Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts etiquetados ‘innovación’

Fuente: La Nación

Es una pantalla de tinta electrónica de 13,3 pulgadas; permite ver hojas carta a tamaño completo; leer archivos, editarlos y hacer anotaciones; está pensada para profesionales.

La tinta electrónica se usa hace años, sobre todo en los lectores de libros electrónicos, por sus dos grandes virtudes: consume muy poca energía y tiene una excelente visibilidad con cualquier tipo de luz sin cansar los ojos (es lo más parecido al papel convencional disponible hoy).

Sony presentó su Digital Paper, una pantalla de tinta electrónica de 13,3 pulgadas. No está pensado como un libro electrónico (aunque puede servir para ello) sino como una herramienta para reducir el papeleo en una oficina.

Gracias a su tamaño permite ver una hoja impresa en tamaño real (si está convertida en un PDF, claro), realizar anotaciones, editar el texto, resaltar partes, compartirla con otros miembros de la empresa y demás.

Es delgado (6,8 mm), pesa 350 gramos, tiene una pantalla del tamaño de una hoja carta (y 1600 x 1200 pixeles), sensible al tacto para usar la lapicera que permite anotar el texto. Tiene Wi-Fi, puede almacenar 2800 archivos con la memoria interna y según la compañía tiene una autonomía de tres semanas de uso.

Tiene, claro, un detalle: su precio inicial es de 1100 dólares en Estados Unidos..

Sugerimos ver el artículo original (con ilustraciones) en La Nación

Read Full Post »

Fuente: el diario.es

Desde 1971 a 1973, un equipo de profesionales chilenos, comandados por el británico Stafford Beer, desarrolló un sistema tecnológico para poder administrar -a tiempo real- las industrias estatales del país sudamericano. Con recursos escasos y creatividad ilimitada, en poco menos de un año el reducido equipo de ingenieros, diseñadores e informáticos fueron capaces de crear el prototipo que no existía en ningún otro lugar del mundo ni mucho menos a escala nacional: el proyecto Cybersyn o SYNCO, en español.

“Revolucionarios Cibernéticos. Tecnología y política en el Chile de Salvador Allende”, fue escrito por la académica americana Eden Medina mientras desarrollaba su tesis doctoral en el MIT y acaba de ser publicado en español por la editorial chilena LOM. Con más de 50 entrevistas y mucho material de archivo, Medina consigue explicar este revolucionario capítulo de la tecnopolítica y el contexto que lo hizo posible.

Beer pretende implantar su teoría de El Modelo de los Sistemas Viables (VSM, según sus siglas en inglés): así como el cerebro toma la mayor parte de las decisiones importantes y no controla todo; un sistema viable debe estar compuesto por partes con un alto nivel de autonomía. Su idea era implantar un sistema nervioso electrónico en la sociedad chilena, donde todos sus componentes estuviesen conectados entre sí por una red de comunicación nacional. A largo plazo, esto ayudaría a la igualdad. Como lo describió The Guardian, “ era una suerte de internet socialista, décadas antes de su tiempo”.

Considerado uno de los padres de la cibernética y fuertemente influido por los biólogos chilenos Humberto Maturana y Francisco Varela, hacia 1970 Stafford Beer trabajaba como consultor internacional de alto vuelo y honorarios, conducía un Rolls Royce y vivía en una gran casa a las afueras de Londres. Sus ideas de cibernética organizacional nunca habían sido llevadas a la práctica hacia un nivel más extenso y por ello no vaciló al recibir la llamada de Fernando Flores, entonces un joven ingeniero del gobierno socialista, quien lo invitaba a aplicar sus teorías para organizar la economía estatal. “Tuve un orgasmo”, recordaría años después.

Aterrizó en 1971 en Santiago de Chile cobrando en dólares y demandando chocolates, whisky y otras excentricidades para un país que debía lidiar con escasez de alimentos y el mercado negro. Chile vivía la Unidad Popular con aquel incómodo presidente que se había convertido en el primer socialista democráticamente electo. El mismo que creía en la vía pacífica para hacer la revolución. El país estaba crispado políticamente y Estados Unidos intervenía a través de la CIA.

A pesar de la euforia inicial donde se creía hasta en lo imposible, dentro del gobierno se dieron cuenta que la ingente cantidad de minas y fábricas nacionalizadas era un desaguisado organizacional de poca eficiencia, con empresas que mantenían a sus gerentes originales y otras eran ocupadas por sus empleados.

Medina narra el encuentro entre el cibernetista y el presidente:

“Allende, con formación de patólogo, inmediatamente captó la inspiración biológica detrás de modelo cibernético de Beer y con conocimiento asintió a lo largo de la explicación. Esta reacción dejó una gran impresión en el cibernético. “Le expliqué todo el maldito plan y todo el Modelo de Sistema Viable de una sola vez; nunca he trabajado con nadie que comprendiera ni una pizca de lo que estaba diciendo.” Una vez que Allende ganó una familiaridad con la mecánica del modelo de Beer, comenzó a reforzar los aspectos políticos del proyecto e insistió en que el sistema se comportase de una “manera descentralizada, con participación de los obreros y antiburocrática”. Cuando Beer alcanzó finalmente el nivel superior de la jerarquía del sistema, el lugar en el modelo que Beer había reservado para Allende, el presidente se echó hacia atrás en su silla y dijo: “Por fin, el pueblo.”

La Habana y Moscú trabajaban desde hacía ya un tiempo en proyectos computacionales para controlar la economía. Pero la apuesta chilena era radicalmente diferente. En vez de dotar de más poder a las jerarquías políticas del Partido Comunista, aquí se perseguía empoderar a los obreros para la toma de decisiones. Si allí no lograba solucionarse el problema era derivado, como última instancia, a la Sala de Operaciones ubicada en la capital.

Ops Room

La Sala de Operaciones merece mención aparte. El diseño es sencillamente alucinante y su responsable fue el alemán Gui Bonsiepe, destacado miembro de la escuela de ULM (Alemania), principal deudora de la Bauhaus. Se usaron principios de la Gestalt para que la información llegara, se manejara y se entendiera de modo simple y profundo. Siete sillas giratorias dispuestas en un círculo dentro de un espacio hexagonal donde se desplegaban una pantalla llamada Futuro (donde se mostraba un simulador de la economía chilena), un esquema del VSM, pantallas de reportes de excepción en tiempo real y otra de Datafeed para la presentación de datos económicos actuales.

Muy pocos botones en el brazo de la silla demandaban un ejercicio de síntesis a los usuarios para poder manejar la información. En aquella época la mecanografía era una labor exclusiva de secretarias. Según Beer, había “que eliminar a la chica entre la máquina y el usuario”. Este hecho, para Medina, “es un recordatorio para los diseñadores de que las suposiciones de género y clase pueden afectar el diseño de un sistema tecnológico incluso cuando estamos diseñando algo para un futuro utópico”.

El proyecto Cybersyn (en inglés, sinergia cibernética), o SYNCO (en español, sistema de información y control), contaba de varias partes. Una de ellas y la que alcanzó mayores resultado fue Cibernet gracias, en parte, a que encontraron 500 máquinas de telex en una bodega militar. Con ellas pudieron desarrollar un sistema que conectara a todas las empresas nacionalizadas y poder monitorear su producción y problemas a tiempo real. Las empresas se comunicaban con la Sala de Operaciones y desde allí se conseguía saber el estado de la producción.

