Etiquetas

,

Fuente: La Nación

La Corte Suprema de Justicia se expidió sobre dos casos locales respecto la responsabilidad de los buscadores en la supervisión de los contenidos que indexan y listan en sus búsquedas, y en cómo afectan a otras personas. Se trata de las demandas que en su momento habían presentado Virginia Da Cunha (la ex Bandana que estuvo entre las primeras en pedirle a Google que quitara contenidos que la asociaban con sitios de pornografía y prostitución, en 2006) y Bárbara Lorenzo, una modelo que también demandó a Google porque su nombre y sus fotos aparecían en páginas porno.

El fallo actual de la Corte Suprema de Justicia de la Nación mantiene la postura que tomó frente a la demanda de Belén Rodríguez, en octubre último. De hecho, en el texto de los fallos remite directamente al de ese caso.

Así, según la Corte, los buscadores no deben ser los jueces de la legalidad de los contenidos en Internet. El fallo es un respiro para Google, que en Europa debe responder a la ley del derecho al olvido, que habilita a los ciudadanos a pedirle que deje de listar páginas específicas con contenido sobre esa persona que considera desactualizados o perjudiciales. En octubre un juzgado porteño había ordenado la creación de un mecanismo similar para los ciudadanos de la Buenos Aires.

Para la Corte, el único responsable del contenido de una página es el autor o titular del sitio que los buscadores indexan, y no el buscador (Google o el que sea); la búsqueda por imágenes tiene la misma protección constitucional que la búsqueda por texto.

María Baudino, directora de Asuntos Legales de Google para América Latina, afirmó que “queda claro que los buscadores no son responsables por el contenido generado por terceros, sean textos o imágenes,. La Corte confirma una vez más su fuerte compromiso con la libertad de expresión, lo que es beneficioso para los usuarios de servicios de Internet en Argentina, y para la libre circulación y acceso a información e ideas en Internet.”