Etiquetas

,

Dolors Reig nos comenta un video desde su blog “el caparazón”:

Se describe en él un experimento sobre trabajo colaborativo en todo tipo de colectivos, desde ejecutivos a niños en jardín de infancia, que arroja unos resultados, en mi opinión sorprendentes, sobre la colaboración en grupos y la construcción colectiva de productos, conocimiento, etc…

La actividad, conocida como el desafío “marshmallow” y diseñada originalmente por Peter Skillman, VP de diseño en Palm, consiste en construir, en 18 minutos, una estructura con spaghetti, cuerdas, cintas y “nubes” de golosina.

Aplicado en este caso a la psicología de los grupos, el experimento se realiza con 70 pequeños grupos de estudiantes, diseñadores, arquitectos, ejecutivos, etc…, para ver cómo y en qué grado se logra el objetivo: crear la estructura más alta.

Los resultados muestran cómo la mayoría de los equipos hacen lo que les fue enseñado al respecto: repartir roles, planificar la estructura, etc….  antes de dedicar tiempo a terminar la tarea con los spaguetti y poner las nubes en la cima.

Si se hace así, el resultado es casi siempre el mismo: la estructura cae y el equipo no tiene tiempo de volver a levantarla.

Los peores son los graduados en Escuelas de Negocio, que  mienten, hacen trampa, se distraen y producen estructuras bastante precarias. Los mejores, curiosamente, los recién salidos del jardín de infancia, que son los que construyen las estructuras más altas.

Artículo completo en El Caparazón