Etiquetas

Fuente: Muy Linux

Me ha salido un pareado con el título de este entrada, pero creo que con el ritmo que llevan en The Document Foundation desarrollando LibreOffice, bien se lo merecen. Y es que ya está aquí su nueva versión.

Si recordamos el roadmap de LibreOffice, su versión anterior llegó con algo de retraso (en medio de su captación de fondos que no solo concluyó de forma excelente, ahora llega a los 100.000 € recaudados con los que seguir financiando el proyecto). Pero ya se ha recuperado la regularidad planteada entonces, con un mes de espacio entre versiones menores.

Los plazos se mantienen, tal y como informan en el anuncio oficial, gracias al incremento de desarrolladores que ha recibido esta aplicación: algunos de los que comenzaron con pequeños parches, ya están contribuyendo sustancialmente al código. Todo un ejemplo de entusiasmo, la verdad.

LibreOffice 3.3.2 aparece sin muchas novedades, con corrección de errores y mejora en las traducciones principalmente, aunque en Ubuntizando el planeta se citan mejoras en la integración con KDE 4 o la posibilidad de importar macros desde docxm, las cuales no he encontrado ni en las notas de lanzamiento, ni en la caótica presentación de nuevas características y correcciones, donde solo se refieren a la 3.3.1.

Lo que si que se dice es que LibreOffice 3.3.2 es exactamente igual a su versión candidata previa, la RC2, por lo que para aquellos que ya la tuviesen instalada, no es necesario actualizar.

Para todos los demás están disponibles los paquetes en la página de descargas del proyecto, aunque lo más adecuado -a la par que cómodo- sería esperar a que sean añadidos a los repositorios de la distribución que utilicemos, bien para una actualización normal, bien mediante algún backport o similar (y no creo que tarde mucho).

Otro punto destacado de LibreOffice 3.3.2 es que sirve de base para su próxima versión, la 3.4.0, prevista para mediados de mayo.

¿Alguien se acuerda de OpenOffice?