Etiquetas

, ,

Les dejo este interesante artículo, extraído de una revista (abierta) de la UOC (Universidad Abierta de Cataluña). En particular, valdría la pena ampliar el debate sobre si el conocimiento debe ser compartido, aclarando previamente cuál es nuestra intepretación sobre la naturaleza del conocimiento.

Fuente: COMeIN

Mercè Vazquez Garcia

La innovación pensada en términos de software libre hace posible crear de manera abierta y compartida nuevas opciones de trabajar y relacionarse con el entorno, de organizar y gestionar la información disponible diariamente o construir un nuevo modelo flexible de aprendizaje electrónico.

En los últimos años la expansión del software libre ha sido posible gracias a la convicción de que los individuos no deben estar sometidos únicamente a los planteamientos más mercantilistas y de dominio del mercado, al que se ha llegado con la expansión de grandes organizaciones que han hecho una apuesta decidida por el software propietario, cerrado, que somete al usuario a las restricciones o limitaciones de las herramientas con licencia. Asimismo, la expansión también ha sido posible por justicia, es decir, para que todo individuo tenga la posibilidad de participar en un determinado desarrollo realizado por la comunidad o bien hacer uso de éste sin dar nada a cambio. Y, finalmente, para dar valor al conocimiento compartido, para que éste pueda crecer, mejorar y expandirse.

El potencial que tienen las herramientas planteadas en estos términos, junto con el planteamiento de innovación constante que hay en el seno de empresas u organizaciones de carácter diverso, como por ejemplo las universidades, ha permitido hacer realidad la creación de nuevos entornos de trabajo flexibles y accesibles desde cualquier punto, el desarrollo de software no propietario para grandes empresas, la oferta de servicios a clientes creados a partir de herramientas de software libre, la creación de gestores documentales y gestores de contenidos y la evolución tecnológica constante en sectores vinculados al aprendizaje electrónico.

Concretamente, disponer de un nuevo entorno a trabajo haciendo uso de escritorios web permite que el usuario tenga acceso a todas las herramientas de trabajo y a toda la información almacenada desde cualquier punto, plantea un gran ahorro de infraestructuras físicas e importantes inversiones de hardware por parte de la empresa, y a la vez posibilita disponer de las últimas prestaciones tecnológicas. Ésta fue la apuesta de la empresa EyeOS, que ha sido ampliamente reconocida y premiada.

Actualmente la empresa RedHat tiene como reto poner al alcance de las empresas diferentes soluciones tecnológicas a partir de una distribución estable de GNU/Linux. De este modo, se puede ofrecer un producto que tiene un ciclo de vida largo y estable y que se adapta a diferentes sectores, necesidades empresariales y retos tecnológicos. Y, por su parte, las empresas tienen la confianza de dar un paso firme hacia una nueva solución tecnológica.

La empresa Open Alliance ofrece servicios y soluciones basadas en software libre para pequeñas y medianas empresas desde el año 2004. El proyecto que ofrece actualmente, Nubola, es una combinación de escritorio web y herramientas para la gestión empresarial, para que los clientes tengan a su alcance diferentes soluciones completamente adaptables a sus necesidades. Son las llamadas aplicaciones SaaS, soluciones basadas en diferentes tipos de productos, más baratas de mantener y con un número de clientes potenciales más alto.

La apuesta empresarial de openTrends se centra en ofrecer soluciones de software libre basadas en la gestión de contenidos empresariales (portales, gestores de contenido y gestores documentales), movilidad, administración electrónica, soluciones empresariales, implantación de arquitecturas Java EE y soluciones de infraestructura Linux. Y, a su vez, participa en el proceso de aprendizaje de estudiantes de másteres universitarios, lo que permite poner en práctica nuevas necesidades de manera experimental y facilita la transferencia de la innovación de la universidad hacia la empresa.

Desde la Asociación de empresas para el Software Libre (CATPL) se apoya a todas las iniciativas empresariales que tienen como modelo de negocio el servicio y las soluciones basados en software libre, y no en la venta y mantenimiento de software propietario, lo que permite mejorar y avanzar en el desarrollo de estas herramientas a través del trabajo colaborativo.

Y, finalmente, desde el ámbito universitario también hay una apuesta decidida por compartir esfuerzos y recursos implementando soluciones basadas en software libre. Con el uso de plataformas colaborativas se aprovecha la innovación realizada por todas partes y se gana en flexibilidad para adaptarse a nuevos retos o necesidades. Con el proyecto Campus las universidades catalanas pueden compartir soluciones de aprendizaje electrónico basadas en software libre.

En conclusión, en el ámbito de la innovación el peso específico que tienen las soluciones planteadas a partir de software libre es muy tangible: (re)aprovechamiento de las aportaciones realizadas por la comunidad, amplia oferta de soluciones para un mundo cambiante y la posibilidad de crear nuevos modelos de negocio. Y para que se mantenga esta tendencia, sólo hace falta que empresas y usuarios continúen haciendo una apuesta decidida a favor de este binomio.