El proyecto CHECO (Chilean Economy) pretendía modelar y predecir el sistema económico con simuladores de comportamiento que se analizaban en la Sala de Operaciones. Para ello se usó un software originalmente desarrollado para El Club de Roma.

Otra parte del proyecto fue llamada Ciberfolk, que implementaría un dispositivo en todos los hogares para que la gente opinara su acuerdo o desacuerdo con las políticas del gobierno. Ciberfolk nunca se puso en práctica más allá de experimentaciones piloto.

Cibernética versus muerte

Para la autora, Cibersyn no fue un disparate. “Partes del proyecto fueron útiles para el gobierno. La construcción de una red de télex en todo el país fue determinante durante dos huelgas generales de camioneros que desabastecieron el país. Con este red, el gobierno pudo coordinarse con las fábricas y con los trabajadores, entregar suministros, buscar vías alternativas ya que los caminos estaban cortados. Si bien no fue él elemento, sí ayudo al gobierno a sobrevivir y sortear una crisis mayor”.

Pero no cree que, dentro del contexto de la Unidad Popular, hubiera sido efectivo el proyecto que imaginaron los diseñadores: “porque en parte hay una contradicción allí de cómo modelas o predices el comportamiento de un sistema, en este caso de un sistema económico, que no tiene presidente. Cómo modelas o predices el comportamiento de una economía cuando hay tantos factores que están fuera de ese sistema sin influenciar su comportamiento. Estamos hablando de mercado negro, de intervención de Estados Unidos. ¿Cómo registras eso en un predictor económico?”.

“Necesitas otorgar mucha educación a los trabajadores para implementar algo así”, continúa Medina. “Cuando ves estos hermosos planes donde el sistema iba a ser participativo y los trabajadores iban a modelar sus propias fábricas y estarían involucrados en el uso del sistema… Eso sí necesita mucha educación al trabajador. Y cuando ves todo lo que estaba ocurriendo en la realidad en los talleres y lo que estaban haciendo  los trabajadores como mantener las máquinas en funcionamiento, ingeniar maneras de administrar materias primas y suministros cuando no escaseaban. Hubiese sido mucho pedir que encima de todo este caos, hubiesen programas de entrenamiento y educación en sistemas computacionales de  modelamiento de fábricas. Y creo que Fernando Flores también tuvo un comentario muy perceptivo y es que “la cibernética es un valor limitado cuando alguien te quiere matar”.

Cibersyn no consiguió salir del nivel prototipo y revolucionar la economía chilena. El 11 de septiembre de 1973, tres día después de que Allende ordenase trasladar la Sala de Operaciones al Palacio de Gobierno, éste fue bombardeado por Hawker Hunters de la Fuerza Aérea.

Medina recuerda el encuentro de los golpistas con el proyecto: “Al entrar los militares a la sala, uno preguntó: “¿Esto están usado para el control del país?”. Y un trabajador le dio una respuesta muy cibernética: “A qué te refieres por control?”. Y la conversación no avanzó mucho”. Al poco tiempo, destruyeron todo lo hecho por el equipo de Beer.

Comenzaba la era de la derecha neoliberal, que bajo el alero de Pinochet también abrían la economía chilena para la experimentación, aplicando las teorías económicas de Milton Friedman.

Allende se suicidó el mismo día del golpe militar. Muchos integrantes del proyecto se exiliaron, algunos tras sufrir persecución política. Stafford Beer regresó a Inglaterra, vendió su casa y se mudó a una pequeña cabaña en Gales sin agua potable. Renunció a muchas de sus posesiones y comenzó a vivir una vida más sencilla. Su trabajo comenzó a enfocarse a asuntos más sociales. Empezó a escribir sobre pobreza, sobre cibernética y opresión, trabajos para usar la cibernética para resolver conflictos políticos, etc.. Chile fue un punto de inflexión profundo para él.

Su influencia ha sido reconocida por figuras como David Bowie, Brian Eno y sigue siendo materia de estudio en diversas escuelas de negocios.

Reseña del libro de Eden Medina por Matias Wolff:
Eden Medina. Revolucionarios cibernéticos. Tecnología y política en el Chile de Salvador Allende.

Read Full Post »

Fuentes: El Mercurio, Albo Indómito

El diario chileno El Mercurio publicó una entrevista el 11 de agosto pasado a Fernando Flores, Presidente del Consejo Nacional de Innovación para la Competitividad (CNIC) del gobierno chileno, con motivo de la reciente presentación del informe Orientaciones Estratégicas para la Innovación. Surfeando hacia el futuro: Chile en el horizonte 2025.

Elegí como título de este post el original de El Mercurio, suprimiendo “Para los chilenos” para enfatizar la validez de este planteo para muchos  países, incluso los más desarrollados, tal como se afirmó en The Wall Street Journal.

El ingeniero Fernando Flores ha sido ministro de Salvador Allende, preso político de la dictadura chilena de Pinochet,  exiliado en EEUU,  y últimamente ocupó una banca en el Senado de Chile. En su exilio se graduó en lingüística y creó una exitosa empresa consultora en organización donde sentó las bases de la Ontología del Lenguaje, formando parte de la corriente de pensamiento conocida como Escuela de Santiago, junto con Humberto Maturana, Francisco Varela, y Rafael Echeverría.

Recomiendo con entusiasmo leer el informe publicado (lo que sigue a continuación en este post es el artículo periodístico). Nos resulta particularmente alentador encontrar allí esta afirmación: “Desde esta perspectiva, vemos a la tecnología como inseparable del sistema social.” (p 33), ya que venimos trabajando con esa orientación desde hace unos diez años, cuando en el Foro de Responsables Informáticos nos planteamos que para obtener auténticos avances en tecnología necesitamos trabajar sobre su dimensión social. También me entusiasma subrayar las cinco insinuaciones para un cambio cultural:

  1. Aceptar el reto de la aventura
  2. Pasar de la solución de problemas a hacerse cargo de preocupaciones
  3. Unirse a las conversaciones que crean futuro
  4. Cultivar la confianza y el compromiso
  5. La esperanza radical como un nuevo estado de ánimo a cultivar

Saludos
Ricardo

“Para los chilenos, el cambio más urgente es de orden cultural”

