Fuente: kriptopolis

Tras un mes de desarrollo de una aplicación web php, y a tres días de someterla a una prueba de envejecimiento salvaje (sí, el jueves 18 empieza el curso en la universidad ), ha llegado la hora de pasarla a producción.

En mi firefox se ve precioso, el w3c me regala medallas… pero ¡oh triste de mí! ¡oh infelice!… cuando cargo las páginas desde un Explorer 6 o 7….

La nada se extiende ante mi: páginas y más páginas en blanco. Lo curioso es que dando al “ver código fuente” ¡ahí está mi código! ¡Y es un código que según el W3C-Validator es perfecto!

Lo confieso, soy culpable… de haber desarrollado una aplicación que genera páginas en formato “XHTML-1.0 Strict” … y que aparentemente no está soportado, ni se piensa soportar por Microsoft en sus versiones 6 y 7 del Explorer. Y para el 8, “ya veremos…”

– Me he leido la recomendación de cabo a rabo, incluyendo el famoso apéndice C1 que dice cómo engañar al Explorer.

– Me he leido todos los trucos habidos y por haber, he jugueteado con el comando header(), con los Content-Types y los metas, con las declaraciones <?xml?>, con los modos quirks (perdón por no poner los enlaces, pero no estoy de humor). Y lo peor es que los chicos de Redmond han declarado que de implementar XHTML nada de nada, que ellos son estándar y compatibles… con ellos mismos.

De verdad, estoy desquiciado. ¿por qué no puedo ser estándar?. He tardado un mes en desarrollar todo, y a tres días de la fecha, me encuentro con que el 70% de mis clientes (alumnos) no van a poder matricularse en el laboratorio si no instalan firefox.

Ya sé que esto es un desahogo, pero después de varios días de googlear y de probar cada cosa que leo en el web, estoy pensando en pedir una baja laboral, y que mis compañeros se coman el marrón.

De momento, mañana tengo consulta con el reumatólogo para que me diga si la contractura en la espalda se debe a exceso de horas sentado delante de la pantalla.