Etiquetas

Fuente: developer

(Escrito en inglés por Daniel Read y traducido al castellano por Juan A. Romero)

El Principio del Carácter Personal

Lo sepamos o no, nos guste o no, nuestro carácter está reflejado en cada línea de código que escribimos, en cada informe que diseñamos, en cada interfaz de usuario que construimos, en cada diagrama que hacemos. Cuando otra persona mira nuestro código —o lo que es tan importante, la salida que produce nuestro código— esa persona, conscientemente o no, se hace un juicio de nosotros. Piensa en el código que has escrito hasta ahora… ¿cuál sería ese juicio? ¿Estarías orgulloso, te pondrías en pie y dirías que ese código lo has escrito tu? ¿o solo admitirías tímidamente que es tuyo, y lanzarías excusas de por qué no es lo bueno que debería ser?. Si tu código es malo, alguien que lo lea probablemente asuma que no es el único código que has hecho mal, que no es lo único que haces mal. La buena noticia es esta: tenemos control absoluto sobre la calidad de nuestro código.

La cuestión no es si uno es capaz de escribir el mejor código posible, sino si se preocupará por intentarlo. Si un programador carece de ciertos conocimientos o de cierta experiencia, pero hace lo posible por escribir el código de forma clara, entendible, bien comentada, de forma que muestre que al menos ha invertido tiempo en aprender algunos fundamentos básicos, entonces habrá actuado como debía con diligencia— y eso será obvio para un observador que lea con atención. No es razonable que alguien juzgue mal a un programador porque le falte algo de experiencia o porque desconozca aún algunas técnicas. Sin embargo, es absolutamente razonable encontrar una conexión entre la calidad global del código de un programador y la calidad del carácter de dicho programador.

El Principio del Carácter Personal establece: Escribe tu código de forma que refleje, y saque a relucir, solo lo mejor de tu carácter personal.

Leer más