El Mercurio, 11 de agosto

El ex ministro, ex senador, consultor internacional y académico profundiza sobre el contenido del informe con orientaciones estratégicas para la innovación que entregó esta semana al Presidente Piñera. Y, de paso, entreabre el telón para permitir que se asome un futuro insospechado para Chile y el mundo.
Consuelo Cifuentes y Eduardo Sepúlveda
“Me preocupa Chile”, dice Fernando Flores. Es jueves y está sentado en el living de su espacioso departamento en Las Condes. Junto a él hay un iPad, un iPad mini y un Kindle. Tres pantallas que usa indistintamente en varios momentos de la entrevista.
Se pasó los últimos tres años indagando sobre innovación para cumplir con el mandato presidencial de encabezar el grupo de expertos que debía elaborar una estrategia nacional sobre el tema. El martes le entregó un texto de más de cien páginas al Presidente Piñera.
“Este libro guarda entre sus páginas múltiples encuentros, diálogos y discusiones. Refleja el privilegio de haber tenido la misión de pensar nuestro país, su futuro, desde el espacio que abre la innovación, es decir, desde lo nuevo que requerimos para integrarnos mejor a un mundo de cambios acelerados, complejo, competitivo y global”, dice el trabajo en su primera página.
El informe “Surfeando hacia el futuro, Chile en el horizonte 2025″ agrega más adelante que “para nosotros, chilenos, el cambio fundamental y más urgente es de orden cultural. Estamos convocados a generar nuevas actitudes, nuevas prácticas y nuevos estilos que nos ayuden a superar las cegueras, los temores, las comodidades, las ilusiones tranquilizadoras y otros estados de ánimo que no nos permiten tomar riesgos y compromisos para ser más protagonistas de una sola certeza: que nuestro desarrollo pleno como país tiene en la innovación su piedra angular”.
Y luego se adentra en una ruta llena de planteamientos provocadores y sorprendentes. “El Mercurio” seleccionó una docena y le pidió a Fernando Flores que profundice sobre ellos. En el ejercicio quedó claro que efectivamente le preocupa el país.
“Tenemos miradas de muy corto plazo y no sabemos conversar -dice. No nos respetamos, vivimos como en una isla pensando que todos los problemas de Chile se van a definir por lo que pasa en Chile, y no se dan cuenta de que parte importante se va a definir por esta avalancha innovadora que nos cambia toda la realidad y nos pilla normalmente mal parados. Tenemos que cambiar esa manera de ser, ese es el cambio cultural. Porque cuando hablamos de cultura estamos hablando de los instintos básicos, de las emociones básicas que nos predisponen de una cierta manera, pero que no son biológicas, son culturales”.
-
 ” Innovación no es igual a ciencia + tecnología + creatividad”
-
“La innovación es cambiar prácticas culturales. Es hacer que la gente viva de otra manera. ¿Por qué nosotros valoramos los celulares o los iPad? Porque nos están cambiando la vida. Para mí la mayor revolución del celular es cultural, porque cambió a las familias, ahora están online.
Hay cosas como Twitter, que desde el punto de vista tecnológico era casi cero, pero que fue la cosita que permitió la explosión de la opinión pública. Facebook, sabemos por la película al menos, que lo que quería el creador era buscar pololas, y terminó armando una empresa que tiene casi mil millones de personas conectadas. La innovación es siempre un fenómeno social. Hay muchas veces que el modelo científico que permite experimentación da origen a un aparato que se usa para una cosa que termina siendo esto, un fenómeno social. El que inventa algo y tiene cierto éxito termina cambiándolo todo y da origen a que la próxima generación use ese invento para algo que él tampoco predijo. A veces el inventor puede que no sea científico, ni siquiera tecnológico, solo bueno para el marketing o puede ser un artista”.
“Al político, al empresario o al trabajador, en general, no le interesa la innovación “
 
“A la mayoría de la población le interesan los frutos de la innovación. La gente no está fascinada hasta que Apple anuncia algo y si eso es bueno y paga, la gente empieza a interesarse. Apple lanzó las tablet y ahora todas las empresas los comercializan. Salvo algunos personajes, que son 3 a 4% de la masa, la mayoría espera y ahí se sube. Pero por más que espere ya no puede bajarse, porque llega un momento en que si tú no lo tienes también eres un tipo que no puede funcionar. Entonces, ahora hay cultura y hay lugares en que la gente es más orientada a la innovación. Vivo en California y sobre todo el norte de esa ciudad está orientado a la innovación. Pero en otros lugares la innovación es la moda, en otros lugares la música de rock es la moda”.
-
“En el mundo hay nuevos poderes que emergen y los tradicionales parecen perder fuerza “
-
“El debilitamiento de Estados Unidos respecto del resto del mundo es visible, el de Europa respecto a Asia es visible. El surgimiento del poder chino y del coreano en el mundo productivo es visible, y el que produce y vende tiene más poder que el que no produce y vende. Para que eso ocurra hay que tener un trasfondo de grandes científicos, buenos empresarios, buenos técnicos, buenos marketeros, es una orquesta, no algo de uno solo.
Un blog o una campaña de Twitter puede provocar fenómenos muy grandes. El primer evento climatológico en Chile fueron los cisnes de cuello negro, si los cisnes hubieran estado en la época del Twitter ¡Ay Dios! Hoy ya no hay un control de la opinión pública desde los top y los medios sino que esto fluye. Eso no quiere decir que la misma gente que se organiza sean aliados en una misma causa”.
-
“Estamos viviendo un cambio de era”
-
“Lo dice todo el mundo, tú puedes mirar esa era por el lado de la información y el conocimiento, que creo que es algo que está muy pasado de moda. Va a ser mucho más importante la noción de red y el concepto de cambio biológico que el mundo está experimentando, y la globalización intensa. Lo que pase en Libia, lo que suceda en un pueblo de Siria nos afecta, aunque no sepamos cómo, y viceversa, nosotros afectamos a los demás. Esa interconectividad, esa digitalización y esa fragilidad del planeta, son un cambio de era. No le quiero poner un nombre, porque creo que cada vez que le ponemos un nombre lo dejamos ahí, lo que sí caracterizaría de esta era es el cambio acelerado”.
-
“La redefinición de la vida y de la muerte “
-
“Con la biología molecular uno empieza a decir ‘bueno, las moléculas no mueren, las células tampoco mueren’, hay gente que opina que la regeneración celular es posible, que la muerte, en el largo plazo, debiese postergarse, con calidad de vida. La naturaleza es modificable por la vía de nuevas conectividades moleculares. Todo eso hace que el horizonte de responsabilidad del ser humano se haya extendido.
Las últimas generaciones van a tener un asunto más complejo, y por lo tanto la noción de conocimiento también hay que innovarla, ya no puede uno ir a estudiar para ir a aplicar conocimiento. No sabemos cómo va a ser el mundo donde vamos a estar, cuáles van a ser las necesidades que se van a requerir. Necesitamos una educación en que la gente aprenda a amar educarse a sí misma y en grupo.
El problema del acceso a la educación ya se acabó, eso va a estar disponible, el problema es otro. Ahí es donde la gran visión que tengo, original mía, es que al final lo más difícil va a ser tener a los mentores, porque lo que viene ahora es una época de redes mentores, que son gente que no entrega conocimiento, sino que da orientación. El conocimiento está disponible y viene empaquetado. La mayoría de los estudiantes en Chile no tiene idea lo que pasa en el mundo, y lo que pasa en el mundo no es lo que pasa en Chile”.
-
“No se hace innovación sin surfear el cambio histórico “
-
“Tomemos el caso de la energía. La mayoría de nosotros nacimos de la idea de que para tener un auto hay que ir a la bomba a comprar bencina, pero uno no se hace la pregunta de qué es eso. El hecho de que hoy vivamos en el petróleo depende de fenómenos históricos que ocurrieron en la mitad del siglo pasado y principalmente en los Estados Unidos. Creamos una civilización en torno al petróleo. Esta civilización en que vivimos es en torno al petróleo y la electricidad, eso es lo que le cambió la vida a la gente. Pero eso no quiere decir que las fuerzas históricas no van a cambiar.
Yo creo que hoy la presión ambiental es tan grande que la situación de los combustibles fósiles por primera vez empieza a verse como dañina, problemática. Eso va a forzar innovaciones en otro campo; cuáles son, no lo sabemos bien, en todo caso la gente ya sabe que las energías limpias, la electricidad basada en energías limpias, la energía solar y la controversia sobre energía atómica están en el aire y puede haber muchas más que nosotros ni siquiera sospechamos.
La metáfora del surfear es hacerse cargo de que no hay que tener miedo a las fuerzas que uno no pueda manejar. La naturaleza, la historia uno no las puede manejar, sino que uno tiene que estar como buen navegante y aventurero con las herramientas y sensibilidades adecuadas y eso es que, por ejemplo, yo no voy a salir a surfear en un tsunami , pero sí voy a hacer lo que un ser humano normal puede hacer, que es cultivarse poco a poco en sus habilidades. Surfear es una habilidad ante olas tremendas”.
-
Cómo se gestó “Surfeando hacia el futuro”
-
Historia de una Estrategia Nacional de Innovación  
El Consejo Nacional de Innovación para la Competitividad (CNIC) nació el 2005 para analizar cómo Chile debe desenvolverse en el mundo y así aumentar la competitividad, el crecimiento y la calidad de vida. Cada 4 años elabora un informe acerca de las orientaciones estratégicas para la innovación y el pasado 6 de agosto la última versión llegó al Presidente Sebastián Piñera: “Surfeando hacia el fututo, Chile en el horizonte 2025″.
Desde enero de 2012, el presidente del CNIC, Fernando Flores -nombrado en 2010 por el Presidente de la República-, junto a 4 ministros de Estado y a Jorge Allende, Juan Asenjo, José Miguel Benavente, Claudia Bobadilla, Juan Claro, Juan Carlos de la Llera, Álvaro Fischer, Alfonso Gómez, Manuel Krauskopf, Fernando Lefort, Francisco Mac-kay, Cristóbal Philippi, Pilar Romaguera, Pablo Valenzuela, Marcelo von Chrismar y Andrés Weintraub, trabajó en las más de cien páginas que crean un marco de discusión en torno a educación, biología y energía.
El CNIC se reunió con expertos mientras la secretaría ejecutiva, liderada por Katherine Villarroel, escribió los borradores del texto que hoy se puede descargar en PDF en www.cnic.cl. Más adelante saldrá la versión impresa y para tablets.
-

