Etiquetas

, , ,

Fuente: MuyLinux

Si a estas alturas alguien piensa todavía que Ubuntu no es el protagonista del taquillazo del momento -hablando de GNU/Linux-, no es su culpa, pues nos encontramos ante una “producción” digna del más enrevesado David Lynch. Cada día surgen nuevas informaciones, tantas que es difícil seguirles la pista, cual bola de nieve que crece y crece conforme rueda montaña abajo. Vamos con un resumen de lo último.

Comenzamos con el artículo que Mark Shuttleworth publicó ayer en su blog bien entrada la madrugada, en el que volvía una vez más a hablar del tema rolling release. A grandes rasgos, el jefazo de Canonical parece que cede ante la idea, proponiendo lo siguiente (repito, a grandes rasgos):

  • Seguir con las LTS como versiones dirigidas al usuario institucional / profesional o a cualquiera que busque ante todo soporte y estabilidad garantizadas (esto no va a cambiar).
  • Mejorar los lanzamiento incrementales de las LTS (por ejemplo, 12.04.1, 12.04.2, etc.) durante los dos primeros años (hasta que salga una nueva LTS), de manera que cualquier usuario se pueda subir al carro con estabilidad garantizada pero con software más actualizado.
  • Recortar sustancialmente el periodo de soporte de las versiones semestrales, que en un principio se mantendrían, pero gastando menos recursos en su preparación.
  • Convertir las imágenes diarias en el método de instalación rolling release, dado que su calidad ha aumentado considerablemente en los últimos tiempos.

Todo lo anterior, sobra decirlo, debe pasar antes por la aprobación de los expertos de Canonical, que haya consenso y tal. Pero hay mucha más tela que cortar. Sin ir más lejos, en Canonical están comenzando a desarrollar sus propias aplicaciones básicas a partir del SDK de Ubuntu y haciendo uso de QML. Hablamos de la típica calculadora, calendario, entre otras (¿alguien dijo Gwibber?). Algo que se hace para mejorar la experiencia de usuario -compatibilidad multidispositivo-, pero que tiene un efecto claro que, suponemos, se irá haciendo más evidente conforme pase el tiempo: prescindir de las aplicaciones típicas de GNOME. ¿Hasta dónde se llegará? Eso es más difícil de prever. Podéis ver las primeras capturas en el blog de Michael Hall, empleado de Canonical.

Para terminar este batiburrillo de datos nos vamos a Google+, donde se ha armado una buena discusión sobre Mir, en la que podéis ver debatiendo a empleados de Canonical, pero también al mismo Mark Shuttleworth con Aaron Seigo de KDE. No entro en valoraciones esta vez; os recomiendo a los interesados echarle un vistazo.

Por el momento no hay más que contar… Perdón, hay muchísimo más que contar, pero sería como tragarse de golpe una de las albóndigas de Ikea, así que lo dejamos aquí. No obstante, a quien gusten estos follones tiene uno más a su disposición: Querido Mark Shuttleworth: por favor, cuenta la verdad. ¿A qué se refiere Adam Williamson de Red Hat? A que según Shuttleworth, fue antes el Unity que el GNOME Shell, lo que no es cierto según Williamson (no sé si a alguien le puede interesar esto, pero aquí queda). El culebrón continúa.

Pero hay más:
Ubuntu tendrá su propio servidor gráfico y Unity volverá a Qt

La versión GNOME de Ubuntu ya es parte oficial de la familia