con que hay que aportar demasiados datos? Sé que una parte de la comunidad de hackers argentinos se opone.

–Es una transferencia de datos desde los individuos a una organización que es mucho más poderosa que ellos. Entiendo la seriedad de los carteles narco en América latina. Es un tema serio y no lo subestimo.

–Nosotros lo vemos como una solución que permite atravesar los aeropuertos más rápido, haciendo menos trámites. ¿Es una mirada demasiado ingenua?

–Sí. La tecnología casi nunca es neutral. Y cada individuo es conocido por el Estado, y todos sus amigos también, y puede ser rastreado con exactitud, como resultado de las comunicaciones. Entonces, cuando el Estado se vuelve malo, los individuos no tienen dónde esconderse. En una filtración que hicimos a principios de año mostramos que hay 175 agencias de Inteligencia que les proveen equipos espía a diferentes gobiernos para intercepciones masivas en Internet. Entonces, por ejemplo, con solo diez millones de dólares por año se puede comprar un equipo de Dastec en Sudáfrica para grabar todas las llamadas telefónicas de un país mediano. Todas las llamadas telefónicas. Ese es el nuevo patrón tecnológico. Ya no se trata de elegir a un activista en particular para seguir sus llamadas. Ahora se interceptan correos electrónicos y llamadas de poblaciones enteras y se almacenan de forma permanente porque es mucho más barato tener archivos permanentes de poblaciones enteras que seguir a ciertos individuos. Mejor que todos sean el blanco y no tener que gastar en discriminar. Más adelante, cuando te interesás por una persona, podés ir al archivo permanente y rastrear los datos de esa persona y encontrarlo fácilmente y seguir su rastro. Hay programas que pueden ser buenos para combatir la criminalidad, pero hay que recordar que son los gobiernos los que definen los crímenes. Tenemos presuntas fuentes en prisión. Jeremy Hammond está preso en Nueva York. Ellos dicen que su crimen es haber copiado datos de la agencia privada Stratford y habernos pasado esa información. Es un prisionero político. Doscientos días encarcelado sin ser juzgado. No hay dudas de que él copió información. Se lo acusa del acto político de copiar información de una agencia de inteligencia, pero no lo acusan de hacer pasar vergüenza a una compañía poderosa e influyente. Se lo acusa de hackear computadoras. Del mismo modo a Bradley Manning (presunto filtrador de los cables diplomáticos, preso en Virginia) no se lo acusa de poner al descubierto crímenes de guerra, se lo acusa de comunicar al enemigo al hacer que la información sea pública. Entonces los Estados y las personas influyentes dentro de ellos definen como criminal una actividad que todos realizamos, que es copiar información, y aplican esa interpretación criminal a la gente que les hace pasar vergüenza. (Un asistente insiste en terminar la entrevista, que lleva hora y media por encima del tiempo pautado.)

–¿Algo más?

–Solo que el consejo y el apoyo de Argentina es muy importante para mí, porque Argentina tiene experiencia confrontando con el Reino Unido.

Read Full Post »

Fuente: Vía Libre

En el día de ayer, martes 5 de abril, se realizó en el local de Propuesta Republicana (PRO) una reunión con el diputado Federico Pinedo para aclarar las cuestiones vinculadas a la propuesta de un Régimen para proveedores de servicios de Internet.

La reunión terminó en una propuesta de “cambios en la redacción”, es decir, cambios de forma y no de sustancia. El problema es que entre la redacción de la norma y las intenciones que declara Pinedo media la distancia exacta de un abismo.

 

El asesor de Pinedo, Agustín Giustiniani, sostuvo que el proyecto de ley pretende ser “una guía para los jueces, para que sepan cuándo librar medidas cautelares”. Dos problemas inmediatos aparecen: la potestad para librar medidas cautelares entra dentro de las actividades normales de los jueces, y sería preocupante que los jueces no sepan cuándo y cómo deben librarse medidas cautelares. El segundo problema es que se intentan desviar las discusiones políticas hacia supuestos “problemas técnicos”. Eso es lo que trata de sostener Pinedo, por ejemplo, en esta entrevista realizada por AM750.

La entrevista no tiene desperdicio: primero Pinedo dice que no pretende responsabilizar a los ISP, para afirmar inmediatamente después que si los ISP no cumplen con la medida cautelar, serán responsables por no cumplir con la medida. Para Pinedo, por ejemplo, si un diario online publica algo que daña la moral de alguien, debe borrarlo. Con ese razonamiento, se llega rápidamente a la conclusión entonces de que un diario online tiene menos entidad que un diario de papel, y por ello está obligado a una normativa diferente. La libertad de expresión en entornos digitales parecería así no tener validez. Este proyecto de ley suma restricciones a las escasas garantías que existen para la libertad de expresión en los nuevos entornos tecnológicos.

