Etiquetas

,

Fuente: mylinux.com

La comunidad KDE ha anunciado públicamente el nacimiento del proyecto Calligra Suite, “una continuación del proyecto KOffice“. Tal y como indican en el anuncio oficial, “El nuevo nombre refleja el amplio valor de la plataforma tecnológica de KOffice más allá de las propias aplicaciones ofimáticas de escritorio“.

En el documento de presentación explican cuáles son los componentes de Calligra:

  • Aplicaciones de productividad:
    • Words: procesador de textos, nuevo, evolucionado desde KWord
    • Tables: Hoja de cálculo, antes conocido como KSpread
    • Stage: Presentaciones, antes conocido como KPresenter
    • Flow: programa de creación de diagramas, antes conocido como Kivio (se lanzará en la próxima versión)
    • Kexi: aplicación de bases de datos como Microsoft Access
  • Aplicaciones de gestión
    • Plan: Gestión de proyectos, antes conocida como KPlato
  • Aplicaciones gráficas
    • Krita: Aplicación de diseño para imágenes multicapa basadas en píxeles
    • Karbon: Aplicación de diseño para imágenes multicapa vectoriales

Todas las aplicaciones seguirán siendo mantenidas por sus anteriores responsables en KOffice, excepto Words, para la que parecen reservar esfuerzos especiales.

Junto a este anuncio se ha incluido el lanzamiento de Calligra Office Engine, una forma sencilla de que los desarrolladores puedan implementar nuevas plataformas, crear versions especializadas de las aplicaciones o crear nuevas experiencias de usuario. Por ahora hay dos experiencias de usuario principales: la interfaz de usuario de escritorio (desktop UI), con las aplicaciones mencionadas anteriormente, y  FreOffice, que es la única suite ofimática móvil que existe hoy en día.

Podéis encontrar más información en el anuncio oficial, y ya existen varios recursos oficiales:

Yo ya me he dado una vuelta por la web oficial y lo cierto es que la presentación del proyecto es fantástica, así que deseamos a esta plataforma todo el éxito del mundo. Como siempre, bienvenidas todas las alternativas. Una interesante forma de reimpulsar una suite ofimática como KOffice a la que quizá no le prestamos toda la atención que deberíamos.

Artículos relacionados: