Etiquetas

Fuente: La Nación

Las caidas de ventas de las computadoras personales coinciden con el creciente espacio ganado por los dispositivos móviles, y obliga a la industria a replantear nuevos formatos de equipos

Por Nick Wingfield (NYT)  | The New York Times

SEATTLE.- La muerte de la computadora personal puede ser una exageración. Pero la industria en torno de las computadoras personales parece estar en el limbo .

Como las computadoras grandes, que fueron pronunciadas muertas hace décadas pero siguen siendo un negocio significativo, la PC casi con certeza se burlará de la muerte. Es cierto que dispositivos móviles como el iPad seguirán comiéndose las ventas de las PC. Pero esos dispositivos móviles probablemente nunca satisfarán a los que manejan hojas de cálculo, los editores de cine y otros trabajadores que dependen de múltiples pantallas y la precisión del teclado y el mouse.

Aún así, entre muchos ejecutivos experimentados del sector tecnológico existe la visión de que se reducirá sistemáticamente la relevancia de la PC.

“En mi humilde opinión, la PC tal como la hemos conocido está en una declinación continua y está siendo relegado a la condición de dispositivo utilitario para empresas” dijo Héctor Ruiz, ex CEO de AMD, compañía que hace chips para PC y otros dispositivos.

El ánimo en la industria de la PC está cada vez más bajo. El negocio está efectivamente en recesión, y no hay recuperación a la vista. Durante el segundo trimestre del año, los envíos globales de PC cayeron alrededor del 11 por ciento, siendo el quinto trimestre consecutivo de baja, que es la peor caída desde el advenimiento de la PC hace más de 30 años.

Intel, proveedor de los chips en la mayoría de las PC, y Microsoft, que hace el sistema Windows con el que opera la inmensa mayoría de esas máquinas, han tenido resultados financieros desilusionantes. Una reforma del software de Microsoft Windows 8 no hizo aumentar las ventas y quizás las empeoró.

Leer más