Y es exactamente en este punto donde el proyecto de ley comienza a mostrar todas sus limitaciones. La definición de “proveedores de servicios” en el artículo 1 pone en la misma jerarquía a un motor de búsquedas, a un proveedor de hosting, a un proveedor de servicios de software (como MediaWiki) y de plataformas (como podría ser un servicio de chat en línea), a un proveedor de contenidos e información y a un proveedor de conexión. No hace falta siquiera ser especialista en el tema para percatarse de que, en caso de que hubiera algún tipo de responsabilidad por contenidos, las responsabilidades entre una empresa que sólo se dedica a tender y conectar fibra óptica es cuantitativamente diferente a la responsabilidad de una empresa que sólo se dedica a indexar contenidos.

En términos reales, este proyecto sería como responsabilizar a quienes elaboraban los Index de obras prohibidas en la Edad Media por indicar dónde se hallaba el contenido hereje. La definición de responsabilidad implica consecuencias legales, y parece que el proyecto no está buscando eximirlos de responsabilidad, sino más bien determinando que, en efecto, los motores de búsqueda o los proveedores de almacenamiento tienen responsabilidad por el contenido generado por terceros. Más que reglas de juego claras, esto es cambiarle el tablero de juego a las empresas y servicios involucrados.

El único responsable por un contenido es quien lo crea. Y es evidente, salvo para el diputado Pinedo, que un diario no puede borrar contenido porque “técnicamente” la herramienta se lo permita , del mismo modo que un buscador no debería filtrar los contenidos sólo porque “técnicamente” está habilitado para hacerlo. Hoy es el nombre de una actriz famosa, pero mañana se podría proponer, porque técnicamente se puede hacer, restringir términos vinculados a prácticas que el Estado argentino considera como delictivas, por ejemplo: “practicarse un aborto”.

Los delitos específicos que esta ley pretende subsanar, tales como la pornografía infantil, la violación del derecho a la imagen, la ofensa a la moral pública o, incluso, los delitos raciales que menciona Pinedo en la entrevista, ya se encuentran todos regulados en legislaciones específicas. Además, por si esto fuera poco, quienes más violan los derechos de imagen de las personas son los grandes medios de comunicación. Hay innumerable cantidad de fallos por usos no autorizados de imágenes públicas, por utilización de contenidos protegidos por derecho de autor sin la autorización correspondiente, entre otros. Los grandes medios de comunicación son los primeros en violar sistemáticamente cualquiera de estos dos derechos, pero sin embargo a nadie se le ocurriría decirle al quioskero que es responsable por seguir vendiendo el diario que viola el derecho a la imagen de un personaje famoso, aún cuando haya una denuncia efectiva. Esto, y no otra cosa, es lo que pretende hacer Pinedo con su proyecto de ley.

Read Full Post »

Este es un interesante aporte para la construcción de una mirada amplia y abarcadora del Software Libre, que va mucho más allá de lo que puede mostrar un típico cuadro comparativo. Software Libre implica un ciclo de vida diferente del producto (el software) y un proceso de trabajo social que lo hace posible. Aquí el cómo se hace es central, porque según qué alternativa usemos, nos abrimos o cerramos posibilidades hacia adelante.

Fuente: Conocimiento Libre para una Sociedad Libre (Agosto 15, 2010 por Mariangela Petrizzo)

“Usar software libre como sistema operativo es una declaración política que indica a las corporaciones y creadores de software propietario que hay otro camino”

Este es un muy buen post escrito desde el blog “I Dream Of Linux“, está en ingés, pero vale la pena leerlo

Linux is political!

I have had so many different discussions with people about which computer operating system is the best. Most people that I talk to swear by the one they use. This generally means Windows because it comes pre-installed on people’s machines when they first buy them.

If your debate is about real technical issues, then Linux, Windows and Mac OS all have their strengths and weaknesses. It seems that all three operating systems are great to use depending on what the user needs. However, I do think that an operating system should not be judged solely on its technical strengths and weaknesses but also on its ideology and the way it is developed. This leads us into the debate of proprietary and open source software. Most people that I talk to have very little understanding about what is open source. They do not understand the concept until I further explain it to them or they research it on their own.  Initially they have a lot of questions that they want answered. How can the open source community produce an operating system that is free? Who “owns” Linux? Where do I get it and how come Linux does not advertise as extensively as Apple or Microsoft? People have a hard time understanding that there is no single company behind Linux. They don’t understand that Linux cannot be monopolized like Windows or Mac OS because no single entity owns the Linux source code. When these people realize that there is much more to Linux than its technical strengths and weaknesses, then they really understand its potential to change the software industry.

