Etiquetas

Fuente: muy linux

El nombre en clave de Ubuntu 14.04 no era la única noticia que nos dejaba ayer Mark Shuttleworth. El fundador de Canonical aprovechaba la ocasión para agradecer a toda la comunidad de Ubuntu su trabajo y su buen hacer con los recientes lanzamientos… Y carga de bayoneta...

“[Ubuntu] 13.10 es una versión muy especial para mí, porque creo que estamos liderando el mundo GNU/Linux en un área muy importante, que es la computación personal móvil“, comenta Shuttleworth. “Canonical tiene su parte justa de competidores y detractores a los que les encanta menospreciar el trabajo que hacemos, pero creo que las cabezas más sabias aprecian la magnitud del esfuerzo que requiere romper este hielo“.

Shuttleworth hace repaso de lo conseguido y apunta metas, pero no se queda ahí y arremete una vez más a razón de Mir, el servidor gráfico que utilizará Ubuntu en el futuro más próximo, motivo de discusión desde que se anunció su desarrollo de espaldas a la comunidad de GNU/Linux.

Mir es un trabajo muy importante. Cuando un montón de competidores atacan un proyecto por razones puramente políticas, hay que preguntarse cuál es su agenda. Por lo menos ahora sabemos quién pertenece al Tea Party del Open Source“, deja caer, añadiendo que “Mir es relevante para aproximadamente el 1% de todos los desarrolladores, aquellos que piensan en el desarrollo del shell“.

Continúa: “Por contra, esos mismos individuos indignados que sufren de NIH [Ndr: abreviatura de “not invented here“, una frase que describe a personas u organizaciones que desconfían de cualquier cosa que no hayan desarrollado por sí mismos] cada vez que pueden poner las manos sobre un componente importante… a destacar SystemD, el cual es sumamente invasivo y difícilmente justificable“.

Y continúa: “Qué cerca veo a los competidores de Canonical torturando el idioma inglés en sus esfuerzos para justificar cómo esas herramientas deben soportar Windows, pero no Mir. Pero vamos a lograr hacerlo, y va a ser increíble“, sentencia. A partir de aquí ensalza las virtudes de Mir, agradece el apoyo a la comunidad que sigue el desarrollo y pasa a otros temas.

Recapitulando, Mark Shuttleworthh da a entender que solo los desarrolladores de Ubuntu se preocupan por el avance del stack gráfico en GNU/Linux, llama ‘Tea Party‘ a los detractores de Mir -que los hay por temas políticos, pero también técnicos- y… ¿falta al respeto a las personas de habla no inglesa (lo de SystemD es tema aparte y un debate realmente interesante… para otro día)? Las respuestas a lo largo y ancho de la Red, a favor o en contra, no se hacen esperar. Entre otras muchas, la de Aaron Seigo, conocido desarrollador del proyecto KDE, que le reta a un debate en vivo sobre Mir:

Como una de las personas que ha estado en desacuerdo con Mir y con la práctica de difundir mentiras en defensa de Mir, me molesta ser comparado con un movimiento político que no tiene nada que ver con Mir. Estoy particularmente ofendido por la insinuación de que la única réplica a Mir ha sido motivada políticamente. […]

Mi respuesta a esto es simple: Mark, vamos a comportarnos como adultos. […] Vamos a hacerlo en directo y en línea. […]

Sí, te estoy retando a un debate público sobre esta cuestión. Parece lo más apropiado, ya que tú ves esto como una cuestión política.

¿Aceptará Mark Shuttleworthh el “duelo”?