Etiquetas

Fuente: barrapunto

Merluzo nos cuenta: «En el trabajo me ha tocado encargarme de un proyecto inmantenible e inactualizable con los recursos disponibles, lo que me tiene un poco abrumado. Leyendo esta semana me he encontrado con la mejor metáfora para describirlo: la “deuda técnica“, el conjunto de chapuzas y parches cuyos arreglos se van postponiendo. Como desarrollador, te endeudas cada vez que escribes código sin documentarlo, cada semana que dejas que tu fork local se aleje del desarrollo de upstream. La metáfora funciona porque cuanto más tiempo dejas sin arreglar uno de estos apaños, más tiempo te costará pagar la deuda. Es como si los problemas devengaran intereses. En ocasiones hay que reescribirlo todo, lo que en nuestra metáfora es el equivalente de declararse en bancarrota (y que puede llevar a la bancarrota real si no hay tiempo y dinero para asumir el desarrollo necesario). ¿Te has encontrado tú con problemas de endeudamiento técnico? ¿Cómo te arreglaste sin llegar a la ruina?»