Etiquetas

,

Fuente:  RevistaLINUX.net

En lo que algunos analistas consideran como un intento de dificultarles las cosas a Oracle y otras distribuciones derivadas, Red Hat decidió cambiar la forma en la que distribuía su propia versión del Kernel Linux. Hasta ahora ofrecía por un lado el núcleo original y por el otro las modificaciones hechas por sus desarrolladores, pero según comprobó el portal lvm.net la versión RHEL 6 correspndiente contiene original y modificaciones en un solo archivo dificultando a los desarrolladores de otras distribuciones obtener información sobre las mismas antes de hacer sus propias modificaciones.

La medida, que no viola la letra de la GPL 2, parece no haber caído bien dentro de la propia compañia mientras que Maximilian Attems, unos de los encargados del kernel en Debian la calificó de “movimiento estúpido”.

No solo Oracle se ve perjudicada por la decisión. CentOS que no tiene finalidad comercial y trabaja con voluntarios también sufrirá las consecuencias

Debido a la decisión de los editores de Revistalinux.net de desactivar los comentarios, si quieres dar tu opinión puedes hacerlo aquí