Agenda Innovación y Competitividad 2010-2020: Resumen Ejecutivo

-

“Es necesario construir una nueva economía “
-
“En Chile la crítica es la desigualdad de ingresos, que está todo concentrado. Lo que la gente no dice suficientemente es que gran parte de esa desigualdad de ingresos está basada en nuestra capacidad de ser exportadores de recursos naturales y más del 50% viene de uno, que es el cobre, donde trabaja poca gente y la gente que trabaja en torno de eso, los obreros del cobre en general, de la gran minería, están mejor pagados que gente que está haciendo otros oficios, pese a tener el mismo nivel educacional. Lo mismo pasa en otros lugares. La exportación de recursos naturales es concentración de riqueza, en eso estamos todos de acuerdo. Yo creo que la gente que tiene gran fortuna le gustaría tener un país mejor distribuido, pero necesitamos producir otras cosas y una nueva economía requiere producir bienes y servicios donde el intelecto y lo simbólico jueguen un papel más importante. No es solo ciencia sino también moda, diseño, productos digitales en la red, que es lo que hacen países chicos que no tienen capital y que lo hacen bastante bien. Necesitamos una nueva economía para entrar a ese club, no hemos entrado a ese club”.
-
Las estrategias no son posibles en una era de cambio acelerado “
-
“Estrategia viene del griego, ‘estratego’, que era el nombre de los generales en Atenas. El estratego tiene una meta en el tiempo donde él quiere conquistar una ciudad, dominar una situación y tiene veinte alternativas. Combinar esas alternativas y tener respuestas condicionales según el enemigo y reacciones, eso es lo que el estratega hace. Obliga a pensar cómo definir la batalla en el movimiento. Pero qué pasa cuando no se sabe quién es el enemigo, no se sabe cuándo viene, no se sabe si van a ocurrir ciertas cosas, que es la situación que tenemos ahora. Cuando los objetivos son móviles y el contexto completo está cambiando, y eso es lo que el cambio histórico acelerado está produciendo, no es posible hacer estrategia. Eso no quiere decir que uno no deba preocuparse del futuro”.
-
“Nos embarga cierta incertidumbre sobre el futuro de Chile”
 -
“Todos sabemos que los países tienen ciclos; estamos en este instante en un momento en que el ciclo post dictadura y que encabezó la Concertación está al final de su período, y algunos lo ven como un cambio constitucional, otros lo ven como un cambio de reglas de justicia, de equidad, tributario, pero yo diría que a ese diagnóstico le falta uno que es más gordo. A mi juicio, es cómo no vamos a insertar en esto al cambio histórico que está ocurriendo en el mundo, y este reporte, sin entrar en el terreno político propiamente tal, pretende dar un mapa y unas categorías que nos ayuden a entrar en esa conversación como país”.
” Ningún país tiene su futuro asegurado”

