Etiquetas

Fuente: alt1040

Este es un artículo de Eduardo Arcos al que accedimos via vivalinux.

El Open Cloud Manifiesto es una iniciativa hecha por algunas empresas bastante importantes como IBM, Akamai, AT&T, Cisco, Novell, Red Hat, Rackspace, Sun, Telefónica, VMWare y otras más donde intentan definir la forma en que se debería desarrollar el Cloud Computing o la nube, a partir del hecho que la mayoría de las compañías de tecnología están apostando por este tipo de esquema computacional y que los usuarios lo están adoptando a un buen ritmo.

Los principios sobre los que se basan para asegurar que se mantenga la libertad de elección, flexibilidad y apertura dentro de la nube, son (traducidos por Enrique Dans):

  1. Trabajar juntos para que los retos fundamentales en la adopción sean solucionados mediante colaboración abierta y el uso adecuado de los estándares.
  2. No utilizar su posición de mercado para convertir a sus clientes en cautivos de una plataforma concreta y limitar su libertad de elección.
  3. Usar y adoptar los estándares existentes siempre que sea posible, para evitar así reinventarlos o duplicarlos.
  4. Recurrir con prudencia a la creación de nuevos estándares, y cuando así sea por necesidad, hacerlo con pragmatismo, reduciendo el número de estándares necesarios, y asegurando que éstos promueven la innovación en lugar de inhibirla.
  5. Llevar a cabo iniciativas en función de las necesidades del cliente, no de las necesidades técnicas de los proveedores.
  6. Trabajo conjunto y coordinado de todos los actores implicados para evitar que sus iniciativas entren en conflicto o se solapen.

En pocas palabras: crear estándares que separen por completo la infraestructura del software, de tal forma que (por ejemplo) no se necesite usar un sistema operativo de Microsoft para lograr ciertas funcionalidades. El tener software funcionando en la nube permite usarlo desde casi cualquier dispositivo, pantalla, sistema operativo o navegador, pero no sería extraño que algunas empresas quieran limitar aquello, la idea sería prevenirlo.

Como es casi-normal, el manifiesto ha causado fuertes controversias en la industria, especialmente del lado de Microsoft por medio de Steve Martin que escribió un post bastante agresivo acerca de la iniciativa. Según él, la apertura no es tal, no hay intenciones de discutir, conversar y las herramientas disponibles para modificar o mejorar el texto, pero todo indica que es una forma de FUD, una táctica clásica en la filosofía de competividad agresiva de la empresa.

El manifiesto está disponible bajo una licencia Creative Commons, se puede leer en su totalidad (está en inglés) en formato HTML o PDF; también hay un wiki, un grupo de discusión y un foro en LinkedIn para extender la conversación.