Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Sergio Montoro’

Fuente: Sergio Montoro en la pastilla roja

La compra de Sun por parte de Oracle ha sido como un duro terremoto para la Comunidad Open Source. Un terremoto cuyas réplicas siguen causando daños considerables hasta el punto de que hay quien piensa que Oracle compró Sun únicamente para dejarla morir. Y no sólo por los destrozos en el software de Sun ni porque les hayan crecido los enanos con OpenSolaris, OpenOffice, MySQL y hasta con Java, ni porque hayan triplicado el precio del soporte de MySQL. No es nada de lo anterior, el verdadero mazazo psicológico ha sido pasar por debajo de la apisonadora financiera de Oracle.

Scott McNealy hablaba ayer durante 40 minutos en la keynote de la Conferencia PgWest 2010, resignado a que el “gran” capitalismo de Oracle le ha gando la partida y dubitativo acerca de si la política de apertura de los últimos tiempos de Sun fue realmente una buena idea. Pero probablemente la decisión estratégica que más lamente McNealy no sea la apuesta por el Software Libre, que de hecho le dio muchos réditos a Sun, sino haber sacado la empresa a bolsa exponiéndola de ese modo a las fauces del gran tiburón Oracle.

El ex-CEO de MySQL Mårten Mickos ha puesto en duda la viabilidad del fork MariaDB del propio creador de MySQL Monty Widenius.

Y según Roberto Galoppini bloggeaba acerca de su participación en la Document Foundation el periodista Dana Blankenhorn de ZDNet ya andaba diciendo que el fork tiene muchas probabilidades de fracasar por falta de apoyo corporativo.

Es como si a todo el mundo se le estuviese olvidando de dónde salió Linux y todo el movimiento Open Source, y qué fue lo que se consiguió partiendo literalmente de la nada.

Articulo completo

Read Full Post »

Fuente: la pastilla roja (Sergio Montoro)

Cuando montamos Knowgate en el año 2000 yo no entendía porqué lo que más nos preguntaba la gente era: a) a quién conocíamos y b) cuánto dinero teníamos. Pensaba ingenuamente que si teníamos una buena idea y trabajábamos duro de alguna forma llegaríamos a algún sitio, y que de todas maneras no necesitabamos millones de euros para fabricar el software que yo tenía en mente, craso error.

Tracy Kidder ganó un premio Pulitzer con el libro The Soul of a New Machine, una crónica de la época de las tecnologías de la información en la cual una empresa podía fabricar una innovación y venderla simplemente porque el mercado estaba tan absolutamente necesitado de más potencia de cómputo que cualquier cosa que mejorase lo anterior tenía grandes posibilidades de ser un éxito comercial.

Pero desde que se inventó Internet se ha vuelto más difícil dar saltos cuánticos en innovación y las empresas ya no pueden permitirse estrategia de dentro a afuera (eso fue lo que mató a Sun). No es que se innove más despacio, ni mucho menos, por culpa de Internet, al contrario, se innova más rápido pero en porciones más finas y las operaciones se han vuelto más importantes que las innovaciones a la hora de ganar dinero.

Tras percatarme de mi error inicial de apreciación, cambié de estrategia y me convertí en un adoptador temprano de eConozco (ahora XING). Empecé a invitar a todo el mundo que conocía a mi red hasta que me convertí en uno de los individuos más conectados de aquella red. Hasta que me di cuenta de que las conexiones en redes sociales por si mismas son como un cable de red sin corriente si no fluye por ellas ninguna conversación.

Y aún hubo otros muchos intentos, por supuesto, abrir el código de hipergate para generar una Comunidad, heredar este blog de Alfredo y Juantomás, etc.

Pero cuanto más profundizamos en la era del capital relacional más empiezo a detestarlo. Ahora, de repente, se ha puesto de moda ser “un conectao” y conocer a todo el mundo. Tener chorrocientos amigos en Facebook, no sé cuántos followers en Twitter y la tana de conexiones en LinkedIn. Bien ¿y qué? Tanta ansia de protagonismo social, en las personas y en las empresas empieza ser patética. Estamos generando una tendencia donde los contactos políticos y las relaciones de influencia se valoran oficialmente más que los méritos reales, el esfuerzo continuado o la originalidad de alguien.

Todos los que ahora hablan de la “sociocosa” como un excelente invento deberían reflexionar acerca de que, en el fondo, se trata de primar el capital relacional por encima del capital intelectual, que es, justamente lo que hace un político.

No obstante, no hay que alarmarse en exceso, porque el fenómeno tampoco es para nada nuevo. Cuando Salvador Dalí fue a Estados Unidos se dio cuenta de que ganándose a los críticos de arte nunca pasaría de ser un artista marginal. A quien tenía que ganarse como pintor era a los medios de masas, y así lo hizo con gran éxito, como otro genio pictórico del marketing, también español, que era Pablo Picasso.