Open Source is an innovative concept to create software without copyrights and restrictions. Because of the way Linux is developed it is not only an operating system but a political movement as well. No more Bill Gates or Steve Jobs dictating to you what kind of functions you should have or not have and what you as a user need or do not need. Linux gives you pure freedom to download, copy, modify and distribute. This fantastic concept puts Linux far ahead of Windows and Mac OS and when people realize its potential implications they are amazed. The computer software business is no longer what it used to be as it continuously changes and adapts. No more restrictions, limitations and monopolies but only freedom. A lot of individuals are tired of large corporations who try to limit the end user and dictate the terms of use to them. These people use Linux not only because it has many great features and strengths but also as a political statement against the status quo.

Software does not have to be expensive, limiting and restrictive. Using Linux as an operating system is a political statement that tells the large corporations and the creators of restrictive proprietary software that there is a different way.

Read Full Post »

Fuente: Federratas (via Ariel Alegre)

Son muchas las críticas que pueden hacerse al plan del gobierno de entregar una computadora portátil a cada alumno secundario del país, ya sea desde análisis económicos, pedagógicos, logísticos, institucionales y otros. Sin embargo, aún cuando admitiéramos la validez de todos ellos, cuando el polvo se asienta terminamos con una sensación de que algo bueno tiene que salir de todo esto. Al fin de cuentas, ¡estamos poniendo tecnología de cómputo y comunicaciones en manos de millones de estudiantes! ¿Cómo podría ser malo algo así?

Lamentablemente, hay una manera: equipar las computadoras con Microsoft Windows y Office. Más lamentablemente aún, esta manera no sólo existe, sino que además el gobierno la encontró, y la está ejecutando.

Para muchas personas, que las máquinas corran Windows y Office es más que razonable, casi es natural: más allá de aquellos que desconocen la mera existencia de otros sistemas operativos, la realidad del mercado es que hoy, en Argentina, es casi imposible comprar una computadora sin Windows. Esto no fue siempre así: hubo un breve período durante el cual las tiendas de computación vendían máquinas equipadas con GNU/Linux, pero eso se terminó cuando Microsoft intervino en el mercado con prácticas dudosas que terminaron costándole un juicio por abuso de posición de mercado que aún está por resolverse.

Esa misma concepción de Windows como parte inseparable de la computadora es, precisamente, una de las razones por las que ponerlo en las computadoras de los estudiantes es un error: estamos reforzando, desde el sistema de educación pública, la idea equivocada de que no hay ni podemos construir alternativas viables a lo que nos ofrece una corporación en particular. Al tiempo que hace alarde de enfrentarse a los monopolios, nuestro gobierno está convirtiendo a la escuela pública en un espacio de publicidad para uno de los monopolios más claros y dañinos del planeta, al tiempo que legitima ante los niños sus prácticas de mercadeo y licenciamiento, caracterizadas esencialmente por la restricción de la libertad de sus usuarios.

No sólo es posible construir alternativas viables, la comunidad de software libre ya lo ha hecho: se puede equipar las máquinas con programas confeccionados colaborativamente por comunidades internacionales de programadores con el propósito específico de que sean accesibles a todas las personas. Estos programas no sólo alcanzan con creces para resolver todas las necesidades de computación y comunicaciones de los estudiantes, sino que refuerzan el mensaje solidario de que compartir es bueno, al tiempo que alientan la curiosidad y creatividad: como los juguetes didácticos que permiten ver cómo funcionan y combinar elementos para armar juguetes nuevos, el software libre no sólo se puede usar, sino que se puede estudiar, modificar y compartir.

Existen rumores de que las máquinas serían entregadas con dos sistemas operativos: por un lado Microsoft Windows, y por otro una distribución de GNU/Linux. Esto parece una mejora respecto de la situación en la que la máquina viene sólo con Windows, pero no lo es. En realidad, termina reforzando el mensaje de que Windows es inevitable. De alguna manera, el gobierno estaría diciendo “esta máquina está equipada con software libre que permite al estudiante navegar por la red, enviar y recibir mail, chatear, escribir textos, planillas de cálculo y filminas, retocar fotografías, hacer diseño gráfico en 2D y en 3D, editar vídeo y audio, hacer análisis estadístico, programar en incontables lenguajes de computación y muchas cosas más, pero no está completa a menos que incluyamos Windows y un programa de oficina que meramente duplica la funcionalidad que ya tenemos en OpenOffice.org.”

Quienes planifican estos proyectos suelen argumentar que esta duplicación de funcionalidad es necesaria para lograr una supuesta “neutralidad tecnológica”, que se vería violada si sólo usaran software libre. El argumento es falaz por donde se lo mire, pero quizás salte a la vista de manera más burda cuando analizamos que, por lo visto, ninguna configuración de computadora es neutral a menos que incluya Windows. ¿De qué neutralidad estamos hablando?

Read Full Post »

Older Posts »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 101 seguidores