“La gente piensa que hay naciones modernas que están desarrolladas, pero la verdad es que depende de las circunstancias. Por ejemplo, el país más rico del mundo per cápita es una playa, sin nada, salvo que tiene gas abajo, que se llama Qatar. Pero qué pasa si por alguna razón el precio baja, su inversión se va al diablo. Así como eran pobres antes, van a volver a ser pobres. Quién iba a pensar que, en Corea, Samsung iba a poner en jaque no solo a la industria electrónica europea, sino a la japonesa. Quién iba a pensar que una empresa a punto de quebrar, como Apple, iba a resucitar. Tampoco puedo asegurar que en cinco años más no vayan a tener problemas”.
-
La opinión de Rafael Guilisasti y de The Wall Street Journal
-
Irving Wladawsky es un experto estadounidense en innovación, doctor en física de la Universidad de Chicago y profesor del MIT, que publicó en su blog irvingwb.com “La innovación como un viaje al futuro”, un comentario de las principales ideas del documento del CNIC que también apareció en The Wall Street Journal el pasado viernes.
El estadounidense asegura que las recomendaciones son aplicables en EE.UU., en las naciones avanzadas y economías emergentes. Wladawsky dice que el texto es “diferente a cualquiera sobre innovación que haya leído” y destaca que se haya ampliado el término innovación, más allá de una combinación entre ciencia, tecnología y creatividad.
A nivel nacional, el empresario Rafael Guilisasti cree que el informe cambia el cómo miramos las cosas y que es atingente. “Como las velocidades son muy rápidas, afuera de eso no nos damos cuenta y nuestra discusión empieza a ponerse obsoleta. El documento plantea miradas desde el 2020, otra del 2050″, asegura. Para él, surfear es “tomar oportunidades” y saber que las olas vienen desde fuera de Chile. Si bien el texto señala que a los empresarios no les interesa la innovación, Guilisasti considera que el dilema es otro: “Consumimos innovación, el problema es cómo añadimos valor a nuestra economía y nuestras vidas pensando adecuadamente en ella”, explica.
-
“La nueva biología “
-
“El asunto básico es descubrir del primer lugar que nosotros compartimos con las bacterias, con las plantas, con los ratones, con todo en una misma estructura genética. El ADN es el mismo, somos esta evolución. Hay gente que no quiere aceptar eso, pero es un consenso bastante grande. De ahí vienen nuestras posibilidades, ahora estamos descubriendo que hay más bacterias, que tenemos más bacterias que células. La bacteria se reproduce cada 20 minutos en un medio ideal, mientras que las células una vez al día. Esto hace que la intervención en el genoma es una ventaja. Se habla de la biotecnología, pero hay un programa mucho más grande. Es también la medicina, la biología sintética y van a tener consecuencias de todo tipo y se van a transformar en un fenómeno político”.
-
El 2015 y el Chile de hoy
-
“Es posible anticipar preocupaciones humanas de hoy que están orientadas a lo que va a ocurrir en esa época, pero no podemos saber, porque mañana una bomba atómica, una falla del Sol o un meteorito, o simplemente un atentado contra un Presidente, puede dar origen a un cambio tan grande que nosotros ni nos podemos imaginar las consecuencias. Creo que tenemos que aprender a vivir con la incertidumbre estructural existencial de que somos con alegría. Lo digo con absoluta claridad. Tengo esperanza radical de que las generaciones futuras van a seguir como nosotros abriendo camino, resolviendo, metiendo las patas, sacándolas.
Me preocupa Chile, de que no madure las cosas negativas: que podemos vivir aislados y pensar que la globalización no nos afecta, que podemos tener más cosas y no nos afecta la vida, que podemos tener más autos, pero no problemas de tráfico. Somos fantásticos. Yo diría que hay una irresponsabilidad básica en nuestra manera de ser que a mí me preocupa. Más que predecir Chile, tengo un compromiso con Chile grande tal como lo tengo con Estados Unidos, porque mi familia es norteamericana hoy día. Yo mi dolor del exilio lo he convertido también en posibilidad y en agradecimiento. No me quiero quejar, quiero servir, pero tampoco quiero sacrificarme. Yo creo que los políticos están desprestigiados porque se ha inventado un juicio de que están al servicio y al sacrificio por la patria. Están ahí porque les gusta la política. No quieren dejar de hacer eso y por eso la gente desconfía un poco de ellos, porque no dicen la verdad. Ahora, son necesarios, porque el país no funciona solo con mercado. Requiere reglas institucionales, requiere preocupaciones”.
-
“Crear vida sintética es una empresa que hoy se abre camino con grandes ambiciones”
-
“No solo las grandes potencias, sino que las potencias menores jóvenes como Suecia y Singapur también están metidas en esto. La biología siempre tiene una parte local que depende del lugar porque ciertas bacterias se dan en tales fiordos, y esos fiordos están en tales mares. Eso es parte del patrimonio que tenemos que saber explorar. La vida sintética es por ejemplo producir una bacteria o un virus que no ha sido nunca producido en la historia de la evolución, pero que surge de la intencionalidad de un laboratorio. De ahí se abrirán otros caminos, pueden producirse células que producen petróleo, entonces el asunto va más allá. Más en el horizonte está la nanotecnología, que usa la biología como arquitectura, pero está produciendo materiales con otros que no son necesariamente biológicos”.
-
El 9 de agosto, The Wall Street Journal destacó:
An innovation report written for Chile offers many recommendations that apply to the U.S. and most other advanced and emerging economies. Most notable, writes Guest Columnist Irving Wladawsky-Berger, is how the report expands readers’ understanding of innovation by placing it in a historical timeframe. “Innovation is essentially how individuals, communities and institutions deal with periods of accelerating changes and historical transitions,” Mr. Wladawksy-Berger writes. Companies and economies need to understand the major long term changes and “develop a vision of the future.”

Read Full Post »

Fuente: infotechnology.com

Por Hugo Passarello Luna, desde París, Francia

Phil Libin es el creador y CEO de Evernote, una de las empresas online que creció con fuerza en 2012. Evernote, con base en California, Estados Unidos, está en el particular negocio de extender la memoria de los hombres, de recordar todo, se trate tanto de un detalle pequeño como de un suceso importante. Es un sistema que permite guardar, indexar y hacer accesible en todo momento la información desde una computadora, un celular o una tableta.

De visita en París durante la conferencia LeWeb, una de las conferencias más importantes a escala mundial sobre las nuevas tecnologías, Libin (que en el pasado creó start-ups como CoreStreet y Engine 5) habló en exclusiva con Information Technology sobre el desarrollo de su empresa, sus temores, los planes para América latina y sus consejos para quienes se lanzan a emprender.

El año pasado fue crucial para Libin y su empresa. En mayo recaudaron U$S 70 millones de diferentes inversores y a finales de noviembre lograron sumar otros U$S 85 millones. Hoy Evernote cuenta con más de 50 millones de usuarios, de los cuales el 5 por ciento accede al servicio pago. El fuerte de la empresa es su modelo “freemium”: de manera gratuita, los usuarios acceden a los servicios básicos, pero con límites mensuales en cuanto a la capacidad de almacenamiento de archivos y su accesibilidad. Pero si el cliente paga por el servicio, puede ampliar esas capacidades y obtener un mejor soporte, entre otras ventajas.

Si los usuarios aumentaron, también lo hizo el personal de la empresa. En menos de un año se triplicó la dotación de Evernote y llegó a los 300 integrantes, dispersos en varias ciudades del mundo, más allá de la californiana Redwood, como Tokio, Pekín y Zurich. La firma está en plena etapa de expansión y sus ojos están puestos en América latina, particularmente en Sudamérica. Evernote ya abrió una oficina en Brasil y otras le seguirán en los países vecinos.

¿Cómo fueron los primeros años de Evernote?
Cuando comenzamos teníamos pésimas experiencias con los capitales de riesgo. Visitábamos a los inversores, les explicábamos que estábamos haciendo un software que permitía ayudar a la gente a recordar cosas, les pedíamos millones de dólares y nos cerraban la puerta. No pudimos recaudar nada durante nuestro primer año y medio. La principal fuente de capital provenía de nuestros propios bolsillos y de amigos y familiares. Los primeros inversores fuera de nuestro círculo íntimo fueron aquellos que ya usaban Evernote y sentían que la experiencia era muy buena. No podíamos convencer a ningún inversor a menos que hubiera usado antes Evernote. Los inversores institucionales llegaron después, cuando pudimos mostrar buenos resultados económicos, pero eso fue dos años después del lanzamiento, en 2008. A partir de ese momento todos nos querían dar dinero.

Evernote está creciendo rápidamente y el mundo de Internet no para de cambiar. ¿Cuál es su principal miedo?
Mi miedo más grande, o mi preocupación principal, es tratar de mantener la esencia de un start-up a medida que crecemos. La meta es ser un start-up que dure 100 años. Queremos construir una empresa seria y durable pero con el espíritu de una que empieza. Triplicamos nuestro personal este año y ahora somos 300. Creo que para finales de 2013 llegaremos a 500 y para 2014 habrá 1.000 empleados. Incluso si alguna vez tenemos 20.000 empleados quiero que sigamos siendo como un start-up.

