Etiquetas

Fuente: kriptopolis

Por Fernando Acero

Veo con mucha preocupación, que en algunos medios se está hablando de Ciberguerra y Ciberguerrilla, en relación a las acciones que están emprendiendo algunas personas contra las entidades que están presionando de algún modo a Wikileaks, o a su cabeza visible, Julian Assange. Entre estas entidades “atacadas”, se encuentran gigantes financieros como Visa, Mastercard o PayPal. Sin embargo, considero peligroso y muy sensacionalista, calificar estos hechos de Ciberguerra, cuando solamente se podrían calificar de Ciberactivismo, o “Ciberprotesta”. Como mucho, se podría decir que se trata de un Ciberactivismo incívico si nos preguntamos ¿Es lógico luchar contra la libertad de expresión tirando páginas webs por el mundo?, pero poco más. Sin duda, habrá respuestas para todos los gustos a esta pregunta entre el respetable, pero puede que lo más claro en este momento, sean los motivos que tienen algunas personas para apoyar a Wikileaks…

Desde mi punto de vista, que puede ser muy discutible, creo que solamente se puede hablar de Ciberguerra cuando un conflicto entre dos países se desplaza desde mundo físico al mundo virtual. De esta forma, se tomaría el ciberespacio, formado por espectro electromagnético y los canales de comunicación alámbricos e inalámbricos, como campo de batalla y las las tecnologías de la información, como armas contra el oponente. En este escenario, se intentaría alterar la información y los sistemas del enemigo, al mismo tiempo que se intentaría proteger la información y los sistemas propios.

Dicho esto, yo no veo Ciberguerra por ningún lado en el asunto de Wikileaks. Es más, si tenemos en cuenta el anuncio de la Justicia de los EEUU, diciendo que estaba estudiando los ataques cibernéticos realizados por los seguidores de Wikileaks, para que luego, se acabe arrestando a un chico de 16 años en Holanda, como responsable de los “ataques”, está claro que que no podemos hablar, al menos por el momento, de una Ciberguerra o de una Ciberguerrilla. Sin embargo, creo que la mayoría de las noticias que están apareciendo en los medios de comunicación, como ya apuntan y denuncian algunos con cierta gracia y salero, son sensacionalistas y desgraciadamente, también creo que están desviando la atención de otro ataque mucho más grave y que afecta a todos los usuarios de Internet de una forma u otra.

Como advierte la Internet Society, los ataques contra Wikileaks y sus miembros, realmente lo que atacan y ponen en riesgo no es a Wikileaks, que sobrevive mejor que lo que se esperaba, lo que atacan y ponen en riesgo realmente, son los principios fundamentales de Internet. Hay que recordar, que hasta el día de la fecha, nadie ha declarado ilegal Wikileaks y que Julian Assange, su cabeza visible, está imputado por algo muy distinto a sus actividades en Wikileaks, o al menos, eso creemos todos. Por lo tanto, es hasta cierto punto lógico, que los ataques “preventivos” contra Wiklieaks enciendan los ánimos y provoquen las acciones de algunas personas, pero eso no es Ciberguerra, ni nada que se le parezca.

Cuando veo este tipo de mensajes sensacionalistas en los medios de comunicación, no puedo evitar que me venga a la cabeza Noam Chomsky y sus 10 estrategias de manipulación mediática y en especial la número 2, que dice:

“2. Crear problemas y después ofrecer soluciones. Este método también es llamado “problema-reacción-solución”. Se crea un problema, una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el demandante de las medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo: permitir que se califique de Ciberguerra o Ciberguerrilla, lo que claramente no lo es, para luego decir que dadas las circunstancias excepcionales que se están produciendo en el mundo, tenemos que aceptar como mal necesario e inevitable, un retroceso en los derechos y libertades en la Red.”

Un ejemplo de esto, es esta inquietante noticia sobre la posible eliminación del anonimato en la Red, que incomprensiblemente, nos llega desde la ONU/ITU. Aunque no nos debe sorprender que China esté detrás de esa magnífica idea de control total, por algo se empieza y el tema de Wikileaks, tal como se está manejando por los medios, puede ayudar bastante a conseguirlo.

Dicho lo anterior, flaco favor a las libertades y derechos en la Red están haciendo estas noticias sensacionalistas que copan titulares y primeras páginas en medio mundo, al tiempo que se mueven con un efecto vírico imparable en las redes sociales. Creo que los ataques que está sufriendo Wkikileaks en este momento, aunque que muchos los podrían considerar normales y legítimos dadas las circunstancias y los países afectados por las filtraciones, no son en absoluto normales, ni legítimos, ni mucho menos, legales.

Mientras que Wikileaks no sea declarada ilegal por un tribunal, creo que estos ataques contra Wikileaks deberían ser perseguidos por la justicia de oficio. Estos ataques injustificados contra Wilileaks, suponen un claro y serio atentado contra las libertades públicas, vulneran la presunción de inocencia y atentan gravemente contra los principios básicos de Internet, lo que en definitiva, crean un serio precedente, que puede afectar a todos los usuarios de Internet.

¿Pero cuál es el motivo por el que no se están persiguiendo por la justicia las acciones contra Wilileaks?. No tengo ni idea, pero creo que si se tomasen las medidas legales adecuadas, contra los que intentan asfixiar a Wikileaks de forma irregular y por todos los medios, se calmarían los ánimos y se acabarían las “Ciberprotestas” actuales.

Por lo tanto, creo que acciones en defensa de Wikileaks, por el momento y si no cambian las cosas, no se pueden considerar más que una “Ciberprotesta”, de muchos ciudadanos repartidos por todo el mundo, que como mucho, se podría calificar de incívica, pero nunca, un acto de Ciberguerra o Ciberterrorismo, como lo están calificando peligrosamente algunos medios de comunicación. También creo, que es muy posible que que estas personas estén “protestando” por una situación que consideran injusta y legalmente desequilibrada, que también está provocando, por los mismos motivos que en el mundo virtual, otras reacciones de protesta en el mundo real.

“Copyleft 2010 Fernando Acero Martín. Verbatim copying, translation and distribution of this entire article is permitted in any digital medium, provided this notice is preserved. Quotation is allowed.”