Etiquetas

Esta nota se refiere al suplemento de tecnología de La Nación.

Fuente: La Nacion (Ariel Torres)

Ayer este suplemento cumplió 15 años. Apareció con LA NACION el lunes 22 de abril de 1996 y sé, porque me lo han dicho varias veces, que hay quienes eran niños cuando hojeaban las páginas llenas de novedades de entonces. Hoy siguen encontrando novedades, pero ya son adultos. Esas cosas te conmueven, la verdad sea dicha.

Lo que me preguntaba estos días, anticipándome al aniversario, era a cuánto equivalen en realidad estos 15 años, estos pasados 180 meses. Bueno, suena raro. Después de todo, los años son años y nada más. Cierto. Pero en 365 días de ahora se desarrollan más nuevas tecnologías, materiales y algoritmos que durante todo el período entre la aparición de las primeras flechas de pedernal y la Revolución Industrial. Recuerdo el inmenso mural de decenas de metros de largo y como tres de alto con pequeñas inscripciones en la entrada de uno de los laboratorios de IBM; cuando pregunté qué significaban esas inscripciones, miles de ellas, me respondieron: “Son nuestras patentes”.

De hecho, el consumo de información se ha acelerado de una forma extraordinaria. Una sola edición del domingo de LA NACION contiene más información que la que una persona común de la Edad Media consumía en toda su vida. Esto se exacerba con la tecnología hasta tal punto que cuando me voy una semana a algún lugar sin conexión ya sé que al volver me encontraré con algún descubrimiento, noticia o lanzamiento importante.

Ver artículo completo