¿Y cómo se logra eso?
No lo sé. Ahí reside el mayor riesgo. No es fácil pero tampoco es imposible. No queremos volvernos una compañía estúpida, lenta, que toma decisiones tontas. Evernote es nuestra misión en la vida. No la queremos vender, ganar plata e irnos. Mi principal pesadilla es llegar a la oficina y darme cuenta que hay un empleado de Evernote que está haciendo algo y no sabe por qué lo hace. Y se dice a si mismo: “Hago esto solamente porque me dijeron que lo hiciera”. Tengo miedo de que una persona esté pensando algo así. Eso pasa cuando una persona no entiende por qué hace lo que hace y significa que ya no es un start up, sino una gran compañía. Es el principal sentimiento presente en las grandes compañías y tenemos que evitarlo. Nadie puede trabajar en Evernote sin saber o entender el impacto de su trabajo en los millones de usuarios.

¿Qué representa América latina para Evernote?
La región será una prioridad durante este año. Lo que nos atrae es la creatividad y la innovación que vemos ahí, además de la gran concentración de emprendedores. Ya hemos abierto una oficina en San Pablo, pero estaremos haciendo más cosas en Chile, Colombia y la Argentina, donde observamos que hay un gran potencial. Creo que la siguiente generación de aplicaciones y servicios que cambiarán el mundo, el próximo Facebook o Google, no vendrán del Silicon Valley sino de los grandes centros densamente urbanos. El Silicon Valley es como una granja, muy bucólico. El estilo de vida de las grandes ciudades es completamente diferente. Todo está concentrado, todo es vertical, las relaciones sociales son diferentes. Todavía no hay una aplicación perfecta para esta experiencia híper-urbana y creo que debería haberla. Nosotros queremos estar en estos centros de actividad que se encuentran principalmente en América latina y en Asia.

¿Cuál es su consejo para los emprendedores que se lanzan hoy?
Mi principal consejo es que no lo hagan, de hecho he escrito sobre eso. Antes de lanzarse deben preguntarse por qué quieren hacerlo. La mayoría de la gente que se vuelca a ser emprendedor lo hace por malas razones. El peor motivo es el dinero, porque muchos creen que pueden amasar una fortuna y no es verdad. El 99 por ciento de las empresas fallan. Si se hace por esa razón, mi mejor consejo es que se eviten las enormes dificultades de ser un emprendedor. Si alguien es inteligente, creativo, con mucha energía y quiere maximizar el dinero que ganará en su vida, no debe lanzar su propia empresa. Puede conseguir un trabajo bien pago, como banquero, ingeniero, médico o consultor, y quedarse ahí por 20 o 30 años. Las probabilidades indican que como emprendedor uno trabajará 18 horas por día durante 10 años y no necesariamente ganará dinero.

¿Y entonces? ¿Por qué emprender algo?
Para construir algo para generar un cambio, algo que te apasione, para uno mismo. Porque si se lo hace de esa forma, es la mejor manera de hacer algo relevante. Ahora es el mejor momento en la historia del mundo para realizarlo, porque vivimos en plena meritocracia. No se debe hacer algo pensando en lo que el mercado necesita, porque ésa es la sabiduría comercial, que hoy es el camino incorrecto. Era verdad hace cinco años. En el presente, si hacés algo para vos y es muy bueno, podés hacer que todo el mundo lo conozca y pague por eso, gracias a las redes sociales y las tiendas online. Pero hay que embarcarse sabiendo que tal vez no se ganará ni un centavo. Si alguien tiene éxito y logra hacer fortuna, entonces felicitaciones, pero es raro. Yo tuve mucha suerte: Evernote es mi tercera compañía, pude vender las otras dos y Evernote está haciendo dinero.

¿Qué podemos esperar de Evernote en el futuro cercano?
Queremos no sólo ser tu memoria sino hacerte aún más inteligente. Nuestra idea es que Evernote sea tu cerebro externo y ayudarte a recordar cosas y a tomar mejores decisiones. Una de las maneras es haciendo que Evernote sea menos introspectiva y que se vuelva más colaborativa, compartiendo parte de la información con tus colegas. También acabamos de lanzar un cuaderno físico, clásico, donde uno puede tomar notas como siempre lo ha hecho. Y luego, desde tu teléfono, se puede tomar una foto de las notas usando la aplicación Evernote, que las sube a tu cuenta, la convierte en texto virtual y la hace accesible desde todos tus aparatos conectados. El objetivo es acercar el mundo real al virtual.

Artículo publicado originalmente en la edición N°186 de Information Technology (Marzo 2013)

Read Full Post »

Les dejo este interesante artículo, extraído de una revista (abierta) de la UOC (Universidad Abierta de Cataluña). En particular, valdría la pena ampliar el debate sobre si el conocimiento debe ser compartido, aclarando previamente cuál es nuestra intepretación sobre la naturaleza del conocimiento.

Fuente: COMeIN

Mercè Vazquez Garcia

La innovación pensada en términos de software libre hace posible crear de manera abierta y compartida nuevas opciones de trabajar y relacionarse con el entorno, de organizar y gestionar la información disponible diariamente o construir un nuevo modelo flexible de aprendizaje electrónico.

En los últimos años la expansión del software libre ha sido posible gracias a la convicción de que los individuos no deben estar sometidos únicamente a los planteamientos más mercantilistas y de dominio del mercado, al que se ha llegado con la expansión de grandes organizaciones que han hecho una apuesta decidida por el software propietario, cerrado, que somete al usuario a las restricciones o limitaciones de las herramientas con licencia. Asimismo, la expansión también ha sido posible por justicia, es decir, para que todo individuo tenga la posibilidad de participar en un determinado desarrollo realizado por la comunidad o bien hacer uso de éste sin dar nada a cambio. Y, finalmente, para dar valor al conocimiento compartido, para que éste pueda crecer, mejorar y expandirse.

El potencial que tienen las herramientas planteadas en estos términos, junto con el planteamiento de innovación constante que hay en el seno de empresas u organizaciones de carácter diverso, como por ejemplo las universidades, ha permitido hacer realidad la creación de nuevos entornos de trabajo flexibles y accesibles desde cualquier punto, el desarrollo de software no propietario para grandes empresas, la oferta de servicios a clientes creados a partir de herramientas de software libre, la creación de gestores documentales y gestores de contenidos y la evolución tecnológica constante en sectores vinculados al aprendizaje electrónico.

Concretamente, disponer de un nuevo entorno a trabajo haciendo uso de escritorios web permite que el usuario tenga acceso a todas las herramientas de trabajo y a toda la información almacenada desde cualquier punto, plantea un gran ahorro de infraestructuras físicas e importantes inversiones de hardware por parte de la empresa, y a la vez posibilita disponer de las últimas prestaciones tecnológicas. Ésta fue la apuesta de la empresa EyeOS, que ha sido ampliamente reconocida y premiada.

Actualmente la empresa RedHat tiene como reto poner al alcance de las empresas diferentes soluciones tecnológicas a partir de una distribución estable de GNU/Linux. De este modo, se puede ofrecer un producto que tiene un ciclo de vida largo y estable y que se adapta a diferentes sectores, necesidades empresariales y retos tecnológicos. Y, por su parte, las empresas tienen la confianza de dar un paso firme hacia una nueva solución tecnológica.