Estamos convirtiendo la tecnología en una especie de mercado de arte moderno, donde es más lucrativo ser el artista del momento que realmente tener ninguna genialidad. El mayor problema es que en dicho proceso nos alienamos del mundo real, que no es web 2.0, y en muchos casos ni siquiera 1.0 y creamos y aplaudimos productos y servicios para cuatro frikis mientras la realidad social va por otro lado.

P.D. No me gustan los posts en primera persona, me parecen el colmo del egocentrismo, y en este creo que se repite la palabra “yo” más que ninguna otra ¡qué mal! pero, en fin, ya está hecho.

Read Full Post »

Fuente: la pastilla roja (Sergio Montoro)

Brutales pero imprescindibles para el emprendedor novel las confesiones de un emprendedor (PDF) de Isaac Belmar.

Read Full Post »

Fuente: la pastilla roja (Sergio Montoro)

El pasado dia dos de julio el Consejo de Ministros aprobó la Estrategia Estatal de Innovación (E2I) del MICINN presentada en el Congreso de los Diputados en octubre de 2009.

Es, indudablemente, muy positivo que haya planes nacionales de I+D de los cuales muchas cosas ya se han materializado, como la creación de centros públicos de investigación, los planes Avanza, Torres Quevedo o, más recientemente Inncorpora.

Los ejes generales, Formación de recursos humanos cualificados, Financiación, Acceso a los Mercados, Cooperación Territorial, Internacionalización y Transferencia de Conocimiento; todo ello con el estímulo de la demanda pública, también son muy acertados.

No obstante, si bien la innovación continua es una actividad conveniente y necesaria la innovación por si misma no va a solucionar nuestros problemas económicos. Empezando porque sigue confundiéndose innovar en los negocios con hacer I+D con algunas honrosas excepciones, eso si, tanto en los organismos “clásicos” como CDTI, como en nuevos subprogramas estilo Innocash que parecen haber comprendido que cualquier investigación que no es trasladable al mercado o a un beneficio social, es un gasto inútil.

Yo creo que el problema no es de los que hacen los programas ministeriales, que, la verdad, como van aprendiendo de la experiencia con el paso del tiempo, pues, a pesar de sus carencias, cada año están mejor pensados que el anterior.

El problema es de los de más arriba, en el Congreso, que siguen sin entender qué es la innovación y sobre todo que no entienden que la innovación es un medio del cual se valen las organizaciones para ganar una ventaja competitiva, y no una herramienta de gestión de crisis financiera. Y no es que nos venga para nada mal ganar competitividad ¡falta nos hace! sólo que usan la innovación como opio del pueblo anunciando que nos sacará mágicamente de la economía bananera olvidándose de que aún nos queda por poner buena parte del asfalto de la carretera.

Documentos relacionados:
Presentación de la Estrategia Estatal de Innovación (PDF)
Plan de Innovación 2010 (PDF)

Read Full Post »

Fuente: la pastilla roja

Savio Rodrigues comenta en rand($thoughts); la ponencia que David Skok (inversor en JBoss) dio en la OSBC en la cual dijo que cuando RedHat compró JBoss el 15% de los clientes no renovaban las licencias anuales de soporte. Es decir, el 15% de los clientes que empezaron pagando, simplemente decidían continuar usando el producto pero sin pagar nada.

Ya comenté en 2006 que, en mi experiencia, el soporte técnico no es un modelo de negocio viable, puede contribuir a una parte de los ingresos, pero no se puede vivir sólo del soporte. Y que, en general, los servicios son un modelo comparativamente peor a las licencias.

Al final del trimestre los inversores quieren resultados económicos positivos (y no poca cantidad). En una vuelta de tuerca a los primeros modelos de negocio Open Source se inventó el Open-Core Licensing -u Open Source Comercial- que a mi personalmente nunca me ha gustado, ya que lo considero una forma de volver al modelo de negocio de las licencias. No me gusta la táctica de capar tu propio producto de modo que sea menos útil (o inútil) para una empresa si ésta no paga.

A mi la postura purista de Richard Stallman tampoco me vale. Es perfectamente legítimo que quien fabrica activos digitales sujetos a propiedad intelectual cobre por ellos una cantidad que le permita vivir dignamente de su trabajo.

