Fuente: barrapunto

Microsoft ha confirmado que seguirá dando soporte a Windows XP hasta el 2014. La poca demanda que tiene Windows Vista en el mercado, y el hecho de que los clientes corporativos tampoco se actualicen a Vista, ha hecho que Microsoft tome esta decisión.