La empresa Open Alliance ofrece servicios y soluciones basadas en software libre para pequeñas y medianas empresas desde el año 2004. El proyecto que ofrece actualmente, Nubola, es una combinación de escritorio web y herramientas para la gestión empresarial, para que los clientes tengan a su alcance diferentes soluciones completamente adaptables a sus necesidades. Son las llamadas aplicaciones SaaS, soluciones basadas en diferentes tipos de productos, más baratas de mantener y con un número de clientes potenciales más alto.

La apuesta empresarial de openTrends se centra en ofrecer soluciones de software libre basadas en la gestión de contenidos empresariales (portales, gestores de contenido y gestores documentales), movilidad, administración electrónica, soluciones empresariales, implantación de arquitecturas Java EE y soluciones de infraestructura Linux. Y, a su vez, participa en el proceso de aprendizaje de estudiantes de másteres universitarios, lo que permite poner en práctica nuevas necesidades de manera experimental y facilita la transferencia de la innovación de la universidad hacia la empresa.

Desde la Asociación de empresas para el Software Libre (CATPL) se apoya a todas las iniciativas empresariales que tienen como modelo de negocio el servicio y las soluciones basados en software libre, y no en la venta y mantenimiento de software propietario, lo que permite mejorar y avanzar en el desarrollo de estas herramientas a través del trabajo colaborativo.

Y, finalmente, desde el ámbito universitario también hay una apuesta decidida por compartir esfuerzos y recursos implementando soluciones basadas en software libre. Con el uso de plataformas colaborativas se aprovecha la innovación realizada por todas partes y se gana en flexibilidad para adaptarse a nuevos retos o necesidades. Con el proyecto Campus las universidades catalanas pueden compartir soluciones de aprendizaje electrónico basadas en software libre.

En conclusión, en el ámbito de la innovación el peso específico que tienen las soluciones planteadas a partir de software libre es muy tangible: (re)aprovechamiento de las aportaciones realizadas por la comunidad, amplia oferta de soluciones para un mundo cambiante y la posibilidad de crear nuevos modelos de negocio. Y para que se mantenga esta tendencia, sólo hace falta que empresas y usuarios continúen haciendo una apuesta decidida a favor de este binomio.

Read Full Post »

Leo el título de la noticia: “Larry Page dará más autoridad a los programadores que a los subgerentes”. Como suele suceder en el periodismo, el desarrollo de esta noticia no explica su título, y nos hace sospechar que una vez más quien informa no comprende de qué se trata. Aparentemente, nos dice que la estructura jeráquica de la empresa se invertirá. Naturalmente, no es esa la interpretación correcta. No se trata de dar más autoridad en general a los programadores, sino de delegarles en particular las decisiones tecnológicas por ser las personas que más saben. También quiere decir que los decisores y coordinadores deben tener en cuenta sus opiniones y para ello deben escucharles. Esto mismo lo ha planteado Martin Fowler en La Nueva Metodologia. Desde los inicios de la informática observamos que los supervisores no saben más que los programadores, de manera que la práctica niega un postulado taylorista surgido del trabajo manual. La causa de esta “anomalía” es que la programación no es trabajo manual. En consecuencia, hay que buscar fórmulas alternativas al taylorismo y las estructuras jerárquicas para crear conocimiento en las organizaciones, y ese es precisamente el tema sobre el que trata esta noticia.

Fuente: DiarioTi

Larry Page dará más autoridad a los programadores que a los subgerentes

¿Cual es el golpe de timón que se dispone a dar Larry Page, el visionario co-fundador y nuevo presidente ejecutivo de Google?

Diario Ti: Muchas cosas han pasado desde que Larry Page y Sergey fundaran Google en septiembre de 1998. El buscador minimalista se convirtió en un éxito gigantesco y, desde entonces, Google pasó a controlar el mercado de la publicidad online. Posteriormente ha lanzado un sinnúmero de productos de software y servicios, y comprado, entre otros, sitios como YouTube. En el último año ha despegado además la participación de Google en el mercado de la telefonía móvil con el sistema operativo Android, aparte de esperarse el próximo lanzamiento de Chrome OS.

>

Google ya es una empresa de primer nivel mundial, y no un proyecto que desafiaría a gigantes establecidos como Microsoft. Una de las consecuencias de lo anterior es que Google enfrenta una actitud más crítica de parte de las autoridades y de la industria informática, que lo que fue el caso en sus inicios.

La mayoría de los análisis sobre la gestión de Eric Schmidt coinciden en que tenía grandes capacidades y conocimientos en los ámbitos de organización, gerencia y la industria de las TI, pero que nunca fue un visionario creativo al estilo de Page y Brin.

Ahora que Page ha recuperado el control de una empresa que bajo la gestión de Schmidt alcanzó la prosperidad económica, no sorprende que tenga planes de dar mayor autoridad a las mentes creativas de la empresa. Según información extraoficial, en los primeros días al frente de Google, Page está dando a los programadores, y no a los subgerentes, la autoridad para tomar decisiones. Esto coincide con declaraciones hechas anteriormente por Page en el sentido que, bajo su gestión, Google recuperaría su espíritu de emprendedores de garage.

Lo anterior es propicio para los usuarios, que en el último par de años han visto las dificultades de la empresa para posicionarse, por ejemplo, en el ámbito de los servicios sociales. El proyecto Google Wave fue un total fracaso a cuya versión inicial Google debió renunciar.

Los intentos de Google por buscar un nuevo espacio con su servicio +1 podrían ser tardíos en un mercado dominado totalmente dominado por Facebook. La situación podría complicarse aún más para Google en caso de concretarse los planes, no oficiales aún, de Facebook para entrar en el mercado de las búsquedas. En este contexto, causa expectación los resultados que puedan tener las iniciativas de Page, y si estas cristalizarán en nuevos productos y servicios de gran creatividad y popularidad.

Por cierto, en 2008 el portavoz de Google reveló un pacto secreto entre Larry Page, Sergey Brin y Eric Schmidt, donde se comprometen a trabajar juntos por un mínimo de 20 años.

Read Full Post »

Les adelanto que la portada del libro dice: “INprendedores – experiencias y reflexiones sobre el arte de intraemprendizaje dentro de las organizaciones”.

Fuente: la pastilla roja

Ayer se presentó el libro INprendedores patrocinado por EOI y Fundación Telefónica recopilatorio de 19 ensayos cortos sobre el emprendizaje desde dentro de las organizaciones para las que se trabaja por cuenta ajena.

La verdad es que no me gusta nada ni INprendedor ni intra-emprendedor. Y no porque sacar adelante un proyecto desde dentro de una empresa sea más fácil, para nada, de hecho, antes al contrario, la mayoría de los que creen que tienen una idea brillante se enfrentan al dilema de abandonarla o renunciar a su empleo para intentar ponerla en práctica. Lo que no me gusta es que es un término equívoco, fruto de la moda del emprendizaje, y que relaciona la velocidad con el tocino porque emprender desde dentro no se parece prácticamente en nada a emprender desde fuera, y voy a explicar porqué.

