Etiquetas

,

Fuente: muy pymes

Los proveedores de hosting tienen un serio motivo para estar preocupados. Google Domains se estrena en Estados Unidos permitiendo a cualquier usuario hacerse con un puntocom por 12 dólares al año. Y es una amenaza no tanto por el precio de los dominios (algunos proveedores ofrecen actualmente precios más competitivos), sino por los servicios que Google quiere asociar por el mismo precio a su nuevo servicio de dominios.

Por el mismo precio, Google nos ofrece forwarding gratuito a nuestra cuenta de Google, registros de dominios privados gratuitos, redireccionamiento gratuito de dominios y soporte para hasta 100 subdominios. Por algo más de dinero, podemos hacernos con nuevos dominios como .club o .guru recientemente aprobados por el ICANN. Además Google ha llegado a acuerdos con distintos partners para ofrecer a sus clientes ofertas especiales en servicios como Shopify, Squarespace, Weebly o Wix. Además también se integra Blogger, de modo que los usuarios o empresas que quieran disponer de su blog corporativo asociado a un dominio .com pueden hacerlo de una forma realmente sencilla.

Si no queremos contar con un partner externos, Google nos ofrece la posibilidad de trabajar con plantillas diseñadas por la propia Google y que serán accesibles desde el gestor de dominios. Además en un futuro cercano, los usuarios podrán conectar su dominio con su cuenta en Google Apps.

Aunque como comentamos de momento el servicio sólo está disponible en Estados Unidos, Google ya ha declarado que su intención es ofrecerlo a nivel internacional, si bien aún no hay una fecha prevista en el horizonte. Y sin embargo, esta “simple declaración de intenciones” ya ha servido para que empresas como GoDaddy esté empezando a replantearse su futura IPO, además de causar inquietud en bastantes empresas que tienen en el registro y gestión de dominios su core business.