Peter Wayner sugiere en InfoWorld 8 modelos para ganar dinero con el Software Libre (sin vender software):

1.- Trabajar con amigos sólo por diversión
2.- Trabajar con colegas al “estilo Apache”
3.- Vender documentación
4.- Vender soporte
5.- Vender hardware estilo netbooks
6.- Hacer SaaS sobre el Sw Libre de otros
7.- Hacer creer al cliente que algo malo pasará si no paga mendiante FUDs
8.- Capar tu propio producto (Open Source Comercial)

Todos los cuales a mi me parecen como si estás en el negocio de la automoción y alguien va y te dice que no vas a poder cobrar por el coche, y que tendrás que sacar dinero de la instalación del aire acondicionado, el cambio de neumáticos y el know-how de cómo se repone el aceite gastado.

No. Lo que hace falta es fumar la pipa de la paz con el software privativo mediante la creación de una licencia de Software Libre de pago.

No es justo que una empresa como Google tenga decenas de miles de servidores con MySQL y ni pague una fracción de sus ingresos al fabricante de la base de datos ni contribuya a mejorar el producto. Lo justo sería una licencia de revenue share entre el cliente y el fabricante que diga algo así como: “aquí tiene usted gratuitamente este software, cópielo, modifíquelo, redistribúyalo y, si gana algún dinero con él, llámenos y le cobraremos un porcentaje razonable de sus beneficios”.

Read Full Post »

Fuente: la pastilla roja (Sergio Montoro)

Brillante como en muchas otras ocasiones el resumen de Nicholas Carr en Wired de su nuevo libro The Shallows: What the Internet Is Doing to Our Brains.

Dice que Internet estimula una mayor actividad cerebral y que debido a su neuroplasticidad nuestro cerebro se está adaptando a prestar menos atención profunda a las cosas y está aprendiendo a saltar de una idea a otra en rápida sucesión siguiendo hiperenlaces y sin detenerse mucho tiempo en ninguna.

El artículo avisa sobre el peligro de perder la capacidad de reflexionar profundamente sobre las cosas. Yo creo que efectivamente tal efecto es cierto, yo sería incapaz de repetir mis estudios superiores. A estas alturas de mi vida no podría prestar suficiente atención a una única materia durante un semestre completo durante el tiempo necesario para preparar un exámen. Pero no creo que por ello sea ahora más tonto que antes, simplemente mi forma de procesar la información ha cambiado, y la evolución en buena.

Además, el efecto se puede contrarrestar. Cualquier buen profesor de matemáticas sabe que para enseñar bien no es suficiente con explicar la teoría. Es necesario que los alumnos hagan los ejercicios. Los ejercicios obligan a los alumnos a prestar un grado extra de atención a la teoría y a practicar en cómo usar las herramientas que ésta proporciona. En Internet pasa un poco lo mismo, puede que haya una etapa de scaneo rápido de información, pero ello no implica que la fase analítico/sintética se haya perdido. Un blog es un simple ejemplo de ello: el blogger scanea previamente la red quizá en 10 ó 20 fuentes hiperenlazadas y luego se detiene para reflexionar y sacar conclusiones.

Si Internet está reconfigurando nuestros cerebros, bienvenido sea el cambio, mejor eso antes que quedarnos otra vez anclados durante milenios en las mismas ideas y estilo de pensamiento.

Read Full Post »

Fuente: la pastilla roja (Sergio Montoro)

ComillasAllá muevan feroz guerra ciegos reyes por un palmo más de tierra, que yo tengo aquí por mío cuanto abarca el mar bravío, a quien nadie impuso leyes”.
José de Espronceda, la canción del pirata, 1840.

Yo no entiendo casi nada sobre desarrollo cognitivo, pero simplemente yendo a un zoo creo que es fácil percatarse de que la diferencia mental entre un chimpancé de un niño humano es la prodigiosa habilidad de éste último para imitar comportamientos. Un niño es siempre muchísimo más torpe que cualquier animal de su misma edad y, sin embargo, a la postre, les acaba siempre aventajando.

Fue a Luis Bassat hace ya lo menos 20 años a quien le escuché decir en una ocasión que en su agencia tenían el mejor departamento de investigación del mundo: investigaban todo lo que funcionaba y lo copiaban.

A Luis Martín Cabiedes (a quien mencionaba en un post reciente) le escuché afirmar que a él le encantan los emprendedores copiones de ideas que han funcionado bien en otros paises.

Lawrence Lessig va un paso más lejos y defiende que todo es un trabajo derivado y que innovamos a base de copiar.

Los bloggers, yo mismo, somos de esos copiones. El penúltimo y antepenúltimo post los copié de otros blogs (están hasta las referenciass). Y el anterior a esos dos de un congreso.

Cualquier restricción o crítica a la copia es un obstáculo al progreso general en favor de los derechos individuales, que también deben ser respetados, por supuesto. Por otra parte, hay pocos indicadores del éxito tan fiables como descubrir que le están copiando a uno hasta la saciedad.

Post relacionado: Ser una estrella pop es fácil.

Read Full Post »

Older Posts »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 99 seguidores