Como bien apuntan Alberto de Vega y Eduardo S. de la Fuente ya en el capítulo 2 del libro, el principal problema del INprendedor es la inercia hacia el mantenimiento del status quo que existe en las empresas. Con el paso del tiempo las organizaciones alcanzan un equilibrio en el cual ninguno de los mandos intermedios tiene mucho que ganar removiendo nada, hasta que acontece algún suceso que causa una disrupción… Entonces los dos factores que gobiernan fundamentalmente el cambio organizativo son el miedo y la codicia. Para que un proyecto salga bien dentro de una empresa grande hay que conseguir hacerlo sin asustar a nadie y explotando las aspiraciones de los influenciadores más ambiciosos. Entonces el trabajo consiste en coordinar la movilización de recursos de múltiples departamentos todos ellos preocupados y sedientos de poder.

El escenario anterior poco tiene que ver con la situación de un emprendedor por cuenta propia. Para empezar, éste no tiene ningún problema organizativo, porque en una start-up prácticamente no hay gente. Tampoco existe ningún problema de movilización de recursos, porque en el garaje de tu casa lo único que pudes movilizar es tu piragüa y tu cortacésped. Es significativo que en todo el libro de INprendedores apenas se menciona el dinero mientras que una de las carencias más acuciantes que suelen sufrir las start-ups españolas es la carencia de caja líquida.

Lo que sí puede ser muy fructífero es relacionarse desde fuera con un INprendedor. A mi me ha funcionado durante años la táctica de intentar relacionarme con personas orientadas al logro que intentaban liderar un proyecto desde dentro de una empresa grande y que buscaban apoyo externo para ejecutar las tareas que no podían acometer internamente debido a bloqueos políticos y burocráticos.

La transferencia de tecnología universidad-empresa merece un capítulo propio aparte. En algunas comunidades autónomas funciona un poquito bien, y en las otras mayormente no funciona para nada debido en parte a la falta de cultura y conocimiento y en parte a que hacer un spin-off universitario todavía es muchas veces algo así como hacer un cisma eclesiástico.

Por último, hay también una diferencia esencial en el nivel de riesgo. Si te la juegas en un proyecto intraempresarial lo peor que te puede pasar es que salga mal y te despidan con una indemnización de unas decenas de miles de euros. Pero no conozco ningún emprendedor a quien le hayan dado un premio de consolación de equis mil euros por fracasar en un intento de proyecto empresarial. Y cuidado, porque, como dice Javier Cuervo en el capítulo 10º sobre autodiagnóstico intraemprendedor, en el arte del INprendizaje tan probable y peligroso es morir de fracaso como morir de éxito, ya que cualquier proyecto oscuro e ignorado por los mammuthus que se convierte en estrella rutilante de la noche a la mañana atrae rápidamente la atención de los depredadores de méritos ajenos que tienen tendencia a eliminar al INprendedor, deshacerse de los mercenarios externos y, en definitiva, arruinar toda la diversión.

Read Full Post »

Fuente: la pastilla roja

Ignacio del Castillo publica en su blog un desolador y trístemente acertado análisis sobre Nokia, el fracaso de Europa y el plan de Alierta.

El caso de la extinción de los dinosarurios de Nokia y su reciente acuerdo a la desesperada con Microsoft parece indicar que para sobrevivir ya no es suficiente con ser un segundón rápido.

Al menos César Alierta lo ha entendido y se anda desgañitando a decir que en Telefónica ya no pueden seguir explotando ideas de segunda mano como cuando innovar no importaba un carajo y que ahora o innovan más rápido o revientan. Aunque ya veremos si los reinos de taifas tratando de mantener su status quo y la sobrecarga gerencial le permiten a Telefónica que empresas como Apple y Amazon la pillen nuevamente con el paso cambiado.

Yo opino, no obstante, que se está exagerando al dar por sentado que Nokia está muerta. En 2008 también dijeron que Dell había perdido sus ventajas competitivas y ahí siguen, vendiendo unos portátiles que, a mi juicio, son claramente superiores a los de HP, Acer, Lenovo o Toshiba. Y con el océano azul de la línea de producto Alienware, que, después de un MacBook, es lo más geek y cool que puedes tener ahora mismo en laptop.

Articulo completo

Read Full Post »

Fuente: la pastilla roja (Sergio Montoro)

El pasado dia dos de julio el Consejo de Ministros aprobó la Estrategia Estatal de Innovación (E2I) del MICINN presentada en el Congreso de los Diputados en octubre de 2009.

Es, indudablemente, muy positivo que haya planes nacionales de I+D de los cuales muchas cosas ya se han materializado, como la creación de centros públicos de investigación, los planes Avanza, Torres Quevedo o, más recientemente Inncorpora.

Los ejes generales, Formación de recursos humanos cualificados, Financiación, Acceso a los Mercados, Cooperación Territorial, Internacionalización y Transferencia de Conocimiento; todo ello con el estímulo de la demanda pública, también son muy acertados.

No obstante, si bien la innovación continua es una actividad conveniente y necesaria la innovación por si misma no va a solucionar nuestros problemas económicos. Empezando porque sigue confundiéndose innovar en los negocios con hacer I+D con algunas honrosas excepciones, eso si, tanto en los organismos “clásicos” como CDTI, como en nuevos subprogramas estilo Innocash que parecen haber comprendido que cualquier investigación que no es trasladable al mercado o a un beneficio social, es un gasto inútil.

Yo creo que el problema no es de los que hacen los programas ministeriales, que, la verdad, como van aprendiendo de la experiencia con el paso del tiempo, pues, a pesar de sus carencias, cada año están mejor pensados que el anterior.

El problema es de los de más arriba, en el Congreso, que siguen sin entender qué es la innovación y sobre todo que no entienden que la innovación es un medio del cual se valen las organizaciones para ganar una ventaja competitiva, y no una herramienta de gestión de crisis financiera. Y no es que nos venga para nada mal ganar competitividad ¡falta nos hace! sólo que usan la innovación como opio del pueblo anunciando que nos sacará mágicamente de la economía bananera olvidándose de que aún nos queda por poner buena parte del asfalto de la carretera.

Documentos relacionados:
Presentación de la Estrategia Estatal de Innovación (PDF)
Plan de Innovación 2010 (PDF)

Read Full Post »

Fuente: kriptópolis

La revolución digital salta a las calles de Barcelona.

Esa es la noticia, pero también tenemos este poético aporte de “Melquíades”:

calles y redes

la cultura no es quedarse
encerrados en cuatro paredes
llenando manifiestos digitales
sin más compromiso que un sillón
sin arriesgar lo más imprescindible

no hay cultura libre sin un pueblo
dispuesto a salir a luchar
para pedir aquello que es de todos
aquello que no se puede conquistar con un ratón
sino llenando las calles y avenidas

no tenemos más derechos
que aquellos que podamos conquistar
con la fuerza de nuestros pies y nuestras manos
no tenemos nada más
que aquello por lo que estemos dispuestos a perderlo todo

quizás tenemos que aprender
que sin libertad no puede haber cultura libre
que sin todos los demás derechos
de nada sirve el opio
con que se adormece a los necios

si dejamos que sean otros los que canten
olvidaremos lo que sabían nuestros viejos
hemos de seguir cantando por nosotros mismos
cantando contra el miedo contra la rabia
cantando aunque sea para disimular el hambre

cantemos como cantó siempre el pueblo nómada
que las canciones son como la tierra
y sólo tienen sentido
cuando se ocupan siembran y florecen
para dar sus frutos a la gente

Read Full Post »

Older Posts »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 96 seguidores