Etiquetas

, ,

Fuente: SoftwareLibreyCooperacion

Aunque normalmente suelo destacar el esfuerzo y el liderazgo de los extremeños, no he querido dejar pasar estos días sin destacar lo que también es sin lugar a dudas una apuesta decidida, y es que 5.700 millones de euros (repito millones de euros) es una importante cantidad con la que se pueden hacer muchas, muchas, muchas cosas.
Cuando en junio de 2005 se aprobó el PIMA (Plan de Innovación y Modernización de Andalucía) y su presupuesto de 5.682 millones de euros, muchos pensábamos que podría ser otra declaración de buenas voluntades sin contenido, ya que aunque era un documento de 103 páginas, no dejaba de ser unas líneas orientativas/expositivas, independientemente de sus grandes retos. Sin embargo, ahora sí, este PIMA, que surge tras el Debate de la Segunda Modernización, puede lograr sus fines, y para ello se están habilitando nuevas órdenes, subvenciones,… que dejan la pelota en el tejado de todos (universidades, empresas, asociaciones, administraciones públicas y ciudadanía en general).
Una de las primeras aplicaciones de este Plan fue dirigido a las Universidades:
“define las políticas y estrategias para asegurar la consolidación de la enseñanza universitaria en Andalucía avanzando en la línea de I+D+i, en la adaptaciónal Espacio Europeo de Educación Superior, en la innovación docente y en la mejora de la gestión de las organizaciones universitarias. Asimismo el PIMA incluye entre sus objetivos para la enseñanza universitaria la adaptación de las infraestructuras y equipamiento universitarios a las necesidades derivadas del Espacio Europeo de Educación Superior. Entre las acciones establecidas para alcanzar este objetivo, está previsto un programa de actuación conducente al desarrollo de herramientas y contenidos que, basados en una profunda innovación metodológica, den respuesta a las necesidades formativas y de gestión de la comunidad universitaria, tanto desde el punto de vista del proceso de aprendizaje, como del de la investigación y transferencia del conocimiento” ( BOJA nº 129 del 06 de Julio de 2006 )
Aunque sin lugar a dudas la que más expectación ha levantado ha sido la destinada a municipios, no sólo porque fue la primera, BOJA nº 101 del 29 de Mayo de 2006, sino porque además es la de mayor dotación hasta el momento, pudiendo las subvenciones llegar hasta 400.000 euros.
Ahora necesitamos que nuestros responsables municipales se interesen por esta órden, realicen un verdadero esfuerzo innovador y por supuesto que sigan al dedillo la orden, donde si algo se destaca es la apuesta por el Software Libre, como herramienta vital dentro de la Innovación.
Tiene dos plazos de presentación: mes de junio de 2006 y desde el 15 de enero al 15 de febrero de 2007.
Casi de la misma importancia y que tiene actualmente abierto un primer plazo de presentación, es la ORDEN de 10 de julio de 2006, por la que se establecen las bases reguladoras para la concesión de diferentes líneas de incentivos a la utilización y desarrollo de las tecnologías de la información y comunicación por la ciudadanía andaluza y el tejido asociativo y cuyos tres beneficiarios son: Ciudadanía, Asociaciones y Personas con Discapacidad.
Dado que esta orden tiene mucha más relación con mi ámbito de actuación es una orden que me he “empollado”. Algunas interpretaciones personales que puedo hacer son que me parece muy completa, muy bien estructurada y aclarada, con unos beneficiarios claros y con unos objetivos directos:
– Aportación de contenidos digitales de utilidad e interés para la ciudadanía (¿ y quien mejor para definirlos que los propios ciudadanos?)
– Creación y desarrollo de proyectos innovadores, que afecten a la ciudadanía en general o bien al funcionamiento de las propias asociaciones, y que por supuesto fomenten el uso de las NNTT e Internet.
Hay algo que es muy importante aclarar y que está llevando a equivocación, y es que la orden no pretende que esos desarrollos o ideas innovadoras sean llevadas a cabo por las propias asociaciones o ciudadanos, sino que para ello hay hasta 75.000 euros que permiten contratar todas las partes o procesos de la idea. En conclusión, las asociaciones o ciudadanos identifican una necesidad o una mejora, la orden subvenciona el desarrollo de la misma y las empresas la desarrollan, aunque tampoco es incompatible la contratación de personal propio.
Como siempre el problema de este tipo de órdenes, mas que la aportación de ideas y proyectos, es siempre la necesidad de cumplir con numerosas y estrictas normas, cumplimentar un sinfin de formularios que en ocasiones son bastante complicados y tener personal profesional dedicado en exclusiva, algo que para todo el que conozca la realidad de las asociaciones solo ocurre en las grandes a nivel nacional o internacional (y no en todos los casos). También es comprensible que hay que poner filtros y controles para evitar los malos usos, algo que en España estamos muy acostumbrados; por eso, tendremos entre todos que buscar un equilibrio, pero al menos creo que vamos por el buen camino.
Algo a destacar en la magnífica redacción de estas órdenes, es la cantidad de ejemplos aportados, las aclaraciones constantes y la clara orientación de todas estas órdenes hacia las licencias abiertas (tipo Creative Commons), los Estándares Abiertos y el Software Libre.
Enhorabuena a la Junta de Andalucía, este es el camino para llevar a Andalucía a buen puerto.
Actualizado 18 septiembre, 14:24
Dado que ha levantado bastante expectación, añadiré algunos datos más de la orden de asociaciones y ciudadanos, obtenidas de diferentes recursos de la propia Consejería:
Las Asociaciones Andaluzas contarán con 8,7 millones para realizar proyectos
tecnológicos:
“apoyar los proyectos basados en nuevas tecnologías que surjan de la iniciativa de los ciudadanos y de las asociaciones andaluzas, y a través de la cual también se proporcionarán ayudas técnicas para facilitar el acceso a las nuevas tecnologías de las personas con algún tipo de discapacidad. Se trata, según ha explicado el consejero, de una Orden de Incentivos
inédita hasta la fecha en España, tanto por la cuantía económica con la que se ha dotado –8,7 millones de euros-, como por los conceptos que se van a incentivar: desde la elaboración de contenidos digitales, formativos o que fomenten el debate y la participación ciudadana, hasta el desarrollo de redes tecnológicas que mejoren las condiciones de trabajo del tejido asociativo andaluz. Pero la principal novedad de esta Orden radica en los destinatarios a los que va dirigida: ciudadanos a título personal (persona física, mayor de edad que tenga vecindad administrativa en cualquiera de los municipios andaluces), asociaciones andaluzas de todos los ámbitos (con al menos 25 asociados, registrados, andaluces o figuras asimilables, constituidas y en funci
onamiento desde al menos 2 años antes de presentar la solicitud y andaluzas o ejercer su área de actividad específicamente hacia los andaluces dentro o fuera del territorio)… y aquellas personas con algún tipo de discapacidad (física, psíquica como sensorial con un grado de reconocimiento de minusvalía igual o superior al 33% que pueda estar dificultando su acceso a las nuevas tecnologías”